fbpx

Trump: se avecina una guerra comercial con India y Turquía

Escucha este artículo


La guerra ya no es solo con China. Trump revocó el trato comercial preferencial a estos países, una medida que les costará, ¿podría latinoamérica ser el siguiente?

Trump: se avecina una guerra comercial con India y Turquía

Una de las principales plataformas del presidente Trump ha sido el comercio internacional, se le ha visto en medio de una llamada ‘guerra comercial’ con China, a quien culpa de males de la economía estadounidense como el desempleo y la desaparición de la industria doméstica. Tras un escalamiento en los aranceles entre ambos países, Trump recurrió a la negociación con China, y mientras resuelve ese asunto, decidió ajustar cuentas con India y Turquía, abriendo lo que podría ser un nuevo frente en la guerra comercial de los Estados Unidos contra el mundo.

Read in english: Trump: a trade war with India and Turkey is looming

Posterior a Donald Trump, los Estados Unidos contaban con un acuerdo de trato preferencial comercial tanto con India como con Turquía, mediante el cual algunos productos de ambos países podían entrar a los Estados Unidos libres de aranceles. Estos acuerdos hacen parte del Generalized System of Preferences (GSP), un programa del gobierno estadounidense para estimular el comercio con países en desarrollo. Para ingresar al programa, el país en cuestión debe cumplir los criterios establecidos por el congreso de los Estados Unidos y habiendo hecho eso, podrá incluirse en la lista de 129 países exentos de aranceles para 4.800 productos.

India es el mayor beneficiario de este programa, según la BBC, $5.600 millones de dólares de mercancía india entran a los Estados Unidos sin restricciones arancelarias cada año.

“He determinado que India no garantiza a los Estados Unidos acceso equitativo y razonable a sus mercados” declaró Trump en una carta al congreso anunciando su decisión.

Con respecto al caso de Turquía, que también sería retirado del programa GSP, el gobierno estadounidense argumenta que ya no cumple con los criterios para mantenerse elegible, pues ya está ‘suficientemente desarrollado económicamente’, según el mismo comunicado.

Dos casos diferentes

El racional de Trump para revocar a India del programa GSP sigue ampliamente los mismos lineamientos de su disputa con China. Trump considera que el comportamiento comercial de India, con salarios bajos y una industria relativamente tecnificada, la hace más atractiva para el capital industrial que los Estados Unidos, quitándole participación en el mercado internacional.

Adicionalmente, mientras que muchos productos de India llegan a los Estados Unidos libres de aranceles, los productos provenientes de los Estados Unidos si deben pagar los suyos al llegar a suelo indio.

Monideepa M. Mukherjee, quien habló de parte del ministerio indio de comercio, aseguró que India aceptaría las medidas, que en última instancia tendrían “un impacto mínimo de $190 millones de dólares para India”.

De ser correcta la cifra, salir del GSP no significaría mucho para India, que, según información del gobierno estadounidense, comercia alrededor de $126.000 millones de dólares en bienes y servicios con los Estados Unidos cada año.

Mientras que detrás de la decisión de Turquía parecen haber otras motivaciones de tipo político. Según analistas de Bloomberg, la medida de excluirlo del GSP, podría ser parte de una estrategia de presión por parte de los Estados Unidos para disuadir al gobierno turco de adquirir un sistema de defensa aérea ruso.

Esta adquisición comprometería la infraestructura tecnológica de la OTAN, organización de la cual hace parte Turquía, y demostraría la continua expansión rusa hacia el medio oriente, un asunto que preocupa a los Estados Unidos.

Además, el apoyo de Turquía a Venezuela a través de compras de oro, ya identificadas por los Estados Unidos, puede también dar razones a esta decisión de privarle de trato preferencial comercial.

Lea también: La ruta del oro venezolano: el comodín del gobierno Maduro

¿Podría seguir algún Estado latinoamericano?

Si bien ninguno de estos dos nuevos frentes en la guerra comercial alcanza el tamaño de la disputa con China, sí suscitan dudas acerca del futuro comercial de los Estados Unidos hacia los Estados en vías de desarrollo.

Anteriormente, algunas de las otras medidas proteccionistas de los Estados Unidos impactaron seriamente a Latinoamérica. Los impuestos adicionales al acero y al aluminio que introdujo la administración de Donald Trump, por ejemplo, terminaron por hacer mucho daño a la economía brasilera.

Muchos países de la región son elegibles y gozan de beneficios según el programa GSP, con las notables ausencias de Chile, México y los países de Centroamérica. Muchos otros, además, cuentan ya con tratados de libre comercio con los Estados Unidos. Bajo la política de renegociación de acuerdos comerciales de Trump, no debería sorprender si se comienza a hablar de revisar la relación comercial existente entre América Latina y los Estados Unidos.

 

LatinAmerican Post | Pedro Bernal

Copy edited by Juliana Suárez

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…