fbpx

¿Podría el 2019 ser un 'año perdido' para la economía latinoamericana?

Escucha este artículo


El 2019 parece haber traído a América Latina una desaceleración en todos los frentes económicos ¿Qué causa esta caída en el desempeño de la economía de la región?

¿Podría el 2019 ser un 'año perdido' para la economía latinoamericana?

América Latina en los últimos años ha mantenido un crecimiento económico constante. Sin embargo, se espera que la región crezca en un contexto menos robusto a los anteriores, debido a la volatilidad en los mercados financieros y al debilitamiento de la economía mundial por el crecimiento reducido de potencias comerciales como EE.UU y China.

Read in english: Could 2019 be a 'lost year' for the Latin American economy?

Además de lo anterior, la intensificación de las condiciones financieras globales y la caída de precios de materias primas, han generado tensiones comerciales entre China y Estados Unidos que favorecen a la desaceleración económica de la región. Es por ello, que se prevé que Latinoamérica crezca un 2% en 2019 y un 2,5% en 2020, tasas muy inferiores a la de otras regiones en el mercado internacional.

Por otra parte, los países que lideraran el crecimiento económico de la región serán Perú, Chile, Colombia y Paraguay con un aumento en el PIB de alrededor del 3,5%, seguidos de Brasil, México y Uruguay con un crecimiento regular de 2% y Argentina cuya economía caería un 1% este año.       

Panorama de Estados Unidos y China en 2019

Ahora bien, actualmente el crecimiento mundial se mantiene estable. Sin embargo, se presentaron  movimientos a la baja en el último trimestre de 2018 debido al ajuste en el comercio internacional. Una muestra de ello es Estados Unidos, que presenta un bajo dinamismo económico y es un socio principal de América Latina. Según el BBVA Research, se estima que EE.UU reducirá su crecimiento a 2,5% en 2019 y 2,0% en 2020, enfrentando posiblemente un mayor deterioro en su economía, si continúan con políticas de desestimulo fiscal y no mejoran sus políticas comerciales.

Por otro lado, China, otro socio fundamental de la región y que afecta directamente al crecimiento latinoamericano, se enfrentaría a una desaceleración de su economía. En el 2018 creció un 6,6% y se prevé que para 2019 se reduzca a 6% y para 2020 a 5,8%. Lo anterior abre varios interrogantes sobre si el gobierno chino impulsará o tomará las medidas monetarias o fiscales necesarias para atenuar la desaceleración económica que se pronostica, y así recuperar los buenos niveles de crecimiento que siempre muestra esta potencia económica.    

¿Qué factores inciden en la desaceleración para América Latina?  

El precio de las materias primas es uno de los factores más importantes que pueden incidir en el comportamiento del crecimiento de América Latina. Productos importantes para la región como: el petróleo, la soja y el cobre dependen directamente del alto o bajo nivel de la demanda en el comercio internacional.

Según el BBVA Research, los precios del petróleo tenderán a la baja por dos motivos, el primero por el aumento de producción de crudo por parte de EE.UU y el segundo por una demanda global de combustible menor a la normal, que conllevará a la reducción de su precio de 71,95 dólares el barril en 2018 a 63,15 dólares para el 2019 y a 55,75 dólares para el 2020. Indudablemente, esta caída de los precios afectaría a economías exportadoras de petróleo de la región como México y Colombia.   

Por otro lado, el precio del cobre se mantendrá relativamente, su precio pasará de 2,96 dólares la libra en el 2018 a 2,81 para el 2019 y 2,72 para el 2020. El cobre es uno de los principales productos de exportación de Chile y Perú, siendo estos países los posibles afectados con una baja demanda de esta matera prima.

Respecto a la soja, producto importante en el comercio internacional para Argentina, se prevé un leve incremento en su precio ante las perspectivas de distención entre EE.UU y China. Acorde al BBVA Research, el precio aumentaría de 342,50 dólares la tonelada en 2018 a 340,50 en 2019 y 350,50 en 2020.   

Lea también: ¿Qué les espera a los 'commodities' en América Latina en el 2019? 

Ahora bien, otro de los factores importantes que impactarán el crecimiento económico de la región es la volatilidad de los mercados financieros, debido a que los inversores han ajustado sus carteras saliendo de activos de mayor riesgo buscando fondos más estables, que fluctúen menos y con más liquides. Unido a lo anterior, está presente el riesgo de que se aumenten las tensiones entre EE.UU y China en los mercados internacionales. De presentarse esto, se traduciría en más aumentos arancelarios por medidas proteccionistas desencadenando impactos negativos en el crecimiento de los dos principales socios de Latinoamérica.

Finalmente, este primer semestre de 2019 es de incertidumbre debido a las tensiones financieras en los mercados internacionales y la desaceleración global. Las perspectivas de crecimiento de la región por hoy no son las mejores y según el informe de "Situación Latinoamericana 2019" del Banco BBVA pasaron de 2.4% a 2.1% para el 2019 y de 2.34% a 2.14% para el 2020. Las anteriores cifras, muestran la importancia que tienen las economías de EE.UU y China en el mercado global y que influyen de gran manera en el crecimiento de América Latina.

Así mismo, se espera que el mercado internacional se estabilice a corto plazo y muestre un escenario más positivo al actual, que aliviane las tensiones en la esfera comercial entre Estados Unidos y China. Una distención entre estas potencias aportara a una mejor dinámica de crecimiento no solo para América Latina sino también a todos los mercados internacionales.

 

LatinAmerican Post | Camilo Salazar

Copy edited by Vanesa López Romero

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…