fbpx

Arte y violencia: entrevista con Andrea Catalina Suárez

Escucha este artículo


Andrea Catalina Suárez es politóloga y cantante lírica, y ha dedicado gran parte de su vida a trabajar con mujeres y jóvenes víctimas de violencia a través del arte

Arte y violencia: entrevista con Andrea Catalina Suárez

En conversaciones con Andrea Catalina Suárez, politóloga de la Pontificia Universidad Javeriana, el equipo de Latinamericanpost habló de la importancia y el potencial que tiene el arte como herramienta de resistencia y resiliencia en el marco del post conflicto armado en Colombia. 

Read in english: Art and violence: interview with Andrea Catalina Suárez

LatinAmerican Post: ¿De qué trata su trabajo?

Andrea Catalina Suárez: Mi proyecto de grado es sobre la construcción de memoria colectiva posterior a la dictadura de Videla. Consiste en una recopilación de los cantos de las madres de la plaza de mayo y hago un análisis desde la semiología para ver cómo construyen un discurso a modo de protesta desde la música. 

LP: ¿Cuál ha sido su recorrido por estas experiencias? 

ACS: Empiezo a trabajar en una ONG de Argentina para replicarlo posteriormente en Colombia. Acá he trabajado con mujeres víctimas de conflicto armado asentadas en Bogotá, en su mayoría desplazadas del conflicto. Trabajo también con las madres de Soacha, Mujeres dejando huella, Altos de Cajicá, Palermo sur, casitas bíblicas y con colectivos de jóvenes hijos de mujeres y hombres que sufrieron la violencia.

También te puede interesar: ¿Cómo hacer frente al síndrome postvacacional? 

LP: ¿Cuáles herramientas usa con estas personas?

ACS: Usamos una herramienta de auto cuidado desde el sistema energético y la danza que es la compilación de varias técnicas y fue implementada en Irak, el salvador y en Colombia. A través del pueblo identificamos diferentes violencias, pues el cuerpo es el primer receptor y el movimiento es el primer sanador o herramienta de catarsis. 

Con mujeres víctimas de violencia sexual, lo que nosotros trabajamos es a través de los centros, específicamente desde el segundo chacra. Este tipo de violencia genera bloqueos que afectan tu capacidad de comunicación, de decantar los recuerdos, bloquean tu centro y todo lo emocional. 

Existen dos perspectivas de acción para estas mujeres: la intersexualización, por un lado, es cuando las víctimas buscan demasiado contacto, buscan otras personas así, se pierden los límites; mientras que las otras se inhiben totalmente al contacto con otros. Dentro de esos dos polos hay muchas líneas, muchas formas de vivir, el trabajo debe ser muy cuidadoso porque cuando mueves algo que está en el cuerpo sale esa memoria, tienes que buscar la forma de que esa mujer decante esa memoria no que la active. 

LP: ¿Cuál es el poder del arte a la hora de comunicar? 

ACS: Permite generar un discurso y leer un discurso con elementos, en mi caso, musicales y extra musicales, dentro y fuera del arte. Otra forma de relación más desde lo psicológico es que el arte permite comunicar cosas que con la palabra no vas a expresar tan fácil; se convierte en una forma de construcción de esas memorias colectivas y memorias individuales y es un elemento de catarsis, pues permite decantar una serie de cosas. 

Son herramientas que ayudan a conectar con el presente, permite viajar en el tiempo, saber que en el aquí y en el ahora hay una situación con la que puedes conectar, cambiar; genera entendimiento sobre los procesos de vida, porque te mueves de una forma y no de otra, crea posturas frente al mundo. Por medio de él, puedes encontrar tu propio ritmo, tu propia voz y tu historia.

 

LatinAmerican Post | Luisa Fernanda Báez

Copy edited by Juliana Suárez
 

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…