fbpx

Elecciones en Israel: Benjamín Netanyahu va por el quinto mandato

Escucha este artículo


Tras unas apretadas elecciones, Netanyahu continuará en el poder después de estar diez años en él 

Elecciones en Israel: Benjamín Netanyahu va por el quinto mandato

El pasado martes 9 de abril se llevaron a cabo las elecciones generales en Israel. Para algunos, fueron tomadas como un referéndum sobre Benjamin Netanyahu, primer ministro israelí y quien llevaba 10 años en el poder, “además de los 3 años que encabezó el país en la década de 1990”, señala CNN. 

Read in english: Elections in Israel: Benjamin Netanyahu goes for his fifth term

A pesar de llegar a las elecciones con las acusaciones por delitos de soborno y abuso de confianza, no solo ha negado los cargos sino que ha aprovechado estas investigaciones “presentándolas como una persecución dirigida por una élite de medios de comunicación de izquierda”, según el mismo medio. 

Pareciera que su estrategia funcionó debido que con el 97% de votos escrutados, Netanyahu se proclamó de nuevo ganador, tras una reñidas elecciones en las que tanto el partido Likud y al que pertenece Netanyahu, como el partido opositor Azul y Blanco quedaron con 35 escaños cada uno. Sin embargo, gracias a las alianzas con partidos religiosos y de ultraderecha, Netanyahu alcanzó la mayoría y por eso podrá seguir otros cuatro años en el poder, de acuerdo con Eitb

Por otro lado, las elecciones se caracterizaron por una baja participacipación pues como lo señala Aurora, hasta las 6 de la tarde del martes, alrededor de un 52% de los israelíes habían votado. No obstante, en las últimas horas “más de 3.8 millones de israelíes ejercieron su derecho al voto hasta las 8 de la noche de este martes”, según el mismo medio. Lo anterior representó un 61.3% de personas habilitadas para votar, en las que se encuentran “árabes, drusos, cristianos y judíos por igual. Incluso aquellos en prisión o que se encuentren en servicio militar pueden hacerlo”, de acuerdo con TeleSur.

A pesar de sus acusaciones, ¿por qué vuelve al poder?

Temas de seguridad, económicas, internacionales y su experiencia en el cargo, son algunos de los factores claves para su reelección. De acuerdo con El Comercio, sus alianzas estratégicas con las facciones más derechistas, las que no quieren paz con los palestinos, han sido la clave para que no se hayan presentado intifadas (rebeliones palestinas contra Israel), y así se mantenga la relativa tranquilidad que el país ha vivido, a pesar de las constantes amenazas de Siria, Líbano, Egipto, entre otros.

En cuanto a la economía, aunque no sea aún un país de primer mundo, se mantiene en constante crecimiento, pues según el Banco Mundial, no solo ocupa el puesto 33 con respecto a su PBI, sino que su apuesta a las empresas con iniciativa tecnológica permite que las tasas de empleo aumenten. 

Por otro lado, su estratégica relación tanto con Estados Unidos como con Rusia, lo han llevado a tener la aprobación del pueblo israelí.  En el caso del país europeo, CNN señala que su relación con Putin ha sido “notablemente fructífera, permitiendo al ejército israelí una considerable libertad para operar contra objetivos iraníes en Siria”.

Con respecto a Donald Trump, su relación ha llevado a que el gobierno estadounidense moviera su embajada desde Tel Aviv a Jerusalén, uno de los puntos claves en el conflicto árabe-israelí, pues de entrada considera a Jerusalén como capital israelí. Además de lo anterior, sus relaciones diplomáticas permitieron que Estados Unidos renunciara al acuerdo nuclear que se había firmado con Irán; que Trump declarara como organización terrorista a la Guardia Revolucionaria de Israel y, por último “declarara la soberanía israelí sobre los Altos del Golán, un territorio en disputa con Siria”, según El Comercio. 

Lea también: ¿Trump en contra de la comunidad internacional?

 

Como se mencionó más arriba, su estrategía de víctima ante las acusaciones y la estrategia de adelantar las elecciones, que debían ocurrir en octubre, le permitió seguir en el poder por cuatro años más. 

 

Un partido opositor fuerte

Este nuevo partido, creado el 21 de febrero del 2019, encabezado por la unión de los partidos “Yesh Atid (Hay Futuro, de Yair Lapid), Resiliencia Israel (de Benny Gantz) y Telem”, se perfila como una oposición fuerte al gobierno entrante. 

Lea también: La nueva embajada de Honduras estaría en Jerusalén

Encabezado por Benny Grantz, se definen como “un partido de centro, secular y socialmente inclusivo”, según Telesur. El nombre de su partido representa los colores de la bandera israelí, lo que significó para muchos una reivindicación para el cambio de gobierno. De acuerdo con France24, Grantz reconoció la derrota de su partido, pero especificó que “venimos a convertir el Parlamento en un terreno mejor. El ADN de nuestra formación es el de un partido gobernante (…) Azul y Blanco representa un nuevo camino, una nueva lengua y una nueva unidad en la fragmentada sociedad israelí”. 

A pesar de la reñida competencia, Netanyahu se prepara para un nuevo mandato, del cual podría ser removido si las acusaciones en su contra prospera. La Justicia israelí tiene hasta el 10 de julio para tomar la decisión. 

 

LatinAmerican Post | Laura Viviana Guevara Muñoz

Copy edited by Juliana Suárez

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…