fbpx

Leidy Ramírez y su gran objetivo: los Juegos Paralímpicos Tokyo 2020

Escucha este artículo


Tras ganar medalla de bronce en el scratch del Mundial de Paracycling en Holanda, la colombiana de condición especial se enfoca en nuevas metas

Leidy Ramírez y su gran objetivo: los Juegos Paralímpicos Tokyo 2020

El 5 de enero de 1991, nació en Bogotá Leidy Ramírez, quien es hoy una destacada atleta paralímpica del ciclismo. Tras 22 meses de nacida, Leidy se vio afectada por una desarticulación de cadera que hizo que perdiera su pierna izquierda. Debido a esa condición, hoy se ubica en el deporte paralímpico como categoría C2. La propia Ramírez nos indica que cualquier problema similar que se tenga de la rodilla para abajo, ubica al atleta paralímpico en la categoría.

Read in english: Leidy Ramírez and her great goal: the Tokyo 2020 Paralympic Games

Ramírez nos abrió un espacio en su agenda para que Latin American Post pudiera conocer más sobre la Leidy deportista, y sobre la Leidy ciudadana, la que es como ustedes y como nosotros.

“Tengo 28 años, vivo con mis dos hermanos, mi madre falleció hace un año. Trabajo en un negocio familiar, la Cafetería Fulle, que es manejada por mis hermanos. Estoy cerca de culminar mis estudios en Diseño Gráfico en la Universidad Panamericana de Compensar, donde actualmente curso el noveno semestre. Llegue tarde al ciclismo, pero no descarto estar en los dos oficios al mismo tiempo”, es lo primero que dice.

Lea también: Entrevista exclusiva con Eligio Vento: Una mirada a la vida de un deportista paralímpico

¿Por qué eligió el ciclismo y no otros deportes?

Leidy asegura, que, como en muchos otros casos, su amor con la bicicleta fue a primera vista. “Desde chiquita me llamó la atención el ciclismo, mi primer regalo fue una bicicleta, practicaba fútbol también, sobre todo en el colegio, pero con el tiempo fue el ciclismo el que me fue marcando el camino”.

LP: ¿Recibe el deporte paralímpico la misma atención que el deporte tradicional?

“Es muy triste, falta mucho apoyo, nosotros viajamos con lo que tenemos. En nuestro caso, solo recibimos un sueldo mínimo de la Liga de Cundinamarca. Nos ayudan mucho los resultados previos a una clasificación. Los premios que se reciben son principalmente por ganar la medalla.” 

Ramírez confesó que ella misma ha tenido que conseguir la bicicleta de pista, la de ruta, y que, por lo general, el ciclismo paralímpico debe tocar muchas puertas para que puedan recibir ayudar. “Siempre todo deportista, convencional o paralímpico, debe luchar para conseguir sus cosas, pero es cierto que un ciclista profesional convencional tiene mayores opciones de entrar a equipos profesionales y gracias a eso, mejorar sus condiciones. En nuestro caso, no existen esos equipos profesionales”, aseguró.

LP: ¿Cómo describes la experiencia del Mundial de Paracycling?

No podía faltar su descripción de esa competencia de scratch en la que se quedó con el bronce. “Fue en Appledoorn, Holanda, y fue algo sorpresivo para mí, porque no esperaba ganar medallas, pero al mismo tiempo, siempre confié en mis cualidades”.

Ramírez nos explicó que el scratch es una carrera semifondo de 10 kilómetros, que consta de 40 vueltas, en las que todo el grupo va rodando a cierta velocidad hasta que comienza el escape. “Cuando faltaban 9 vueltas, ya en la línea negra (la línea tradicional para imprimir velocidad), yo me posicioné en el 6to puesto faltando 2 vueltas, allí la representante de China atacó y vi mi posibilidad de superar a Francia, Australia y Nueva Zelanda. Finalmente, China se quedó con el oro y Australia con la plata”.

Recordemos que, en el mencionado evento celebrado en Holanda, Colombia obtuvo un oro, por cuenta de Diego Dueñas en el scratch, mientras que Carolina Munevar ganó la plata en persecución individual. Las dos medallas de bronce para la nación cafetera llegaron gracias a Leidy en el scratch y el propio Dueñas en persecución individual. Además de los mencionados medallistas, Colombia también tuvo participación en las personas de Javier Serna y Marlon Pérez en 4 km persecución individual, y Alejandro Perea en el contrarreloj de 1 kilómetro.

Leidy agregó que la clave de esta competición es más saber dónde posicionarse para poder conseguir el espacio adecuado y no caerse. En relación a los 500 metros contrarreloj, se ubicó entre las primeras 7. “En esa competencia no había tantas expectativas sobre mí, pero sí en Carolina (Daniela Munevar), candidata a ganar el oro y quien se quedó con la plata. Logré el objetivo principal que era clasificar”, señaló.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Revista Mundo Ciclistico (@mundociclistico) el

LP: ¿Cuáles son los planes de Leidy Ramírez para el 2019?

Restan ocho meses y medio del calendario del 2019 y Leidy compartió con Latin American Post lo que será su calendario restante. “Ahorita vamos a los Parapanamericanos en Perú, y lo del scratch quizá me de la clasificación a Tokyo 2020, tengo un boleto asegurado en pista y si en el mundial de ruta logro el podio, también clasificaré a Tokyo”.

Lo que resta de programación 2019, tiene para Leidy el siguiente orden:  los Nacionales de Ruta en Villavicencio (Colombia) en abril, la Copa del Mundo en Italia en mayo, los Juegos Parapanamericanos en Lima en agosto, el Mundial de Ruta en Holanda en septiembre, y finalmente los Juegos Nacionales Paralímpicos en el departamento de Bolívar en noviembre.

LP: ¿Cuál sería tu mensaje para todas aquellas personas que tienen alguna condición especial? Y ¿cuál para la juventud colombiana?

Ramírez dejó dos mensajes. El primero para la población discapacitada: “Las cosas no suceden por casualidad, las cosas suceden por algo. Hay aprovechar esa discapacidad de la mejor manera, porque no es una limitante sino más una oportunidad para hacer algo distinto”.

Finalmente, expresó sus palabras para la juventud colombiana: “si realmente uno tiene un sueño, debe buscar la manera de lograrlo y si quieres cumplir ese sueño, debes enfocarte en la persona que quieres ser y ser más independiente. Hay que luchar todos los días por ese objetivo”.

 

LatinAmerican Post | Onofre Zambrano

Copy edited by Juliana Suárez

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…