fbpx

 

 

¿Sabes cómo cuidar a tu perra en celo?

Escucha este artículo


Si sospechas que tu perra está en celo, deberás tomar ciertas precauciones para que, tanto ella como tú, estén tranquilos

¿Sabes cómo cuidar a tu perra en celo?

El primer celo de tu perrita puede presentarse entre los 6 y los 12 meses de edad: a partir de ese momento tu mascota entrará en celo cada seis meses y su periodo durará alrededor de 20 días. 

Read in english: Do you know how to care for your dog in heat?

De acuerdo con el diario 4 patas, es bastante común que durante esta época, los cambios hormonales alteren el comportamiento de nuestras consentidas: algunas se vuelven menos tolerantes y son agresivas con extraños o miembros de la casa, otras se vuelven más cariñosas, aumentan su nivel de actividad o desarrollan embarazos psicológicos.  

Según el diario Instituto Perro, puedes identificar si tu perra está en celo pues se le hinchará la vulva, aparecerán pequeñas hemorragias en la zona genital, y tendrá una tendencia a lamer todo el tiempo esa zona

También te puede interesar: ¿Sabes cómo cuidar a tu mascota durante las fiestas? 

El celo suele tener dos fases: en el proestro, que dura alrededor de 7 a 10 días, las hembras presentan un sangrado y liberan feromonas para atraer a los machos. En el estro, que suele durar el mismo tiempo, tu perrita seguirá liberando feromonas y además va a ser receptiva a la cópula.

Es por esto que, si sospechas que tu perra está en celo, deberás tomar ciertas precauciones: 

1. La primera que recomendamos, por supuesto, es esterilizar a tu perra antes de su primer celo. Además de evitarte el gran número de celos, dejarás de correr el riesgo de que se escape de casa para buscar cruzarse y además puedes ayudar a minimizar el riesgo de que padezca cáncer en aparato reproductor y en mamas. 

2. Una braguita para perras evitará la pérdida de sangre en casa. Usualmente este accesorio se comercializa en varias tallas, es ajustable y se usa solo cuando la perra está en casa, informa Consumer. 

También te puede interesar: Nueva comida de perros promete salvar el planeta 

3. Evita encerrarla por mucho tiempo, ya que puedes causar otros problemas de conducta como destrozos o ladridos excesivos. 

4. Continúa su rutina de paseos con normalidad, pero teniendo en cuenta que siempre debe ir con correa. Trata, además, de no frecuentar lugares donde haya muchos perros que en un descuido la puedan montar. 

5. Para evitar que la molesten en exceso, resulta útil hacer lavados de la región perianal y aplicar esencias mentoladas que confundan la detección de feromonas por parte de los machos. 

 

LatinAmerican Post | Luisa Fernanda Báez

Copy edited by Juliana Suárez

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…