fbpx

5 pasos para que tu bebé deje el biberón nocturno

Escucha este artículo


Para algunos niños esmuy difícil abandonar el biberón, especialmente en la noche. ¡Te mostramos algunos trucos bastante sencillos que puedes llevar a la práctica!

5 pasos para que tu bebé deje el biberón nocturno

El último biberón del día es el más difícil de abandonar: además de permitir a los niños satisfacer sus necesidades de alimentación y succión, para algunos bebés se convierte en un objeto de consuelo que los ayuda a dormirse fácilmente. 

Read in english: Follow these 5 steps and your baby will leave the feeding bottle at night

De acuerdo con Baby Center, este proceso depende de cada bebé, pero se cree que entre los 4 y 6 meses la mayoría de niños ya consumen suficientes calorías durante el día como para poder dormir cinco o seis horas seguidas de noche.

Por su parte, los pediatras recomiendan abandonar el biberón alrededor del año o a más tardar a los 18 meses, en cuanto el pequeño aprenda a beber en vaso. 

También te puede interesar: ¿Mamá primeriza? 4 errores que no puedes cometer 

Además, el biberón nocturno puede traer consigo varios problemas para la salud del bebé: según el diario Ser Padres, el tetero nocturno puede generar obesidad, caries cuando el menor se queda dormido con él en la boca, problemas de sueño, malos hábitos de alimentación y apiñamiento de los dientes. 

Sin embargo, es importante abordar este proceso gradualmente y con suavidad, por lo que te presentamos algunos trucos bastante sencillos que puedes llevar a la práctica: 

1.    Ofrecerle líquidos desde los siete u ocho meses en una taza. Al principio solo jugueteará, después beberá pequeños tragos y a partir del año beberá bastante cantidad en una taza.

2.    Prolonga su sueño nocturno retrasándole la última toma del día, o prepárasela más abundante. Así le producirá una mayor sensación de saciedad.

3.    Si el niño se despierta por la noche y solo se calma dándole de comer, hazle un biberón con poca leche. Y a la noche siguiente, cuando se despierte llorando, prepárale menos cantidad de leche. Si pide alimento para tranquilizarse, no es necesario que le des grandes cantidades de comida.

También te puede interesar: 4 formas de jugar con tu recién nacido 

4.    Procura que las últimas horas del día sean tranquilas. Evita los juegos bruscos y favorece actividades relajantes, como leerle un cuento. Aunque ya no le prepares biberón, ve a su dormitorio si se despierta, porque en este proceso será más difícil que concilie el sueño él solo.

5.    Asegúrate de que coma lo suficiente durante el día. Es posible que a medida que tu bebé crezca se vuelva más activo y quiera menos biberón durante el día. Compensarlo por la noche no es la solución, por el contrario, trata de que obtenga los alimentos necesarios antes de ir a cama. Puedes intentar darle más tomas con menor cantidad de leche. 

 

LatinAmerican | Luisa Fernanda Báez

Copy edited by Vanesa López Romero
 

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…