fbpx

¿Podrán las herencias solucionar los problemas financieros de los millennials?

Escucha este artículo


Los millennials se preparan para recibir herencias considerables de la generación más rica de la historia ¿Será suficiente para salvarlos?

¿Podrán las herencias solucionar los problemas financieros de los millennials?

Para nadie es un secreto que la generación de los millennials enfrenta retos económicos y financieros más aterradores que los que enfrentaron generaciones pasadas. Son la primera generación de la posguerra que la tiene peor, económicamente hablando, que la generación que la precedió.

Read in english: Can inheritances solve the financial problems of millennials?

Hay, sin embargo, una esperanza que podría alivianar la enorme carga financiera de los millennials, cuya deuda en los Estados Unidos, según Bloomberg, excede el billón de dólares ($1,005,000,000,000 para ser exactos). Los padres de esta generación, llamados baby-boomers a causa de la explosión de natalidad que le siguió a la Segunda Guerra Mundial, son la generación más rica de la historia, y a medida que envejecen dejarían sus riquezas en manos de los necesitados millennials a través de herencias.

Lea también: ¿Millennial y sin empleo? Rompe los estereotipos

Un estudio del Royal Bank of Canada estimó que en el Reino Unido y Norteamérica los baby boomers pasarán $4 billones de dólares a los millennials, lo que podría ser una cifra récord para la herencia generacional más grande de la historia. Este dinero excede con creces la deuda acumulada de los millennials, pero el panorama es más complicado de lo que parece, y los millennials encontrarán dificultades para convertir este dinero en tranquilidad financiera, si es que lo reciben.

Algunas perspectivas positivas

Según Paul Donovan, economista en jefe de la división de Wealth Management del banco UBS de Suiza, los millennials están en el camino a convertirse en la generación más rica de la historia.

“La riqueza aún esta ahí, en la economía. A medida que pasa por las generaciones, el hecho de que la generación millennial es más pequeña, significa que la misma riqueza será distribuida entre una menor cantidad de gente” argumenta Donovan.

Además, otros estudios del mercado inmobiliario en el Reino Unido y Estados Unidos indican que si la transferencia de riqueza se llevara a cabo hoy sumaría $7 billones en el Reino Unido y hasta $32 billones en los Estados Unidos, a nivel global la cifra podría alcanzar los $217 billones de dólares. Seguramente eso bastará para sacar a una generación endeudada de aprietos.

Estimados más conservadores

El primer problema es que esta transferencia masiva de riqueza no ocurrirá hoy, ocurrirá quizás en 20 o 30 años, según afirma Donovan, y de aquí a ese momento puede comenzar a disolverse.

La mayoría de este dinero está atado a activos inmobiliarios, y la inestabilidad de este mercado significa que el valor real de las propiedades no está definido, es susceptible a especulación.

La otra preocupación es que de aquí a que comiencen a entrar las herencias, los boomers probablemente van a haber gastado parte importante de este dinero, pues en muchos casos está destinado para su jubilación.

A medida que el grueso de la población boomer entre en edad de jubilación y los fondos comiencen a rendir menores pensiones ante una mayor presión poblacional, estos empezaran a financiarse a través de sus ahorros personales y la venta de sus activos, particularmente los inmobiliarios. Esto significa herencias más modestas sin siquiera haber contemplado el riesgo que supone la inflación para el valor real de la transferencia.

“Un modelo para el 1%”

Según Moritz Schularick, profesor de economía en la Universidad de Bonn en Alemania, citado en un artículo de la BBC, suposiciones como la de Donovan sólo aplican para los más ricos.

“Es un modelo para el 1% más rico a nivel global. Solo aplica para personas que tienen tanto dinero que jamás pudieron gastarlo todo” controvirtió. “La gente normal – y los modelos económicos estándar – asumen que las personas ahorran para la vejez y usan sus ahorros y riquezas para pagar bienes y servicios a falta de un ingreso mensual. Solo al final podría sobrar algo para una herencia” añadió.

Teniendo en cuenta que la expectativa de vida a nivel mundial es más alta, y que los boomers estarán aprovechando avances médicos importantes, tendrán más tiempo para gastar la riqueza que han acumulado durante su vida.

Para América Latina, en dónde hace falta investigación sobre el tema, este podría ser el limitante clave. Menor riqueza, distribuida entre un numero similar de personas, con una tasa de inequidad más alta significa que el panorama en América Latina es más turbio.

 

LatinAmerican Post | Pedro Bernal

Copy edited by Vanesa López Romero

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…