fbpx

Las 3 piezas artísticas más extrañas en el mundo de arte

Escucha este artículo


Algunos artistas se salen completamente de lo convencional, aquí te contamos cuáles son esas obras catalogadas como las más extrañas del mundo del arte

Las 3 piezas artísticas más extrañas en el mundo de arte

Muchos artistas realizan piezas que tal vez muchos no consideran piezas de arte. Pero qué pasa cuando las obras se salen de todo contexto y las consideran extrañas y alocadas. A continuación te mostraremos algunas de ellas que por muy locas que parezcan aun así han sido compradas por algunos.

Read in english: The 3 strangest artistic pieces in the world of art

Potato #345 - Kevin Abosch (2010) 

Esta fotografía la tomó el artista conceptual irlandés Kevin Abosch quien no solo trabaja fotografía, sino también de escultura, instalación y video. Aunque se trata de una foto común pues solo se trata de una papa, es una de las fotografías más costosas del mundo, pues como lo publicó el portal petapixel.com fue vendida en el año 2015 por la asombrosa suma de un millón y medio de dólares. Según lo que informó el mismo portal, Business Insider reportó que el iconico “fondo negro” que el artista utiliza en sus fotografías se ha convertido en sinónimo de estatus entre las élites, tanto que ricos y famosos pagan mas de 150.000 dólares por una sesión de fotos con el fotógrafo.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Studio Kevin Abosch (@kevinabosch) el

 

Lee también: Agenda cultural: las exposiciones que no puedes perderte

Merda d'artista - Piero Manzoni (1961)

El título traduce “Mierda de Artista” y es una de las obras más reconocidas del polémico artista. En el año 1961 durante el tiempo en el que este se encontraba viviendo en Milano, presentó por primera vez las cajitas de "Merda d’artista" ("contenido neto 30 gramos, conservada al natural, producida y enlatada en el mayo de 1961"), como lo publicó el portal pieromanzoni.com. La realización de la obras tiene muchos precedentes en el arte los años 1900, entre ellos “La Fuente” de Duchamp (Fontaine - 1917) o la coprolalias surrealistas. Artistas como Dalí, Georges Bataille y muchos años atrás Alfred Jarry con su obra teatral Ubú Rey en el año 1896 habían dado dignidad literaria a la palabra “mierda”, como lo explica el porta. Además, como lo afirmó esta misma página web, la asociación entre analidad y obra de arte (y entre oro y heces) es un tema recurrente en la literatura psicoanalistica que Manzoni puede haber recibido por la lectura de Jung. De manera que en el arte también se lucha por romper tabúes.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Omar Radi (@_r.adi_) el

 

Bajo el arco iris -Mark Jenkins (2008)

Este artista americano usa la calle como su escenario para trabajar pues en ella hace sus instalaciones. Logrando así que éstas esculturas interactúen con su entorno (en este caso el transeúnte) que sin saberlo, también se convierten en parte de la obra por pasar por el lugar en donde los misteriosos maniquíes son ubicados por el artista. Así es, su obra se trata principalmente de llenar ciudades de maniquíes que parecen ser reales al encontrarse en posturas muy realistas, como si fueran personas realizando una acción. Algunas veces estas se ven divertidas y otras llegan a ser bastante inquietantes como esta, en donde parecería alguien cayó del puente al agua y se encuentra boca abajo en estado de inconciencia. Un artista con una interesante propuesta que no es necesario visitar en los grandes museos del mundo, solo basta con caminar por la calle.

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de MARK JENKINS (@jenki.ns) el

 

LatinAmerican Post | Ana María Aray Mariño

Copy edited by Vanesa López Romero

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…