fbpx

La agridulce celebración de la víctimas del conflicto colombiano

Escucha este artículo


El pasado 9 de abril, se conmemoró el Día Nacional de la Memoria y Solidaridad con las Víctimas, ¿Que dejó esta jornada?

La agridulce celebración de la víctimas del conflicto colombiano

“Todo cambió de forma abrupta, de repente la felicidad se convirtió en tragedia, incertidumbre tristeza y llanto”. Este en un fragmento del testimonio de una víctima de la violencia y del desplazamiento. Junto a este, existen más de 100 relatos recopilados a través de relatos o dibujos, y que fueron expuestos el pasado 9 de abril en la conmemoración del Día de Solidaridad con las Víctimas del Conflicto.

Read in english: The bittersweet celebration of Colombian conflict victims

En la esquina de la carrera 15 con 85, en Bogotá, se levantaron tres carpas para acoger el evento. En la primera, el escenario se resguardaba de la incesante lluvia y presenciaba el ritmo de tambores que retumbaban al son del rap del Palenque. 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Unidad Víctimas (@unidadvictimas) el

En la segunda, diferentes olores impregnaban el aire. Desde frituras hasta café, los emprendedores mostraron sus negocios, fruto de la lucha contra el desplazamiento, y la necesidad de salir adelante. Artesanías, bisutería, tejidos, entre otros, de todas partes del país adornaban la carpa, para dar a conocer sus productos. 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Juanita Ibañez (@juanitaibanez) el

 

En la tercera, llamada ‘Andariega, Historias de Vida’, y ambientada con luces tenues y sonidos de pájaros, las historias de las víctimas del conflicto se tejían por medio de bitácoras, fotografías, videos, audios, entre otros, para calmar la curiosidad de aquellas personas que nunca han presenciado en carne propia el terror de la violencia.

The bittersweet celebration of Colombian conflict victims

The bittersweet celebration of Colombian conflict victims


De esta manera, la Unidad para las víctimas, por medio de diferentes narrativas, crea estrategias de recuperación emocional, las cuales “contribuyen a mitigar el sufrimiento de los sobrevivientes de la violencia, fortalecer sus capacidades para salir adelante, así como a la reconstrucción del tejido social de los colectivos víctimas de la guerra”. 

The bittersweet celebration of Colombian conflict victims

The bittersweet celebration of Colombian conflict victims

El 9 de abril

De acuerdo con Colombia 2020, desde hace 8 años se conmemora el Día de la Solidaridad con las Víctimas del Conflicto Armado, debido a la la Ley 1448 de 2011, en la cual estableció que el Congreso, “debía rendir un homenaje y escuchar atentamente a los sobrevivientes de la absurda guerra”. 

Además, según la Unidad para la atención y reparación integral de víctimas, este día tiene como objetivo “resaltar sus capacidades de resiliencia y su proceso de recuperación emocional, así como su aporte como actores vigentes con emprendimientos económicos, iniciativas de culturales y de memoria (...)”.

La agenda difícil de cumplir

Parte de la celebración estaba en el Congreso, en donde se esperaba que los funcionarios escucharan a las voceras de las víctimas. No obstante, las trabas para que eso sucediera fueron materializandose, tras una discusión entre la Cámara y el Senado, las víctimas se aglomeraron, pidiendo la entrada “este es nuestro día y no nos quieren ni siquiera dejar entrar a la sesión; mucho menos nos quieren oír. Seguro es que van a poner a las víctimas que hacen parte de los partidos políticos”, según afirmaciones de Colombia 2020.

Tras permitirles la entrada, las diferentes voceras pudieron dar su opinión frente a las garantías del proceso de paz. Según El Heraldo, “Nelly Velandia, de la Asociación de Mujeres Campesinas, advirtió sobre la implementación de lo pactado en La Habana: ‘Los incumplimientos y faltar a la palabra a los acuerdos, eso es revictimizar’.

Lea también: ¡Negadas! Las objeciones de la JEP fueron rechazadas

Una celebración agridulce

A pesar de que ya han pasado poco más de dos años desde la firma del Acuerdo de Paz con la guerrilla de las FARC, las cifras  de víctimas del conflicto no mejoran. De acuerdo con el Registro Único de Víctimas y con información de El Colombiano “en 2018 la cantidad de afectados en el país aumentó con respecto al 2017. Pasó de 99.771 casos a 111.868. En particular, los desplazamientos masivos presentaron un incremento del 90 % en los dos años anteriores a este 2019, y se triplicó el número de lesionados por minas antipersonal al pasar de 57 en el 2017 a 178 en 2018”. 

A pesar de lo anterior, el presidente Iván Duque afirmó que hasta diciembre del año pasado, la Unidad de Víctimas había entregado “962.815 indemnizaciones por más de 5.9 billones de pesos". De igual manera, manifestó que para el 2019 “ la meta para la reparación de víctimas es de 78.000 víctimas de las más de 7 millones 800.000 que están pendientes por indemnización”, de acuerdo con Caracol Radio

No obstante, nuevas víctimas del conflicto armado van surgiendo cuando varias de las zonas abandonadas de las FARC, fueron tomadas por bandas criminales (Bacrim) y pese a que el gobierno no tenía un plan de contingencia.

 

LatinAmerican Post | Laura Viviana Guevara Muñoz

Copy edited by Juliana Suárez

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…