fbpx

El béisbol venezolano también se ve afectado por la crisis

Hoy en día, ni la pasión por el béisbol es suficiente para distraer a los venezolanos, ante tantas dificultades

El béisbol venezolano también se ve afectado por la crisis

Si bien el fútbol es el deporte favorito de casi todas los países latinoamericanos, el gran amor deportivo de Venezuela es el beisbol. No obstante, desde hace algunos años y como consecuencia de la crisis política, económica y social que se vive en la nación bolivariana, el deporte de la pelota y el bate se ha visto afectado. Hace un mes subió el telón de la presente campaña de béisbol del país, la cual ha tenido que lidiar con múltiples dificultades.

Read in english: The crisis in Venezuela is also affecting baseball

Un golpe al bolsillo

Varios medios venezolanos han expuesto cómo la crisis ha hecho afectado económicamente a los ciudadanos venezolanos, por lo que prefieren llevar comida a sus casas que comprar un boleto para un partido de béisbol.

Según el diario El Impulso, "la hiperinflación ha pulverizado los ingresos, y los precios de los boletos se han vuelto prohibitivos para muchos. Además de que la comida en los parques es carísima, tanto así que un perro caliente (hot dog) puede llegar a costar más del 10% de un sueldo mínimo que ronda apenas los 30 dólares al mes".

El problema de la inseguridad

Otro aspecto que sin duda ha tenido un impacto para el inicio de esta temporada, es el incremento de la inseguridad en los estadios y sus alrededores. Por esta razón, la Liga decidió pautar algunos juegos en horas diurnas, una decisión que tampoco ha logrado atraer a la afición.

De acuerdo con Lider en Deportes, los fanáticos evitan ir al parque por el temor a los asaltos en las calles o en los mismos escenarios deportivos. Además, dada la crisis nacional del transporte, los espectadores ya no saben cómo volver a casa una vez terminados los partidos.

 

Te puede interesar: Lo difícil de ser deportista en Venezuela

El patrocinio

Hay otro tema que también ha incidido en la baja afluencia de público en las gradas de los diferentes parques del país, los cuales se manejan en cifras mínimas. Este no es otro que el rechazo del venezolano al patrocinio de la estatal petrolera venezolana PDVSA a la Liga de Béisbol Profesional (LVBP). Esta garantizó 12 millones de dólares para cubrir algunos gastos de la presente campaña, aún ante la conocida falta de recursos básicos de la población venezolana, como comida, medicinas y servicios públicos.

Los 12 millones de dólares están destinados para cubrir "desde el costo de las pelotas importadas hasta los salarios de los siete jugadores extranjeros de cada equipo (en su mayoría prospectos de las ligas menores en Estados Unidos)", detalla el diario Líder.

También el vandalismo

Pero las dificultades no acaban allí. También el problema de vandalismo que se vive en Venezuela contribuyó a que los equipos locales tuvieran que realizar algunos gastos exorbitantes para poder jugar la temporada actual. Esto se debe a que desde la grifería hasta el cableado de luz y del internet han sido robados en algunos de los parques nacionales.

Según El Impulso, solo para reparar la iluminación de un estadio como el Luis Aparicio "El Grande" de Maracaibo, sede de los Águilas del Zulia, se necesitan $ 39.000 dólares. esto debido al robo casi total del sistema de alumbrado.

Un mensaje

Al final, alguien llegó para tomar la palabra en toda esta historia. Se trata del ex campocorto venezolano de las Grandes Ligas, Ozzie Guillén, campeón del béisbol de Estados Unidos con los Medias Blancas de Chicago y hoy en día timonel de los Tiburones de La Guaira. Guillén aseguró que si bien la Liga y su equipos están expuestos a cualquier tipo de inconvenientes, se debe lidiar con todo esto.

"Yo no vine a Venezuela ni a llorar ni a quejarme de la realidad que sé que es difícil. A los fanáticos les digo, yo sé que las cosas están difíciles, pero yo creo que esto trae más felicidad y más alegría a los fanáticos que tristeza. El béisbol es la pasión más pura del venezolano y pese a las adversidades hay que tratar de seguir disfrutando de ella", declaró al Impulso.

 

 

LatinAmerican Post | Freddy González

Copy edited by Diana Rojas Leal

Escucha éste artículo