fbpx

Estados Unidos: ¿qué dejó la visita de Pompeo por Europa?

Escucha este artículo


La semana pasada, el Secretario de Estado de los Estados Unidos, Mike Pompeo realizó su gira por varios países europeos en pro de la recuperación de la soberanía

Estados Unidos: ¿qué dejó la visita de Pompeo por Europa?

Durantes 5 días, Mike Pompeo recorrió varios países como Hungría, Eslovaquia, Polonia, Bruselas, Islandia, y mediante un comunicado anunció que el objetivo principal de su visita era “aumentar el compromiso diplomático, comercial, militar y cultural de Estados Unidos a través del continente, especialmente en Europa Central”, como lo afirma Europa Press.

Read in english: United States: what Pompeo's visit to Europe left

Tuvieron que pasar alrededor de 8 años para que se diera una visita del secretario de Estado estadounidense a algunos países de la región, como en el caso de Hungría, donde Pompeo pidió no apoyar el trazado del gasoducto Turk Stream que impulsa el Kremlin, para evitar el tránsito por Ucrania, según EuroNews.

Como lo reseñó LatinAmerican Post, se trata de una crisis entre Ucrania y Rusia, por la polémica península de Crimea, la cual no sólo acabó con un Tratado de Amistad, sino que Rusia, con la construcción de las tuberías que transportan el gas para el resto de Europa, planea aislar a Ucrania de la importante ruta del gas. 

Frente a esto, Pompeo recalcó la importancia de “no permitir que Putin abra una brecha entre nuestros amigos y la OTAN. Los húngaros conocen muy bien por la historia que Rusia nunca será amiga de la libertad y la soberanía de las pequeñas naciones”, según EuroNews. De igual manera, el ministro de exteriores húngaro Péter Szijjártó, resaltó la importancia de que su país fuera un aliado militar y de defensa con los Estados Unidos.

 

Quizá le interese leer: Rusia: ¿Qué hay detrás de las protestas? 

En su paso por Eslovaquia, Pompeo llegó con el mensaje claro de que los países “poscomunistas son especialmente vulnerables a las inversiones depredadoras y a la injerencia política de China y Rusia”, según El Economista. Sin embargo, la llegada de Pompeo causó molestia en los eslovacos, quienes con pancartas manifestaron su descontento con el gobierno estadounidense. En los carteles se podía leer “Manos fuera de Venezuela” y “Deténganse al Ejército de EE.UU”, según Hispan TV.

De nuevo, repitió su deseo de incursionar más en la región, pues 14 años tuvieron que pasar para que un secretario de Estado visitara el país, por medio de acuerdos de cooperación de defensa y programas de intercambio, como lo indica El Economista. 

A su paso por Polonia, Pompeo rescató la posición polaca frente a la reducción de dependencia de gas traído por los gasoductos rusos. De igual manera, y según El Nuevo Diario, dentro de las discusiones con el secretario de Estado polaco, Jacek Czaputowicz, se mencionó la posibilidad de instalar varias bases militares estadounidenses solo si Polonia accede a reducir su cooperación con Irán y China. 

En Bruselas, Pompeo y la Alta Representante de Política y de Seguridad Común de la Unión Europea, Federica Mogherini, discutieron acerca de la situación venezolana, donde ambos estuvieron de acuerdo en la necesidad de que en el país latinoamericano se realizaran elecciones con el deseo de “ver un fin a la crisis en Venezuela que traiga la vuelta del orden constitucional y creemos que la mejor manera en trabajar hacia elecciones presidenciales adelantadas", como lo reporta NotiAmérica. 

 

Finalmente, en su última parada, en Islandia, Pompeo resaltó la importancia de estrechar las relaciones con ese país, el cual es miembro de la OTAN. De esta manera, el ministro Gudlaugur Thor Thordarson, afirmó que "todavía hay un potencial no realizado en el comercio y nuestra relación comercial (...) estamos muy emocionados de dar este importante paso y deberíamos intentar hacerlo lo más rápido posible", según Voa Noticias. 

 

¿Logrará influir en Europa del Este?

Con su discurso repetitivo, está claro que el gobierno estadounidense está desesperado por volver a tener control en la zona. El analista político Javier Martínez en diálogo con RT, afirma que “Estados Unidos no soporta la libre competencia con otros Estados”. 

Estados Unidos realizará todo lo posible para intervenir la expansión rusa y china, pero por lo pronto una acción concreta y tajante no se podrá observar. Son muchos años en los que el país nortamericano ha perdido, mientras que Rusia y China han ayudado para suplir las necesidades de aquellos países.

Este es el caso con millonarios contratos de inversión; de suplir gas a la mayoría de Europa, y en el caso chino de apoderarse de la industria tecnológica con la importante marca Huawei, empresa con la cual Pompeo afirmó que de estar presente podría complicar la relación con Estados Unidos. El secretario de Estado y “sus aliados occidentales creen que los equipos de Huawei podrían usarse para espionaje y ven su expansión en Europa central como una manera de afianzarse en el mercado de la UE”, como lo reporta Infobae. 

 

LatinAmerican Post | Laura Viviana Guevara Muñoz

Copy edited by Juliana Suárez

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…