fbpx

Cerrar la frontera: el objetivo de Nixon, Reagan y Trump

Escucha este artículo


Varias veces el presidente estadounidense ha amenazado con cerrar la frontera con México

Cerrar la frontera: el objetivo de Nixon, Reagan y Trump

El discurso de Donald Trump frente a sus planes sobre la frontera mexicana parecen ser necesarios de vez en cuando. Recordemos que su campaña se basó en la creación del muro y, a lo largo de su mandato, temas como el control de inmigrantes y el cierre completo de la frontera son cada vez más usuales dentro de sus opiniones sobre México.

Read in english: Closing the border: a goal shared by Nixon, Reagan, and Trump

De esta manera, el 29 de marzo, el presidente Trump se volvió a referir a este asunto y por medio de un hilo de Twitter amenazó con cerrar por completo la frontera, “si México no detiene de inmediato toda la inmigración ilegal que ingresa a los Estados Unidos a través de nuestra frontera sur”. En esa ocasión afirmó que en la primera semana de abril, la frontera iba a estar cerrada por completo. Como era de esperarse, no la cerró, pero argumentó que “en cualquier momento lo podía hacer”. 

Sin embargo, Trump no es el primer presidente que amenaza con cerrar la frontera. En el pasado tanto Nixon y Reagan también lo afirmaron y, a diferencia de Trump, lo cumplieron. ¿Qué hicieron en ese entonces?

Quizá le interese leer: ¿Trump en contra de la Comunidad Internacional?

Nixon sembró el caos

En 1969, cuando Nixon se estrenaba como presidente, decidió buscar una excusa para “socavar dos potentes fuerzas de resistencia a los conservadores: los negros y los activistas contra la guerra”, de acuerdo con Timeline. Encontró la respuesta en la lucha contra las drogas. 

Así, cuando subió al poder creó un Grupo Especial de Trabajo presidencial relacionado con diferentes narcóticos. De esta manera Nixon planeó un ataque sorpresa masivo en la frontera mexicana, que se llamó 'Operación Interceptar'. Lo que dejó este plan fue una brutal represión en la frontera, además de crear un fiasco diplomático entre las dos naciones. Se dice que desde ese día las relaciones entre México y Estados Unidos cambiaron para siempre.

El resultado fue una frontera colapsada, por la cual miles de mexicanos perdieron su trabajo y hubo una notable disminución en la economía de ciudades aledañas a la frontera. Por si fuera poco, el objetivo de controlar e incautar drogas quedó en un segundo plano, debido a que la verdadera intención era que México cediera a las peticiones de Estados Unidos y que éste último tuviera el control total. 

Cuando México accedió a las peticiones de rociar o eliminar las plantas de marihuana, Nixon creó otro plan llamado 'Operación Cooperación', en el cual los dos países “colaboraban en el diseño de una estrategia compartida para reducir la producción de narcóticos dentro de México y su movimiento a través de la frontera”, de acuerdo con el Archivo de Seguridad Nacional.

A pesar de que ambas 'operaciones' no sirvieron realmente para combatir el aumento progresivo del consumo de drogas, sí sirvió para que Nixon demostrara lo capacitado que estaba para el puesto. No obstante, lo que realmente logró el presidente fue dividir al país contribuyendo a seguir con los estereotipos racistas y ahora xenófobos, los cuales fueron claves para recibir el apoyo de muchas clases sociales, todo bajo la premisa de combatir la guerra contra la droga. 

50 años después 

Lo primero que se debe tener en cuenta es que, según varios expertos, lo que hizo Nixon fue “un error político masivo desde todos los puntos de vista concebibles", y que debido a sus decisiones el conflicto entre la frontera sur de los Estados Unidos se originó. Hoy en día Trump parece continuar con las amenazas y también podría estar al borde de un error garrafal. Por más increíble que parezca, Nixon tenía una coartada que era la lucha contra las drogas.

Sin embargo, Trump no la tiene y cada día parece más desesperado por “por hacer algo punitivo y, habiendo agotado la mayoría de esas opciones, cerrar la frontera puede ser el mejor truco que queda”, de acuerdo con Mother Jones. Trump, a diferencia de Nixon, no esconde sus intenciones y lo que podría suceder, además de una desestabilidad económica, sería filas de carros y miles de personas estancadas en la frontera, tratando de entrar a los Estados Unidos, tal como en 1969. 

El cierre de Reagan

Bajo el mismo argumento, en 1985 el presidente Reagan también decidió realizar el cierre temporal de la frontera por la necesidad de combatir la guerra de contra las drogas. El cierre se dio dos semanas después de que “el Agente de la DEA, Enrique "Kiki" Camarena, fuera secuestrado por hombres armados durante su misión en Guadalajara, México”, de acuerdo con The Daily Caller

Esta vez la acción iba a ir bajo el nombre de “Operación Camarena”, la cual era una forma de interceptar información sobre el paradero de Camarena. De acuerdo con el mismo medio, el objetivo de Reagan era “presionar a lo que veía como un gobierno mexicano que estaba frenando sus esfuerzos para localizar al desaparecido veterano de la DEA y sus secuestradores”.

Después de que las autoridades mexicanas hicieran todo lo posible por encontrar al agente de la DEA, el gobierno estadounidense decidió usar la frontera para obligarlos a dar resultados, por lo que cerró nueve puntos estratégicos. 

Si bien la frontera se abrió días después, no solo dejó la economía afectada sino las relaciones diplomáticas por el piso. Además, los mexicanos no entendían por qué se formaba tanto alboroto si cientos de sus compatriotas habían resultado muertos producto de la guerra contra las drogas. 

Lo cierto es que en ambos casos el cierre de la frontera resultó en un fracaso, puesto que los dos países dependen profundamente de la economía, la cultura y la sociedad del otro. Además, el cierre de fronteras termina siendo una mala estrategia, pues afectan la economía y fomentan el resentimiento entre los dos países. De igual manera, no está 100% garantizado que con el cierre la inmigración desaparezca; puede que merme, pero no pararía. 

LatinAmerican Post | Laura Viviana Guevara Muñoz

Copy edited by Juan Gabriel Bocanegra

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…