fbpx

'Skiplagging': la estrategia de ahorro que las aerolíneas no pueden detener

Escucha este artículo


Esta técnica le ha permitido a cientos de viajeros ahorrar dinero a la hora de viajar mediante la búsqueda de vuelos escondidos por las aerolíneas

'Skiplagging': la estrategia de ahorro que las aerolíneas no pueden detener

Desde hace ya varios años, viajeros frecuentes empezaron a utilizar una técnica conocida como ‘skiplagging’ para ahorrarse grandes cifras en sus tiquetes de vuelo. Sin embargo, desde hace un par de años, la plataforma ‘Skiplagged’ ha comercializado y automatizado la búsqueda de este método basado en el hidden-city, o vuelos de ciudad oculta. 

Read in english: 'Skiplagging': the savings strategy that airlines can't stop

Este método se basa en viajar de manera más barata saltándose determinados vuelos. Entonces, al reservar un viaje que tiene escalas, evitas alguno de los vuelos y no llegas al destino final de la reserva, sino que que te bajas antes de tiempo. Es decir, si se va de Nueva York a San Francisco, podría costar US $300, pero un vuelo similar de Nueva York a Seattle con una escala en San Francisco puede costar $200, por lo que comprarías este tiquete, pero no realizas la segunda parte del vuelo. 

Estas opciones más baratas no te las permite ver las aerolíneas al buscar tiquetes, por lo que Skiplagged le permite a sus usuarios encontrar los mejore precios mediante esta técnica. Según afirman en la página, su propósito es empoderar a los consumidores a usar su de capacidad de compra de la manera en la que lo deseen. También aclaran que este es un método legal y que los ahorros pueden ser bastante significativos. 

Lea también: El Airbus A380: ¿por qué perdió la guerra contra Boeing? 

Entendiendo esto, es evidente que a las grandes aerolíneas no les conviene que los pasajeros realicen sus viajes de esta manera. Existe un vació legal que le cuesta miles de dólares al costo de un viaje. Se quejan, entonces, de ser privados de sus ingresos y de la oportunidad de vender el asiento del vuelo que no se tomó. 

Sin embargo, la pelea de estas empresas solo ha logrado darle más publicidad a las ventajas de este método. 

Las aerolíneas toman acción

Uno de los casos más grandes es el de Lufthansa, quien demandó a un viajero por haber utilizado el hidden-city para ahorrarse de miles de euros en un viaje transatlántico. De acuerdo a The Guardian, el pasajero había reservado un vuelo de regreso de Oslo a Seattle con una escala en Frankfurt y, lo que hizo, fue que se ‘saltó’ el de Frankfurt a Oslo y llegó a Berlín. Esto le costó a Lufthansa alrededor de €2,112, cifra que le estaba reclamando al cliente. 

United Airlines también ha amenazado en ir tras las personas quien se salten sus vuelos. 

Las consecuencias para las aerolíneas son varias. En primer lugar, el ‘skiplagging’ le reduce sus ingresos. En segundo lugar, esto le genera estragos al sistema que usan las aerolíneas para sobrevender sus vuelos. 

Es decir, estas empresas por lo general venden más asientos de lo normal basado en niveles históricos de gente que no aparece, bajo el argumento de que hace que las tarifas se mantengan bajas. Si más personas aplican esta técnica, menos gente estará llegando a sus reservas, haciendo que los asientos estén vacíos y, consecuentemente, se dañen los cálculos de asientos a sobrevender para compensar. 

El hidden-city ha ayudado a cientas de personas a ahorrar considerables cifras a la hora de viajar, aunque, tanto la plataforma Skiplagged y portales como God Save The Points, se deben tener varios aspectos en cuenta. 

Entre estos, recomiendan no registrar maletas, pues pueden terminar en el destino final. Es mejor viajar así cuando solo tienes carga de mano. 

Por otro lado, aclaran que este solo funciona de ida o vuelta, más no para ambos viajes. Esto se debe a que, una vez pierdes un vuelo, el resto de la reserva es cancelada sin excepciones. 

 

LatinAmerican Post | Valentina Moya

Copy edited by Vanesa López Romero

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…