fbpx

5 razones para hacer Pilates durante el embarazo

Escucha este artículo


Varios expertos recomiendan practicar, de manera cuidadosa y controlada, el método Pilates durante el embarazo, pues tiene beneficios para el cuerpo de la madre

5 razones para hacer Pilates durante el embarazo

Aunque el embarazo es una de las épocas en donde más precaución se debe tener, esto no significa quietud total. De hecho, de acuerdo con el diario Hola, el ejercicio durante esta etapa mejora el funcionamiento del corazón y de la circulación, ayuda a evitar un aumento de peso excesivo y reduce el estrés. 

Read in english: 5 reasons to do Pilates during pregnancy

Es por esto que varios expertos recomiendan practicar, de manera cuidadosa y controlada, el método Pilates, pues tiene beneficios de gran impacto para el cuerpo de la madre.

Mejora la respiración y fortalece el suelo pélvico

Durante las sesiones de Pilates se trabaja la duración de la respiración y la redirección del aire hacia diferentes zonas del cuerpo, conocimientos bastante útiles a la hora del parto tanto la duración de las distintas fases de la respiración, como la redirección del aire hacia distintas zonas de nuestro cuerpo para realizar distintos tipos de respiraciones. 

También te puede interesar: Todo lo que debes saber para organizar tu baby shower

Fortalecimiento del suelo pélvico

Tanto antes, durante como después del embarazo se notarán los efectos de los Pilates en la musculatura del suelo pélvico, especialmente durante la fase expulsiva del parto. Además, un suelo pélvico será muy útil a las madres en la etapa de recuperación. 

Mejora la postura

Con este entrenamiento se consigue mejorar la postura y la alineación corporal, algo imprescindible para corregir el esfuerzo de inclinación pélvica que se produce a medida que crece la barriga y que deriva en dolores lumbares o problemas posturales. 

Favorece la buena salud mental de la madre

De acuerdo con el diario Los Tiempos, los Pilates favorecen los altibajos emocionales, reduciendo la fatiga y el cansancio, mejorando el estado de ánimo, y ayudando en la conexión emocional entre el bebé y la madre.

Mejora la circulación

Con la práctica constante de Pilates para embarazadas, las madres favorecen la correcta circulación sanguínea, previniendo la aparición de molestias bastante comunes, como los calambres, la celulitis y las varices. 

También te puede interesar: ¿Sabes cómo debes cuidar tu piel durante el embarazo? 

Sin embargo, a pesar de todos estos beneficios, es importante que consultes a tu ginecólogo antes de empezar a practicar, pues puede que no sean los ideales para tu cuerpo. Si tu ginecólogo te da el visto bueno, el segundo trimestre es el momento adecuado para empezar tus sesiones de Pilates, pues es menos riesgoso que los primeros tres meses. 

 

LatinAmerican Post | Luisa Fernanda Báez

Copy edited by Laura Viviana Guevara Muñoz

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…