fbpx

¿Qué significa la renuncia del presidente del Banco Mundial?

Escucha este artículo

 

El decimosegundo presidente de la organización anunció su renuncia para comenzar a trabajar en una firma privada, ¿qué sucederá ahora?

¿Qué significa la renuncia del presidente del Banco Mundial?

Jim Yong Kim, presidente del Banco Mundial desde el 2012, anunció esta semana su retiro de uno de los cargos más importantes para la economía y el desarrollo. Nacido en Corea del Sur pero criado en los Estados Unidos, Jim Yong Kim ocupó cargos en varias universidades Ivy League, llegando a ser presidente de Dartmouth College de 2009 a 2012, de dónde pasó al banco de desarrollo más grande del mundo.

Read in english: What does the resignation of the President of the World Bank mean?

Tras casi seis años en la institución, Kim anunció que pasaría a trabajar para un fondo de inversión neoyorquino: Global Infrastructure Partners, cuyo negocio, según el Banco Mundial, se centra en incrementar la inversión para infraestructura en países en desarrollo. Apenas el año pasado, Jim Yong Kim fue reelegido para servir cómo presidente del Banco Mundial hasta el 2022.

En una nota a su equipo de trabajo, publicada por The Financial Times, Kim afirmó que pretende continuar en su lucha para erradicar la pobreza y fomentar el desarrollo, sólo que desde el sector privado.

“La oportunidad de trabajar en el sector privado fue inesperada, pero he concluído que este es el camino mediante el cual voy a poder tener el mayor impacto en asuntos globales de primera importancia, cómo el cambio climático y el déficit de infraestructura en las economías emergentes.”

¿Un posible conflicto de intereses?

El repentino retiro de Kim supone una serie de problemas. Para él, pasar a trabajar en el sector de la infraestructura y el desarrollo desde una firma privada, significa un fuerte conflicto de intereses con el Banco Mundial, quien se desempeña como mayor prestamista dentro de ese mismo campo.

Como medida para mitigar los efectos de un posible conflicto de intereses, en Global Infrastructure Partners se le va a prohibir a Jim Yong Kim tratar con el Banco Mundial en cualquier dimensión durante su primer año en el cargo.

Una difícil sucesión

A partir del primero de febrero, cuándo se retire Jim Yong Kim, la presidencia la asumirá de forma temporal la actual directora ejecutiva de la organización, Kristalina Georgieva. La búlgara, aunque desde una posición temporal, se destaca por ser la primera mujer en el cargo.

La posición de Georgieva probablemente no pase de ser temporal, pues el presidente del Banco Mundial siempre ha sido escogido por los Estados Unidos, ha sido un inversionista mayoritario del banco, y siempre ha sido ciudadano de este país.

No obstante, durante la era Trump, será difícil predecir quién sucederá de forma permanente a Jim Yong Kim.

Desde sus días como candidato, Donald Trump se ha mostrado escéptico frente al rol de las organizaciones multilaterales como el Banco Mundial. Por esa razón, el retiro de Kim probablemente motive a los críticos del actual funcionamiento del banco a movilizarse para quebrar el dominio que los Estados Unidos retienen sobre la institución.

Para Trump, por otra parte, la elección no debe menospreciarse, pues un nombramiento rápido y contundente puede hacer la diferencia a la hora de garantizar el poder de su país a través del Banco Mundial, por lo menos durante los próximos cinco años, la duración de una presidencia en esta organización.

China, quien frecuentemente se ve involucrada en proyectos con el Banco Mundial, es actualmente es el tercer aportante a la institución, lo que se traduce en la tercera mayor cantidad de votos dentro de la misma.

Lea también: China llegará a ser la mayor economía del mundo 

Podría utilizar este quiebre para presionar reformas, pues un nombramiento de corte Republicano podría herir tanto sus proyecciones de poder a través del Banco, como su propio desarrollo, al que el Banco Mundial ha contribuido de forma significativa.

“Si la administración Trump sale con un candidato con credibilidad el proceso de sucesión podría resultar siendo sencillo. Si no, el duopolio de los Estados Unidos y Europa sobre el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional podría verse puesto a prueba”, declaró Brad Setser del Council on Foreign Relations ante The Financial Times.

 

LatinAmerican Post | Pedro Bernal

Copy edited by Juliana Suárez

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…