fbpx

¿Quién gana en el TLC de Chile-Brasil?

La acelerada firma del Tratado de Libre Comercio (TLC) entre Chile y Brasil generó diversas opiniones a favor y en contra de la negociación

¿Quién gana en el TLC de Chile-Brasil?

Cinco meses, ese fue el tiempo de negociación entre los gobiernos de Chile y Brasil para sacar adelante la firma del Tratado de Libre Comercio (TLC) entre ambas naciones, el cual será un complemento al acuerdo ACE 35 con Mercosur. Además de esto, el acuerdo también regula el comercio y está vigente desde los años 90.

Read in english: Who wins with the FTA agreement between Chile and Brazil?

El TLC entre estos dos países no puede ser muy beneficioso para la región, dado que el levantamiento de los aranceles fortalecerá a las trasnacionales y hará ‘temblar’ a la industria interna de cada nación. Sin embargo, hace falta la aprobación de la Cámara de Brasil cuando se posesione Jair Bolsonaro el próximo primero de enero de 2019, ya que el proceso se adelantó entre el mandatario chileno Sebastián Piñera y el saliente Michel Temer.

Los economistas analizan que este movimiento en Sudamérica reafirma al gobierno capitalista de Piñera y el cambio sustancial que está pasando Brasil desde la elección de Bolsonario, pasando radicalmente de izquierda a derecha.

Aunque no se conozca mucho sobre el contenido del acuerdo entre ambos países, el diario El Mercurio de Chile indica que se han concretado temas como Pymes, Telecomunicaciones, Cooperación, Género, Buenas Prácticas Regulatorias y Cadenas Globales de Valor, quedando por afinar Medidas Sanitarias, Facilitación del Comercio, Estándares Laborales y Comercio Electrónico.

¿Quién gana?

Brasil es el primer socio comercial de Chile en Latinoamérica. Entre enero y agosto del presente año, el intercambio comercial entre los dos países fue de 6.808 millones de dólares, variación del 21% en relación con el mismo periodo de 2017.

Además, el país carioca, con 208 millones de habitantes, es el principal receptor de la inversión directa de los australes en el exterior, con un stock acumulado de 35.253 millones de dólares entre el periodo 1990 y 2017, es decir, un 29.5% del total de todas las inversiones chilenas directas en el mundo.

“Si Brasil soluciona sus problemas y arriban más inversiones reales y financieras a dicho país, Chile se ve directamente beneficiado porque la región en su conjunto mejora y recibe más inversiones (...) A los inversionistas extranjeros les importa más lo que pasa en México, Brasil y ahora Argentina, que las realidades de Chile y Perú, por ejemplo, a la hora de invertir”, aseguró Patricio Rojas, economista de Rojas y Asociados, al rotativo El Mercurio.

Lea también: Chile lídera en desarrollo humano, pero persiste la inequidad de género

De acuerdo con cifras entregadas por Dirección General de Relaciones Económicas Internacionales (Direcon), las exportaciones de 2017 desde Chile hacia Brasil representaron el 66% del total enviado hacia los países fundadores del Mercosur, registrando 3.413 millones de dólares, un 14% mayor a lo acontecido en 2016.

Dicha facturación corresponde el 43% a cátodos, minerales de cobre y productores relacionados, y significativos aumentos en los vinos embotellados (20%), productos metálicos, maquinarias y equipos (16%), productos químicos (15%) y embarques de salmón (11%).

Pero Brasil también recibió su ‘tajada’ comercial, ya que las importaciones chilenas desde el país de la Samba representan cerca del 60% del total introducido desde los países fundadores del Mercosur, llegando a 5.614 millones de dólares, 30% de ellos provenientes de los aceites crudos del petróleo, seguido por la carne bovina, vehículos y tractores de carretera.

Y si fuera poco, entre 1990 y 2016, 150 empresas chilenas desarrollaron cerca de 290 proyectos en territorio brasileño, los cuales superan los 31 mil 600 millones de dólares, un 27.7% del total de las inversiones australes en el mundo.

Sin lugar a duda este TLC tiene a muchos ‘tirando calculadora’, lo cierto es que algunos critican la forma acelerada en que se ha llevado este proceso, y el posible favorecimiento a las trasnacionales, ‘sepultando’ las aspiraciones de los pequeños y medianos comerciantes locales.

 

LatinAmerican Post | Jorge Hernández

Copy edited by Laura Viviana Guevara Muñoz

Escucha éste artículo


E-Learning

Follow Us

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…