fbpx

Dirty John y la depredación en serie

Escucha este artículo


Reseñamos Dirty John, la serie de Netflix sobre John Meehan, un depredador en serie

Dirty John y la depredación en serie

Dirty John cuenta la historia de John Meehan, un hombre que a todas luces parece perfect, pero que guarda un pasado e intenciones ocultas y oscuras. Esta serie de ocho episodios está basada en un podcast homónimo en el que se contaba la historia de este personaje. El hilo narrativo gira alrededor de la relación de John Meehan, interpretado por Eric Bana, con Debra Newell, interpretada por Connie Britton. Sin embargo, a medida que pasa el tiempo, nos vamos a dando cuenta de otros aspectos de la vida de John y de su pasado y vemos que no se trata ya de una relación problemática, sino de una depredación masculina.

Read in english: Dirty John and serial predators

Lea también: ¿Qué significa la cancelación de One Day At A Time de Netflix? 

¿De qué va Dirty John?

La muy exitosa y millonaria Debra tiene un perfil en sitios web para buscar romance. Va a varias citas con hombres que conoce en línea y nunca se siente admirada o atraída por nadie. Ella, sin embargo, está en busca de ser dueña de su sexualidad y está decidida a seguir saliendo con hombres que puedan ser interesantes. Sus hijas no siempre están de acuerdo con esto, pues Debra ha estado casada ya cuatro veces con hombres que, da la serie a entender, la han decepcionado. Un día conoce a John Meehan, un hombre guapo con el que puede tener una conversación interesante y pasar un buen rato. En el primer episodio de la serie podemos ver cómo la relación entre Debra y John avanza con rapidez hasta culminar en un matrimonio apresurado después de tan solo un par de meses de conocerse.

Las hijas de Debra están siempre a la defensiva. Debido al éxito y dinero de su madre, ellas desconfían de cualquier hombre que se le acerque, pues temen que quiera engañarla para quedarse con todo lo que tiene. La serie logra muy bien hacernos creer al principio que tal vez las hijas exageran en la protección a su madre y en la desconfianza a los hombres para luego hacernos cambiar de opinión y ponernos de su parte. 

Vemos, entonces, a lo largo de los ocho episodios, a un hombre complejo que a veces no entendemos pero cuyo accionar irá teniendo sentido en la medida en que tenemos más y más información. Entre más nos adentramos en su pasado y en su historia, más tememos por Debra, pues, al tiempo que ella, nos vamos enterando de lo que pasa por la cabeza de John.

Los personajes

Se puede ver en la serie una preocupación por dar visibilidad a la problemática del engaño de hombres a las mujeres. La serie quiere librar de toda culpa a Debra y dar la impresión de que es víctima de la manipulación de John. Eric Bana hace una interpretación brillante en el papel de John: sutil y calculador nos convence al principio de ser un hombre absolutamente normal, al tiempo que luego logra ser un personaje de terror al que le tememos y en cuya mente queremos entrar. Connie Britton, en cambio, hace a ratos una interpretación irresponsable de su personaje. Debra es una mujer exitosa que ha creado un imperio a punta de su propio trabajo y de su genio. En este sentido, la serie la subestima al mostrarla ridículamente crédula e ingenua. 

Si la serie quería mostrar lo sutil de la manipulación masculina dentro de una relación tóxica, hubiera sido más interesante vernos seducidos por el personaje de John al tiempo que seducía a Debra. En cambio, vemos a una mujer ingenua e increíblemente insegura a la que en ocasiones juzgamos de crédula. Y no es así: jamás debería culpabilizarse a la víctima, pues nunca, en efecto, es su culpa. Esta es una violencia psicológica y manipulativa muchísimo menos obvia y explícita, por lo que es algo más difcíl de narrar. Aunque con fallas, Dirty John es un buen primer intento. 

Lea también: Historia de un crimen: Colosio, la primera entrega de Netflix 

 

LatinAmerican Post | Juliana Rodirguez

Copy edited by Juan Gabriel Bocanegra

Cine

¿Por qué ver Monos?

No soy experta en cine, pero como espectadora, considero que es una película que hay que ver. Es, quizás, uno de los mejores filmes hechos en...

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…