fbpx

Llegó diciembre, tiempo de villancicos, paz y familia

Vivir la Navidad y comenzar el año trabajando hacia el mismo objetivo

Vivir la Navidad y comenzar el año trabajando hacia el mismo objetivo

Llegó diciembre, tiempo de villancicos, paz y familia

Ya llega diciembre el mes de la felicidad, de pasar tiempo en familia y amigos en paz y armonía, tiempo de dar. Aunque suena difícil después de todo lo sucedido a nivel nacional e internacional en todos los aspectos de la vida pública.

Es por esto que LatinAmerican Post quiere hacer la invitación a que todos nos unamos para trabajar hacia el mismo objetivo como seres humanos que somos sin importar religión, posición política, raza o cualquier otra diferencia que podamos considerar existe entre nosotros.

Todo esto se logra comenzando a encontrar puntos en común con nuestras familias, amigos, barrios y comunidades que nos lleven a pensar en conjunto, logrando así formar un equipo y poder disfrutar de las fechas más bonitas e importantes para Latinoamérica. La Navidad es la época más especial del año para las familias pues es motivo para reunirse, compartir un buen rato, estar en paz, armonía y amor con todos en general. Es tiempo de olvidar discrepancias y enemistadas que muy probablemente si se piensa bien, pueden no tener fundamento alguno, es época de reconciliación con los demás y con nosotros mismos.

Quizá le interese leer: Latinoamérica podría ser líder en energías renovables

Diciembre es el último mes del año y llega con él el resumen de lo que se vivió y se hizo durante éste, dándonos la oportunidad de comenzar a escribir un nuevo capítulo de la historia. Es el momento de cerrar un año de oposiciones, malos entendidos y disputas, que sólo dejan un mal sabor de boca. Vale la pena olvidar y seguir adelante con el propósito de dar al mundo solidaridad, unión, cooperación y ganas de luchar por una mejor sociedad con valores y en paz. 

La tolerancia, es un valor del que mucho se habla pues es éste el punto de partida para que el propósito de año nuevo se vuelva realidad, y fiestas como las decembrinas se puedan vivir en total plenitud y felicidad. Significa la actitud de aquella persona que respeta opiniones o ideas diferentes a la propia. Y como regla de oro en todo el mundo “no hagas al otro lo que no quieres que te hagan a ti”, norma básica para la convivencia y el respeto en cualquier cultura o religión en el mundo, porque así entendemos que no hay brechas, no hay diferencias, todos somos seres humanos, todos somos uno.

Es momento de comenzar a construir consensos para poder lograr un objetivo en el que todos podamos trabajar en unidad y lograr nuestros propósitos individuales y en común. Lo importante será que ese espíritu de armonía, paz, y conciliación que se respira en el mes de diciembre viva en cada una de las personas por el resto del año para que así ésta iniciativa no sea una cuestión momentánea sino algo que esté presente siempre, en el día a día. 

 

LatinAmerican Post | Equipo Editorial

Escucha éste artículo