fbpx

Cómo darle un medicamento a tu bebé

Escucha este artículo

 

Te daremos algunos tips para que puedas darle el medicamento que tu bebé sin tener que batallar tanto con él

Cómo darle un medicamento a tu bebé

Hay algo que es inevitable y que todos los niños pasan en algún momento: enfermar y tener que tomar medicinas. Por fortuna, la ciencia avanza a pasos agigantados y son cada vez más efectivas. Sin embargo, no todos los padres saben cómo darle los remedios a sus hijos y mil dudas surgen en el momento… “¿será mucha cantidad?, ¿estaré haciéndolo bien?, ¿por qué llora tanto?”

Read in english: How to give a medicine to your baby

A continuación te vamos a contar qué es lo que debes tener en cuenta al momento de darle un medicamento a tu bebé recetado por su pediatra.

¿Qué hacer para que tu bebé tome su medicina?

De acuerdo a Dodot, existen unos pasos básicos que debes tener en cuenta antes de administrarle cualquier medicamento a tu hijo.

Presta atención a la posición en la que le das la medicina a tu bebé. Asegúrate que esté sentado formando un ángulo de 45º. Esto reducirá el riesgo de que padezca de asfixia. Por lo general, las medicinas para los niños pequeños y bebés son líquidas. Lo ideal, por lo tanto, es dárselo con una jeringa. La mayoría de medicamentos trae una. Si esto no es así, puedes comprar una en la farmacia, pues cuenta con las medidas impresas en su superficie.

Si tu bebé ya come alimentos sólidos, puedes mezclar la medicina con alguno de sus alimentos preferidos como el puré de manzana o pera, el yogur o un poco de helado. Haz esto siempre y cuando el pediatra te lo permita. En el caso de que decidas mezclarlo con jugo, utiliza poca cantidad (menos de medio vaso). De esta manera te asegurarás de que lo tome todo. 

Una buena idea, para disimular el mal sabor del medicamento, y siempre y cuando el niño sea mayor de un año, es enfriar muy bien la medicina. Esto disimulará el mal sabor y podrá tomarla mucho más rápido. 

Lee también: Alergias en tu bebé: ¿cuáles son las más comunes y cómo tratarlas?

Advertencias

Nunca, bajo ninguna circunstancia compares la medicina con los caramelos. Esto puede llegar a confundirlo. Lo mejor es aclararle que es medicina y que la deberá tomar toda para curarse y sentirse mejor. 

El niño no debe tomar ningún remedio sin supervisión de un adulto, por más inofensivo que parezca.

Evita los sobornos, porque cada vez te costará más darle la medicina y tendrás que ofrecerle más y más cosas. Debe entender que le hará bien, lo curará y se sentirá mucho mejor después de tomarla.

Recuérdale que no tiene otra opción que tomarlo. Puedes decirle que puede elegir en qué vaso va a tomar el medicamento y en qué lugar lo hará, por ejemplo. 

No lo castigues por negarse a tomarlo. En este caso no te queda otra que hablar con tu niño y explicarle que es por su bien. Los seres humanos solemos evitar los sabores amargos y los medicamentos, en general, son de este sabor. 

Ten en cuenta que antes de darle cualquier medicina a tu bebé, es necesario que consultes con su pediatra, pues él te indicará cuáles son las dosis exactas y la cantidad de veces en el día que debe tomarla.

 

LatinAmerican Post | Marcela Antonacci

Copy edited by Vanesa López Romero

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…