fbpx

¿Por qué las mujeres emprendedoras quieren tomarse la política?

La situación de las mujeres en el mundo empresarial las ha obligado a buscar otros métodos para cumplir sus metas y la política es una opción para reivindicarse

¿Por qué las mujeres emprendedoras quieren tomarse la política?

La gran inconformidad de las mujeres hacia la actual discriminación estructural de género en el mundo de los negocios ha llevado a varias a involucrarse más en el mundo de la política. Muchas no han decidido solo hablar, sino participar activamente en decisiones administrativas por medio de elecciones a cargos públicos. 

Read in english: Why do women entrepreneurs want to be politicians?

Según una encuesta realizada por Inc, junto con Fast Company, el 22% de las mujeres emprendedoras en Estados Unidos están considerando lanzarse a estos cargos administrativos, así como en el Congreso, la Cámara de Representantes, como Gobernadora, entre otras. 

Según un reporte de Hiscox, a pesar de que en los últimos 15 años, ha existido un crecimiento exponencial en las empresas fundadas por mujeres, éstas siguen siendo discriminadas en el ámbito laboral de diversas maneras. 

Prioridades: Acabar con el acoso sexual y la discriminación de género

Uno de los problemas más grandes ha sido el acoso y la agresión sexual dentro de las oficinas. De hecho, según el reporte de Inc, el 53% de las mujeres han experimentado esto en su capacidad como fundadora de una empresa. El reporte también señala que los peores agresores son los inversores y banqueros con un 58%, seguido por vendedores y proveedores con un 50% y, finalmente, los empleados y subordinados con un 27%. 

En adición a esto, la discriminación a la hora de conseguir préstamos bancarios para empezar sus emprendimientos es sumamente complicado. El 62% de las mujeres que buscan financiamiento han experimentado prejuicios en el proceso. Tan solo el 2% de todo el capital de riesgo es asignado a mujeres, y un 3% a CEOs. 

Incluso, un estudio del Harvard Business Review aclaró que la digitalización de los bancos ha complicado aún más la aprobación de créditos a mujeres, por las que estas han tenido que optar por otros métodos, algunos más extremos.

Lee también: La digitalización de los bancos afecta a las emprendedoras 

Por ejemplo, según la misma encuesta de Inc, 63% han fundado sus startups con ahorros propios. Un 28% ha tomado capital de riesgo, mientras que un 35% ha buscado inversores informales. Por otro lado, el informe de Hiscox dice también que las mujeres también han encontrado más respaldos en medios como el crowdfunding. 

La política como mejor opción de cambio

Así pues, esta brecha que ha discriminado a las mujeres emprendedoras, volviendo sus ambiciones cada vez más complicadas, las ha llevado a buscar opciones de cambio, y esto lo han hecho por medio de la política. Así como aclaran varias emprendedoras encuestadas, “si las mujeres no son representadas en nuestro gobierno, nuestras necesidades nunca serán escuchadas”. Muchas fundadoras de empresas están políticamente energizadas buscando sus derechos. 

Esto ha aumentado aún más desde las elecciones de 2016, en las que Donald Trump quedó como presidente de los Estados Unidos. Además del 22% de las mujeres que ahora consideran lanzarse a cargos públicos, un 51% ha estado más políticamente activo desde esta misma fecha. 

El 84% de las mujeres dijeron que no volverían a votar por él en 2020. Las mujeres, en su mayoría, han tenido mayor inclinación hacia el partido demócrata, pues el 70% dijo haber votado por Hillary Clinton. 

Varias de las encuestadas por Inc y Fast Company aclararon no encontrar tan desfavorable a Trump, pero las que sí lo ven como perjudicial están tomando acción. 

Sin embargo, esta politización de las emprendedoras puede ser un gran riesgo, pues se les ha sido difícil balancear sus roles como emprendedoras con un nuevo sentimiento de activismo político y, en algunos casos, con sus familias. Además del tiempo que consumirían estas campañas, una alta inclinación podría alejar a los clientes de sus empresas. Si se va a tomar una posición política en estos casos, se deben asumir consecuencias a sus negocios, así aclara el reporte de Inc. 

 

LatinAmerican Post | Valentina Moya
Copy edited by Marcela Peñaloza

Escucha éste artículo


We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…