fbpx

Venezuela: presión democrática antes que intervención militar

Escucha este artículo


Nicolás Maduro cruzó una delgada línea destruyendo la ayuda humanitaria. Los ciudadanos piden soluciones drásticas, pero en LatinAmerican Post coincidimos con la posición del Grupo de Lima

Venezuela: presión democrática antes que intervención militar

Los ojos del mundo siguen posados sobre Venezuela, país que sigue luchando por recuperar su estabilidad social, política y económica. Tras los incidentes del movido fin de semana en el que tuvo lugar el concierto #Venezuelaaidlive y la jornada de ayuda humanitaria, en LatinAmerican Post queremos fijar nuestra posición a la tan comentada intervención militar en la nación sudamericana para restablecer el orden.

Read in english: Venezuela: democratic pressure before military intervention

Lo primeros que debemos decir es que el momento actual es el inicio de un nuevo ciclo, que se basa en presión diplomática, con Juan Guaidó como presidente interino y con Estados Unidos encabezando la operación en contra del régimen de Nicolás Maduro.

Hay confusiones y también contradicciones. Todos quieren la transición en Venezuela, pero no parece estar muy claro el cómo. El ciudadano común, que es ciertamente quien sufre en mayor medida las políticas del régimen madurista, parece estar cansado de esperar y quiere una salida más expedita. Desde el lado diplomático, la visión parece ser otra. De hecho, el viceministro de Relaciones Exteriores de Perú, Hugo de Zela Martínez, y el vicepresidente de Brasil, Hamilton Mourao, aseguraron que la primera opción sigue siendo pacífica y que por ahora no se contempla una intervención militar.

Lea también: Venezuela: semana clave para las ayudas humanitarias

Sin embargo, el gobierno de Estados Unidos, representado por su vicepresidente Mike Pence, y hasta el propio Guaidó, parecen ser un poco más amplios al respecto. Aunque no aseguran que habrá intervención militar, han sido insistentes con la frase “todas las opciones están sobre la mesa”, una posición que ha sido rechazada por Colombia.

Incluso, el propio Pence,insistió a Maduro que acepte la oferta de amnistía hecha por Guaidó, pues de mantener esa posición adversa la salida no será fácil. De hecho, por ahora las medidas siguen siendo de presión política como las sanciones impuestas por EEUU a poco más de 50 funcionarios y a Petróleos de Venezuela (PDVSA). Lo próximo que podría venir será el bloqueo del sistema financiero. Lo que muestra de alguna manera, que se agotan todas las posibilidades antes de optar por una intervención militar.

El diálogo parece estar caduco y la presión diplomática para generar la transición que, a su vez, desemboque en elecciones libres luce como la opción más probable. En el caso colombiano, que por su cercanía fronteriza con Venezuela también ha sido afectada por la crisis, el país se ha caracterizado por ser una nación que apoya las salidas políticas y democráticas. Históricamente ha sido su posición y LatinAmerican Post respalda esa tendencia, así como lo han hecho otros países como España, Perú, Brasil, Chile entre otros.

Consideramos que el cerco diplomático es la opción más viable. Con más gobiernos apoyando a Juan Guaidó y haciendo presión a Nicolás Maduro, esta estrategia es la mejor opción. Prestar el territorio colombiano, e incluso a sus funcionarios para ese tipo de operaciones, nunca ha sido característica del país cafetero, tal y como lo confirmara en su momento el canciller de Colombia, Carlos Holmes Trujillo.

 

LatinAmerican Post | Equipo Editorial

 

 

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…