fbpx

¿Terapia de duelo? Necesaria e indispensable

Si recientemente has perdido a un ser querido y no encuentras salida para el dolor, te contamos algunas tareas que te ayudarán para alivianar la pérdida

¿Terapia de duelo? Necesaria e indispensable

La pérdida de un ser querido es inevitablemente uno de los momentos más devastadores por los que una persona tiene que pasar en su vida. La ausencia de alguien y la normalización de su falta es un reto que hay que afrontar con mesura para evitar estados de depresión.

Read in english: Grief therapy? Necessary and indispensable

La manera de experimentar el duelo nunca es igual de persona a persona, por lo que la mejor forma de poder comprenderlo para sobrellevarlo, es recurrir a la ayuda profesional. Según el portal Psicología y Mente, el objetivo de la psicoterapia es ofrecer ayuda para enfrentar y superar la pérdida de manera saludable.

Las tareas del duelo

Según el psicólogo J. William Worden, el duelo es una reacción emocional dada al experimentar una pérdida de toda índole; se manifiesta con aflicción y sufrimiento. En su libro, El Tratamiento del Duelo, Worden describe diferentes tareas que la relación terapeuta-paciente debe llevar a cabo cuando se presenta esta situación.

La primera de ellas es aceptar la realidad de la pérdida, aquí es donde el paciente se encuentra en estado de negación por lo cual buscará negar la realidad o apegarse a la idea de que la muerte puede revertirse.

En esta etapa, la ayuda psicológica es primordial porque impulsa a la persona a aceptar la muerte no solo de manera intelectual, sino emocional. Para ello es importante hablar sobre la pérdida y las situaciones que llevaron a la muerte. ¿Dónde pasó? ¿Cómo pasó? ¿Por qué pasó?

La segunda tarea importante requiere trabajar las emociones y el dolor de la pérdida; por lo cual, en esta etapa el dolor y la expresión del sentimiento son importantes. Reprimir o evitar las emociones dolorosas que resultan del duelo es contraproducente.

También te puede interesar: No pierda dinero, cuide la salud mental de sus trabajadores 

La función esencial en este momento por parte del terapeuta radica en ayudar a reconocer y manifestar los sentimientos asociados al dolor, como lo pueden ser la angustia, la ira, la culpa, la soledad, entre otros; todo esto valiéndose del estímulo de la inteligencia emocional.

La tarea tres se refiere a cómo adaptarse a un medio en el que el fallecido ya no está, para ello deben verse diferentes dimensiones de la vida. Las externas o la vida cotidiana; las internas o la influencia de la pérdida en la concepción de sí mismo; y las espirituales o el constructo moral que el paciente tiene después de darse la situación de pérdida.

En este momento, es importante asumir un rol al que no estaba acostumbrado con el desarrollo de habilidades que coadyuven a asumir nuevas vivencias, papeles y concepciones de sí mismo y del mundo.

La cuarta tarea consiste en recolocar afectivamente al fallecido y continuar viviendo. El futuro es un enfoque de gran relevancia en el camino del duelo, por esto, la mirada proyectiva de que el dolor se alivianará es algo que debe recordarse con el pasar del tiempo. Así las cosas, se hace menester que la persona en duelo reconozca que la vida sigue y que el recuerdo de los seres queridos es un vínculo que de ninguna manera debe detener el curso de la existencia.

El terapeuta debe “No ayudar a la persona a ‘renunciar’ al fallecido, sino a encontrar un lugar adecuado para él en su vida emocional, un lugar que le permita continuar viviendo de manera eficaz en el mundo”, escribe Worden en su libro.

La importancia de la terapia de duelo

Según el portal Psicología y Mente, el propósito de la terapia de duelo es ayudar a recuperar el equilibrio emocional de forma mesurada y tranquila, previniendo cuadros depresivos u otros trastornos emocionales o mentales asociados a un duelo no tratado o reprimido. Esta terapia es esencial en el manejo de la experiencia a corto y largo plazo, puesto que estimula la expresión de los sentimientos, la medida de la añoranza y los recuerdos y la proyección al futuro.

A pesar de que el duelo puede sufrirse por otras pérdidas, como la desilusión por los objetivos no alcanzados, las rupturas amorosas, el desempleo, etc. La terapia de duelo tiene una mirada objetiva sobre la muerte de familiares o seres queridos, por lo que permite al paciente entender las etapas del mismo, a sentirse apoyado, al desarrollo de afectividades resilientes y de estrategias de superación.

 

LatinAmerican Post | Jorge Becerra

Copy edited by Vanesa López Romero

Escucha éste artículo


We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…