fbpx

7 consejos para que almacenes la leche materna

Cuando tienes que volver a la rutina, una de las grandes preocupaciones es saber cómo almacenar tu leche. Aquí reunimos algunos tips para que los tengas en cuenta

7 consejos para que almacenes la leche materna

Si es hora de volver a tu trabajo o debes ausentarte de casa por algún motivo, siempre puedes extraer tu leche materna para que tu bebé la consuma cuando no estés a su lado. Esta leche conserva la mayoría de sus beneficios para la salud, por lo que siempre será una mejor opción que la formula.

Read in english: 7 tips to store your breast milk

Sin embargo, extraerse la leche, ya sea manualmente o con la ayuda de un sacaleches, requiere de una higiene adecuada y de un entorno íntimo y relajado que propicie su salida. Es por esto que reunimos algunos puntos que debes tener en cuenta si decides conservar y almacenar tú leche.

1. Lávate bien las manos y lava los recipientes que usarás con agua caliente y jabón. Coloca una etiqueta con la fecha de extracción de la leche materna en cada uno de los recipientes.

2. De acuerdo con Healthy Children, es recomendable guardar en el congelador la leche que no se va a usar en los próximos tres días. Si por algún motivo no puedes congelar la leche inmediatamente, refrigérala por algunas horas.

Si estás congelando la leche dentro de un refrigerador con temperaturas de 0 °F o −18 °C, la leche puede mantenerse congelada hasta 9 meses. Si se trata de un congelador de muy baja temperatura, −4 °F o −20 °C, la leche puede mantenerse congelada hasta 12 meses.

La leche puede estar a temperatura ambiente durante 4 horas o un par más si fue extraída con mucho cuidado, pero es mejor refrigerarla lo antes posible.

3. Almacena la leche en pequeñas cantidades. Lo recomendado es de 2 a 4 onzas para descongelar solo lo que necesites y evitar que se desperdicie. Si tu bebé deja residuos en su biberón puedes utilizarlos dentro de las próximas dos horas o congelarlo inmediatamente para otra toma.

También te puede interesar: ¿Qué puedo hacer si no puedo amamantar a mi bebé? 

4. Trata de usar siempre la leche más antigua. Es mejor usar la leche materna refrigerada dentro de los 4 días de extraída, pero se puede refrigerar hasta 8 días.

5. Una vez descongelada la leche remuévela bien. En una misma toma puedes mezclar leche extraída en distintas fechas.

6. Calienta la leche materna en un recipiente de agua tibia al baño María y prueba constantemente la temperatura de la bebida. No es seguro hacer uso de microondas pues se corre el riesgo de que tu bebé se queme.

7. Una vez que la leche materna esté descongelada, podrá almacenarse en un refrigerador y se debe usar dentro de las siguientes 24 horas.

Esta leche almacenada puede ser azulada, amarillenta, o amarronada. Es normal que la parte grasa de la leche materna tienda a subir así que deberás agitar la botella o la bolsa sellada y la grasa debería volver a la leche.

Si no lo hace, de acuerdo con el diario Family Doctor, entonces puede estar mala. Huele la leche antes de darla a tu bebé y si tiene un aroma agrio bótala inmediatamente.

 

LatinAmerican Post | Luisa Fernanda Báez

Copy edited by Laura Viviana Guevara Muñoz

 

Escucha éste artículo

 

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…