fbpx

¡Se le está acabando el tiempo a Venezuela!

Escucha este artículo

 

Tras un 2019 turbulento para Venezuela, parece que el tiempo se acaba y nada prospera aún

¡Se le está acabando el tiempo a Venezuela!

A 48 días de la juramentación del presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, pareciese que la precisión del reloj que determina la salida del régimen de Nicolás Maduro no es más que una acción que se encuentra cada vez más alejada del tiempo de los venezolanos. 

Read in english: Venezuela is running out of time

Para el venezolano promedio, la esperanza de ver la luz está cada vez más fuera de su alcance. Ante las decisiones que ha tomado el presidente interino del país y las decisiones que se toman en cada una de las instituciones impuestas de forma paralela; nos encontramos en un mar de incertidumbre, desespero y falta de acción.

La proclamación del pueblo que está a favor del paso a paso que toma Guaidó, que comprende el 85% de los venezolanos es “Vamos bien”. Pero, para el venezolano que ha sobrevivido a 20 años de miseria, escases, pérdidas de familiares en manos de la violencia y enfermedades, falta de valores y más; “ir bien” es una afirmación que carece de criterio y responsabilidad.

¿Qué representa “ir bien” para Venezuela?

¿No les impresiona la velocidad de la salida del régimen de Nicolás Maduro? ¿Debe ser la salida una decisión negociable? Hasta el momento, “ir bien” comprende una Ley de Amnistía que claramente favorece a cuerpos de seguridad con un alto índice de corrupción y responsable del derramamiento de sangre en Venezuela en las protestas y demás eventos irregulares que han sucedido en estos últimos 20 años.   

Entonces, la extinción del régimen de Maduro se puede traducir a una decisión con falta de puntualidad, y, a la toma decisiones arbitrarias que poco favorecen al ciudadano.

Hace varios días celebrábamos la llegada de la ayuda humanitaria a las principales zonas fronterizas que rodean el país. Misma que no ha logrado llegar a manos de quienes la necesitan, cuya población comprende a niños y ancianos mayores en estado de desnutrición y personas con cáncer, sida y enfermedades que en el pasado se les consideró erradicadas.

La razón por la cual no se ha logrado ingresar la tan necesaria ayuda humanitaria al país tiene una connotación ambigua: bien puede deberse al control total que posee el régimen en los cuerpos de seguridad y demás instituciones, o a la inacción de Guaidó ante los sucesos que hoy por hoy impiden el avance en Venezuela en términos de salud.

Quizá le interese leer: Lo que viene para Venezuela

El reloj del venezolano carece de sintonía

“Cese de la usurpación, gobierno de transición y elecciones libres” son los tres propósitos que Guaidó promete cumplir en el lapso presidencial que representa; sin embargo, las consecuencias del irrespeto al tiempo de Venezuela son serias.

Ejercer acciones diplomáticas para tratar la salida de un narco-régimen, asegura un pronto fracaso ante la necesidad de acabar con la corrupción y el chavismo en Venezuela. Es en ese momento en el que el tiempo que tenemos a nuestra disposición para tomar acciones definitivas que logren dar fin a la dictadura de Maduro, es un recurso escaso y el que mayor valor posee. 

Lograr los tres objetivos anteriormente expuestos depende de la eficiencia en el uso de los mismos.

 

LatinAmerican Post | Amanda Rebeca Díaz Marín

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…