fbpx

Venezuela y su segunda independencia

Escucha este artículo


Después de más 200 años una nueva independencia busca protagonismo

Venezuela y su segunda independencia

El 19 de abril de 1810 comenzó en Venezuela una revolución en busca de la independencia de los españoles. Casi un año después, el 5 de julio de 1811, se firmó el acta de independencia en donde 7 de 10 provincias dejaban de ser españolas. Fue así como nació la Confederación Americana de Venezuela, siendo el primer país iberoamericano en independizarse. 

Read in english: Venezuela and its second independence

Sin embargo, después de 209 años, la tan anhelada independencia pareciera no existir más. El país, sumido en una profunda crisis social, económica y política se ha vuelto el títere geopolítico perfecto para las grandes potencias que ven en el país una salida para demostrar su superioridad. 

Venezuela es gobernada por dos presidentes: Nicolás Maduro, sucesor del chavismo, y Juan Guaidó, presidente autoproclamado desde finales de enero. Están cada uno en una esquina del ring esperando el inicio de la pelea. Hasta ahora los ataques solo han sido verbales, pero sus entrenadores (Rusia, China, entre otros) apoyan a Maduro en su régimen descabellado que ha generado uno de los éxodos masivos de los últimos tiempos. 

Quizá le interese leer: Las políticas anti-imperialistas de Maradona

En la otra esquina está Juan Guaidó, ese político que hasta este año logró calar en la memoria de todo el mundo. Respaldado por la mayoría de la comunidad internacional, y con una estrategia fuerte para atraer a los venezolanos, Guaidó llegó para restaurar la democracia, apoyado también por una de las potencias más grandes: Estados Unidos.

Cada uno de ellos está en una esquina esperando el ataque del otro. Cada uno está esperando el momento perfecto para lograr, por segunda vez, una independencia. Están buscando ese momento histórico que los lleve a la gloria y en la que probablemente proclamen “independencia” de la otra parte. 

Sin embargo no sería descabellado pensar que esta lucha de independencia se dé pronto, puesto que cada día las necesidades de los venezolanos se ven más afectadas. El racionamiento de energía, de agua, sumado a las desproporcionadas cifras de inflación, más la falta de alimentos y de medicamentos son los explosivos que están próximos a detonar. 

Como pasó hace más de 200 años, Venezuela necesita de su segunda independencia para poder renacer como Estado; para volver reactivar su economía y atraer a los miles de venezolanos que salieron huyendo de las pobres condiciones de vida. Sin embargo, esa independencia debe ser astuta, pues la idea no es que otra vez el país caiga en las manos de un colonizador, europeo o estadounidense, en un caso o ruso o chino en el otro.

Los próximos días o meses estarán llenos de tensión; ambos presidentes estarán atentos de las acciones del otro dispuestos hacer cualquier cosa para acabar con la opresión y las críticas y así reclamar su segunda independencia. Celebremos la independencia del 19 de abril como un incentivo ante la otra independencia que próximamente estaremos festejando.


LatinAmerican Post | Laura Viviana Guevara Muñoz

Copyedited by Vanesa López Romero

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…