fbpx

¿Estás embarazada y quieres hacer ejercicio? Esta rutina es para ti

Con esta sencilla rutina te mantendrás saludable y podrás aliviar dolores e incomodidades

¿Estás embarazada y quieres hacer ejercicio? Esta rutina es para ti

Hacer ejercicio durante el embarazo sí es posible, de hecho, es necesario para mantenerte físicamente activa y además trae beneficios para ti y para tu bebé. Por ejemplo, hará más fácil el parto, bajará los dolores de espalda, te mantendrá en forma y evitará que subas más del peso que debes subir.

Read in english: Are you pregnant and want to exercise? This routine is for you

Con esta sencilla rutina, que deberías realizar todos los días, verás dichos beneficios y crearás un vínculo aún más fuerte con tu bebé.

Recuerda consultar con tu médico antes de iniciarla, para que no vayas a tener contra indicaciones.

1. Cardio: Puedes realizar cardio 20 minutos diarios antes de empezar tu rutina como tal. Esto te ayudará a mejorar la circulación y te va a evitar esas hinchazones incómodas. 

2. Posición de rana: Siéntate con las piernas cruzadas y enderézate. A continuación descruza las piernas y pon las plantas del pie contrapuestas. Baja las rodillas lentamente lo más que puedas mientras vas respirando profundamente y estirando la columna vertebral. Realiza 6 repeticiones.

3. Sentadillas: A continuación realiza 15 sentadillas, descansa y vuelve a realizar 15. Ve despacio y mantén las piernas separadas y fuertes. Cuando bajes, procura tensionar el abdomen, respirar y esperar unos cuantos segundos para volver a subir. Este ejercicio te ayudará a prepararte para el proceso de parto. 

4. Elevación de piernas: Acuéstate boca arriba y levanta una pierna completamente estirada, mantenla arriba por unos cuantos segundos y luego comienza a bajar mientras vas dando vueltas con tu pierna hasta llegar al piso de nuevo. Vuelve a realizar el ejercicio con la otra pierna y has lo mismo por 15 veces. Descansa y vuelve a empezar. 

Lee también: 5 datos que no sabías de la fecundación in vitro

5. Postura del gato (Marjaryasana): Ponte en cuatro, procura que tus rodillas estén alineadas con tu pelvis y que tus hombros lo estén con las palmas de tu mano sobre el piso. Mantén la columna larga y recta, que la cabeza sea una extensión de ella. A continuación arquea la espalda hacia arriba hasta donde puedas, quédate ahí e inhala. Después comienza a arquear la espalda hacia abajo y exhala mientras vas llegando a la posición. Realiza esto 20 veces. 

Con que realices esta rutina todos los días durante tu embarazo y la vayas intercambiando vas a notar que estás más activa físicamente y tu postura va a mejorar bastante. 

 

LatinAmerican Post | Vanesa López Romero
Copy edited by Marcela Peñaloza

Escucha éste artículo