fbpx

 

 

¿Qué medicamentos no puedo tomar durante mi embarazo?

Escucha éste artículo


Tomar algunos medicamentos durante el embarazo puede generar complicaciones en el correcto desarrollo del feto

¿Qué medicamentos no puedo tomar durante mi embarazo?

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), tomar algunos medicamentos durante el embarazo puede ser sumamente dañino para el feto, pues al atravesar la placenta estos fármacos exponen al bebé a sustancias que podrían ser perjudiciales para su adecuado desarrollo. El doctor Elkin Muñoz explicó al diario ABC que "Hay un gran porcentaje de medicamentos que llegan al feto a través de la placenta, de la misma manera que lo hacen el oxígeno y los alimentos. Así, pueden perjudicar el correcto desarrollo del feto y ocasionarle lesiones o incluso la muerte".

Read in english: What medications can I not take during my pregnancy?

Luego añadió: "Del mismo modo, pueden influir en la placenta, generando en el futuro bebé problemas como bajo peso al nacer o un menor desarrollo. Otro tipo de fármacos, por su parte, pueden ocasionar partos prematuros debido a un mecanismo de contracción de los músculos del útero. De ahí la importancia de prescindir de la ingesta de medicamentos durante la gestación, excepto en los casos en los que sea absolutamente necesario para el buen estado de salud de la madre".

Según se sabe, la etapa durante la cual el feto es más sensible al efecto de los medicamentos es durante el primer trimestre, fase en la que la mayoría de los órganos comienzan su formación. Sin embargo, esto no significa que las madres deban suspender cualquier tipo de medicación recetada por un especialista para curar alguna afección durante el embarazo por miedo a dañar el feto, pues esto podría resultar incluso más perjudicial para la salud de ambos.

Es por esto que se han creado diversas clasificaciones que indican qué medicamentos son más o menos seguros durante el embarazo. Una de las más completas es la realizada por la Food and Drug Administration, encargada de la autorización y seguimiento de los medicamentos en Estados Unidos. Esta clasificación, de acuerdo con inatal, agrupa a los medicamentos en cinco categorías de menor a mayor riesgo para el feto:

  • Clase A: se consideran seguros en el embarazo pues no representan un riesgo en el primer trimestre. Entre ellos se encuentran: vitamina B6, ácido fólico, calcio, potasio, ácido ascórbico, hierro y levotiroxina en dosis recetadas.
  • Clase B: se refiere a medicamentos que se usan frecuentemente y no representan defectos congénitos graves y otros daños en el feto. Destacan el ibuprofeno, corticoides, acetaminofenol, aspartato, insulina, amoxicilina, ácido clavulánico y azitromicina.
  • Clase C: existen efectos perjudiciales para el feto y, de acuerdo con el diario ABC, deben utilizarse sólo cuando el beneficio puede justificar ese riesgo. Algunos de ellos son: proclorperazina, Amikacina, Atenolol, Beclometasona, Betametasona, Cafeína, Carbamazepina, Codeína y la ciproflozacina.
También te puede interesar: Niños violentos ¿Culpa del castigo físico y psicológico?
  • Clase D: pueden representar riesgo al feto y sólo se recomiendan en una situación de riesgo para la madre. Están: Acenocumarol, Ácido Acetilsalicílico, Diazepam, Valproico, litio, fenitoína, algunos quimioterápicos y el alcohol.
  • Clase X: no existe beneficio alguno sobre la embarazada y está contraindicado totalmente su uso durante la gestación. Se encuentran dentro de esta categoría: Isotretinoína Accutane, Misoprostol, Talidomida, Raloxifeno, Simvastatina o Nandrolona, entre otros.

Por último, aunque existen comentarios a favor del uso de medicamentos naturales y hierbas durante el embarazo, no existen muchos estudios que demuestren sus beneficios. Por esto, es importante no ingerir ningún producto herbario sin consultar antes a su médico de cabecera o especialista, pues pueden contener agentes que dañen a la madre y al feto en desarrollo.

"Lo que está claro es que cualquier información y consulta relacionada con la administración de medicamentos ha de realizarse siempre a un especialista, huyendo del autodiagnóstico y la automedicación, e incluso de esos vecinos, amigos y familiares de cabecera que prescriben por su cuenta, basándose en su propia experiencia", concluye el doctor Muñoz.

 

LatinAmerican Post | Luisa Fernanda Báez

Copy edited by Diana Rojas Leal
 

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…