fbpx

'Netiqueta': las 10 reglas de convivencia en la internet

Escucha este artículo

 

Como si fuera un Manual de Carreño digital, estas normas nos ayudan a mejorar la convivencia en la red

'Netiqueta': las 10 reglas de convivencia en la internet

Internet es un espacio libre, siempre lo ha sido, aunque no sabemos si en el futuro lo será. Lo importante hoy es que podemos expresarnos de cualquier forma con total libertad, pero, al igual que en el mundo real, cada quien decide su forma de comportamiento, es decir, decide si sigue algunas normas de convivencia o no. En la realidad saludar, tener 'buenos modales', decir las cosas de frente, no gritar, etc., son parte de la identidad de casi todas las personas, pero en la red nadie nos ha enseñado cómo hay que comportarse.

Read in english: 'Netiquette': 10 rules of coexistence on the internet

La mayoría de las reglas de la vida diaria aplican en internet, pero hay algunas específicas que bien valdría la pena revisar. De acuerdo con el sitio de marketing Roast Brief, las reglas de etiqueta en internet, la 'netiqueta', nació en 1995 en un documento llamado Request for Comments 1855 de la Internet Engineering Task Force, una organización internacional de ingeniería encargada de trabajar en la normalización en la red. El documento propone las "reglas básicas de comportamiento" en la red, aunque, claro, desde 1995 hasta hoy, las reglas se han actualizado e incluso muchas reglas nuevas podrían agregarse.

También puedes leer: ¿Tienes algo que ya no usas? Véndelo por internet

Estas son las 10 reglas básicas, también considerando algunas propuestas por el sitio Mercadeo Global:

  • Tratarse como seres humanos: aunque escribimos desde una pantalla táctil o un teclado, quien recibe los mensajes no es un aparato, es una persona; siempre hay que considerarlo.
  • Convivir como en la vida real: casi todo lo que hacemos en la vida real aplica a la red: saludar, despedirse, respetar a los demás, etc.
  • No escribir todo en mayúsculas: se ha hecho la analogía del uso de mayúsculas con gritar en la vida real, entonces, a menos que esa sea su intención, no lo haga.
  • Respetar el ancho de banda y tiempo de los demás: no todo el mundo tiene una conexión de banda ancha potente, a veces los videojuegos o el streaming dejan a los demás sin poder usar bien la red, por lo que hay que ser considerados si es de uso colectivo.
  • Muestre su mejor lado en internet: ahora que las personas "tóxicas" se han hecho más visibles en la red puede no ser parte de ese grupo.
  • Comparta conocimientos: en internet hay grupos para todo: arte, música, deportes, noticias, ciencias, etc.; si puede contribuir a alguno, hágalo, se relaciona perfectamente con el punto anterior de mostrar su mejor lado.
  • Debatir de forma sana: parece que hay muchas personas que sólo saben arrojar odio a la red, ¿en verdad hace falta 'ganar' o 'perder' todos los debates a cualquier precio? La respuesta es no, entonces si va a compartir conocimientos y alguien no está de acuerdo siempre se puede hablar bien.
  • Respete la privacidad de los demás: como en la vida cotidiana, las cosas que las personas le confían deben mantenerse en privado. ¿Por qué en la red debería ser diferente?
  • No abusar del poder de internet: Muchas personas utilizan el anonimato de la red o sus habilidades para hacer daño. Recuerde que todos somos seres humanos y que debemos mostrar nuestro mejor lado para que la convivencia sea la mejor.
  • Comprenda los errores de los demás: nadie nace aprendido, entrar a la red por primera vez puede ser angustiante y difícil, por lo que comprender a otros que pasan por ese proceso es de gran ayuda.

Cualquier otra regla puede derivarse de estas y, como comentamos arriba, cada quien es libre de seguirlas o no. Al igual que en la convivencia diaria, todo se basa en la voluntad y la buena fe de las personas; aprovecharse del anonimato y de los poderes de la red es una mala combinación. Como dice la frase atribuida al tío de Peter Parker, "Un gran poder conlleva una gran responsabilidad".

 

LatinAmerican Post | Luis Ángel Hernandez Liborio

Copy edited by Juan Gabriel Bocanegra

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…