fbpx

Artistas con síndrome de Down en el palacio de bellas artes

Escucha este artículo


En el palacio de bellas artes en México se llevó a cabo la exposición "Manantial de amor" con obras de artistas con síndrome de Down

Artistas con síndrome de Down en el palacio de bellas artes

El Instituto General de Bellas Artes (INBA) expuso “Manantial de amor”, un compilado de 36 obras de artistas de la Escuela de arte mexicana Down, en donde estudiantes con este síndrome pueden desarrollar sus capacidades artísticas y motoras mejorando su estilo de vida y percepción del día a día.

Read in english: Artists with Down syndrome in Mexico's palace of fine arts

Esta exposición tuvo lugar en Ciudad de México, en el palacio de Bellas Artes, que es considerada una de las mayores estructuras patrimoniales para todos los pintores del país en donde tienen cabida todos los artistas. Así lo explicó la directora general del instituto Lidia Camacho para el portal Huffington Post: “El INBA siempre ha estado interesado de manera puntual en el tema de la inclusión en las artes".

 

Entre los artistas con síndrome de Down, que van desde los 20 a los 51 años, se destacan varias obras dignas de admirar y ser expuestas en el instituto. La temática fue hecha mediante paisajes, animales, casas, familiares y obras abstractas. Una de las pintoras, Andrea Simmó, de 23 años, realizó la obra “Dos Van Gogh”, un homenaje al pintor impresionista neerlandés, cuadro que fue considerada dentro de las más complejas de la exposición.

En las entrevistas y presentación de sus obras, los alumnos se mostraron orgullosos y alegres por poder tener sus obras en el recinto artístico más importante del país.

Lee también: Conoce 3 becas para latinoamericanos en Bellas Artes

Silvia Escamilla

La dirigente de la fundación Down, Silvia Escamilla, cuenta cómo su prioridad es el trabajo de difusión de creatividad de sus alumnos con síndrome de Down, creada desde hace 52 años cuando dio inicio a la fundación, tras el nacimiento de Eduardo, su primer hijo, con el síndrome, quien murió lamentablemente a los cinco años.

Desde su nacimiento, Silvia se encaminó a estudiar la educación especial en niños con el síndrome para poder darle una mejor calidad de vida no solo a su pequeño, sino a todos quienes quisieran hacer parte de su proyecto artístico. Esa fue la motivación inicial.Actualmente cuentan con aproximadamente 300 obras y desea en un futuro llegar a tener su propio museo en donde pueda destacar el trabajo de cada uno de sus estudiantes.

Uno de los maestros cuenta para el portal Yucatán cómo lo que nació como un pequeño proyecto se convirtió en esta importante fundación: “Nunca habíamos vislumbrado el alcance que iba a tener todo“. Además indica el proceso de los estudiantes pues cada alumno tiene su ritmo de trabajo y se enfoca en diferentes métodos para poder desarrollar su obra; cada uno de ellos diferente al otro, lo que enriquece aún más la obra. Finalmente menciona una consideración a futuro: “el objetivo es que los chicos lleguen a integrarse en la sociedad, específicamente en el quehacer artístico.”

Esperamos que este sea sólo una de muchas iniciativas que se generen en Latinoamérica para aportar a la inclusión de todos estos niños, jóvenes y adultos, quienes nos demuestran día a día ser grandes personas, con capacidades y talentos increíbles. Así, pueden ser tenidos en cuenta en la sociedad como parte fundamental del desarrollo de un país.

 

LatinAmerican Post | Gustavo Cantor Romero

Copy edited by Juan Gabriel Bocanegra

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…