fbpx

Vergüenzas futbolisticas: Osorio no es el único

Escucha este artículo


Se aclaran las razones por las que el técnico colombiano abandonó la selección guaraní. Como muchos sospechaban, es más complicado que un 'asunto familiar'

Vergüenzas futbolisticas: Osorio no es el único

El entrenador colombiano Juan Carlos Osorio asumió como técnico de la Selección de Paraguay en septiembre de 2018, pero tan solo 133 días después abandonó el cargo. La decisión mutua de rescindir el contrato del colombiano se la adjudicaron a motivos personales por parte del estratega colombiano.

Read in english: Soccer shames: Osorio is not the only one

Por razones familiares propias, desafortunadamente no puedo seguir en el cargo, quisiera agradecerles por su apoyo a todos. Fue un orgullo para mí dirigir, conducir y entrenar a la Selección”, dijo Osorio en rueda de prensa. Sin embargo, varios medios aseguran que esta no es la razón real de su renuncia. ¿Cuáles podrían ser?

 

Nunca firmó un contrato por esperar a Colombia

Desde la tierra natal de Osorio llega una versión confirmada por el periodista Tito Puccetti, el cual afirmó que el estratega colombiano nunca firmó un contrato con la Selección de Paraguay. “Vi el partido (Medellín Vs. Junior) con él y me dijo: `Tito, ni siquiera firmé el contrato, ni siquiera he cobrado un peso, yo fui a hacer un trabajo con el que me comprometí”, dijo Pucceti en el noticiero de la cadena radial Blu Radio.

Dicha postura por parte del colombiano puede ser por dos razones:

1. El colombiano habría rechazado la dirección técnica por su esperanza de dirigir la Selección Colombia.

2. Con base en lo anterior, la Selección de Paraguay le habría propuesto trabajar por un semestre con ellos para trabajar en las bases de la selección en el futuro.

 

Desde que Robert Harrison, presidente de la Federación Paraguaya de Fútbol, le dijo que quisiera que él fuera el entrenador, Osorio le dijo "Señor Harrison, muy agradecido, pero quiero ser entrenador de la Selección Colombia”, continuó afirmando Puccetti. Así que, según el periodista, el entrenador colombiano firmaría un contrato especial con una cláusula de salida por si la Selección Colombia lo buscaba, pero finalmente no firmó nada.

Lee también: Selección Colombia: ¿Ya conoces a Carlos Queiroz?

El plan Colombia falló, ¿ahora apunta hacia Inglaterra?

Varios medios sudamericanos e ingleses han rumorado el posible paso de Marcelo Bielsa, entrenador argentino al mando del Leeds United, hacia el Everton de la Premiere League. Esta transferencia dejaría a los 'Whites' huérfanos, por lo que según el medio británico Daily Star, el propio Bielsa habría recomendado a los dueños del equipo contratar al colombiano Juan Carlos Osorio en caso de que él se marche finalmente.

El Leeds United es uno de los mejores equipos de la segunda división de Inglaterra, por lo que es muy probable su ascenso a Premier League. Así que una posible marcha de Bielsa sería algo impensado, pero no se saben las reales intenciones del Everton.

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Leeds United (@leedsunited) el

 

Otros entrenadores fugaces

El caso de Juan Carlos Osorio es vergonzoso y sorprendente, pero no es el único, ni siquiera es el peor. A nivel selecciones existen ejemplos muy bochornosos de entrenadores fugaces cuyo recorrido en el equipo fue casi que inexistente.

Estos son algunos:

  • El español Miguel Ángel Portugal fue ofertado por la Selección de Bolivia en agosto de 2015 para dirigir su equipo nacional. Sin embargo, según Publimetro, las tensiones existentes dentro de los clubes de primera división boliviana ocasionaron que el entrenador español no pudiera ni llegar al país sudamericano, ni siquiera llegó a firmar el contrato que le enviaron a Madrid.

 

  • En Europa también hay ejemplos, específicamente en la Selección de Inglaterra. En julio de 2016, Sam Allardyce era el entrenador del combinado inglés, pero en septiembre de ese año fue despedido tras estar involucrado en una red de corrupción de fichajes. De acuerdo con ESPN, el técnico solo duró 67 días en el cargo y apenas pudo dirigir un solo encuentro, al igual que Osorio con los guaraníes.

Sin duda alguna, el caso Osorio es una vergüenza para el fútbol sudamericano, pues demuestra la falta de seriedad de dirigentes y entrenadores. Por lo pronto, el entrenador colombiano estará apartado del fútbol mientras se descubre si espera ser el sustituto de Bielsa en el Leeds United o si espera el fracaso de Carlos Queiroz, nuevo entrenador de la Selección Colombia.

 

LatinAmerican Post | Javier Aldana

Copy edited by Juan Gabriel Bocanegra

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…