fbpx

Temporada de frío: descubre cómo proteger a tu niño

Escucha éste artículo

 

Encuentra aquí algunos consejos prácticos para evitar que tu hijo sufra las enfermedades típicas del invierno

Temporada de frío: descubre cómo proteger a tu niño de las enfermedades

Con la llegada del frío existe un aumento de enfermedades en niños y jóvenes que afectan principalmente las vías respiratorias, como la gripe, bronquitis, faringitis y otras más graves como la neumonía. Además, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la cifra de asma va en aumento y se prevé que en los próximos 20 años 100 millones de personas desarrollen este mal.

Read in english: Cold season: discover how to protect your child from diseases

La entidad aseguró también que en esta temporada hay un incremento cercano al 20 por ciento de pacientes con reacciones alérgicas en la mucosa nasal que conducen al desarrollo de asma. 

"Las bajas temperaturas también pueden provocar enfermedades cutáneas, como la dermatitis atópica", explicó María Rosa Albañil Ballesteros, pediatra y miembro de la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPap), al El País. 

Dado que los niños no tienen el sistema inmunológico lo suficientemente maduro y no tienen la misma capacidad de defensa que los adultos, son especialmente vulnerables al frío y son más propensos a contraer enfermedades, sobre todo si están en contacto con otros niños. 

Encuentra aquí algunos consejos prácticos para evitar que tu hijo sufra las enfermedades típicas del invierno:

1. Abrigarlos correctamente: de acuerdo con el portal de salud Faros, aunque debes abrigar a tu hijo antes de exponerlo a cambios bruscos de temperatura, cubrirlo demasiado puede ser contraproducente. Esto se debe a que el exceso de tela les impedirá regular su temperatura corporal con la del ambiente y asegurar los mecanismos de transpiración adecuados. 

El tipo de material también es importante. La lana, por ejemplo, puede acumular polvo, irritar las vías respiratorias y causar alergias, por lo que el material más apropiado para los niños es el algodón. También cubre bien su nariz y su boca. 

Te puede interesar: ¿Qué medicamentos no puedo tomar durante mi embarazo? 

2. Mantener la casa templada: el diario Bebés y Más recomienda no utilizar la calefacción a tope, sino permitir al organismo que utilice sus propios mecanismos reguladores de adaptación al frío.

3. Correcta higiene: en la medida de lo posible evita que tu hijo se acerque a otros niños o personas enfermas, o que comparta utensilios como cubiertos, platos, vasos y toallas. Además, lavarse las manos antes de comer o al entrar a casa reduce casi un 30% las posibilidades de que aparezca una enfermedad respiratoria aguda.

4. Seguir una dieta variada y saludable: la alimentación juega un papel vital a la hora de evitar enfermedades y resfriados. Si aún das pecho a tu bebé, la lactancia estimulará su sistema inmunológico; si ya toma sólidos, incluye frutas, verduras, pescado y leche. 

5. Evita los ambientes con humo de cigarrillo, los cambios bruscos de temperatura y ventila al menos 10 minutos cada habitación. 

 

LatinAmerican Post | Luisa Fernanda Báez

Copy edited by Diana Rojas Leal

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…