fbpx

Futbolista del Tottenham amenaza con retirarse por culpa del racismo

Escucha este artículo

 

Danny Rose volvió a ser víctima de la discriminación durante el partido de Inglaterra contra Montenegro. Después de una semana, alzó su voz de protesta

Futbolista del Tottenham amenaza con retirarse por culpa del racismo

"Cuando la multa a un país por este motivo equivale a lo que yo me gasto en salir una noche en Londres, ¿qué se puede esperar?". Estas fueron las duras palabras que el defensor Danny Rose compartió con la BBC después del partido contra Montenegro. El 25 de marzo, estas dos selecciones jugaron un partido para la clasificación de la Euro, pero el partido se vio manchado en los últimos minutos, cuando el mencionado defensor recibió una tarjeta amarilla y las tribunas de Montenegro empezaron a vociferar cánticos racistas, según la cadena EFE.

Read in english: Tottenham soccer player threatens to retire due to racism

Después de dicho partido, Rose dio unas explosivas declaraciones argumentando que no veía la hora de retirarse del fútbol. La razón no es particularmente este percance, sino el constante racismo que se vive en el fútbol, a lo que se añade la ineficacia de su máximo órgano, la FIFA.

Y no es para menos. Como se lee anteriormente, de qué sirve que la FIFA sancione a los clubes con sumas irrisorias, cuando esas cantidades son gastadas por un solo jugador en una noche. Por ejemplo, cabe recordar la foto donde se muestra la cuenta de Leo Messi en un restaurante, donde se gastó alrededor de 39 mil euros en una comida.

Por supuesto, Danny Rose tiene razón. Como expuso el diario ES Racismo, en el año 2016 el club Real Zaragoza fue multado con 9 mil euros por los canticos racistas de su afición contra el jugador Samuel Eto'o; 30 mil euros menos de lo que costó la noche de Messi. Este tipo de sanciones parecen más un 'impuesto' para permitir actos racistas que verdaderamente una acción eficaz y contundente hacia él.  

Algunos casos más

No acababa el jugador colombiano Yerry Mina de instalarse en la Liga Inglesa cuando los mismos hinchas del Everton, donde juega este futbolista, cantaron una canción con matices racistas. Según el diario AS, los llamados Falcon Blues hicieron referencia a la estatura, al tamaño del pene y al color de la piel de Yerry Mina. Posteriormente se disculparon, pero el daño ya estaba hecho.

Por otra parte, este no ha sido el único jugador latinoamericano que ha sufrido de este flagelo. La imagen del jugador brasilero, Dany Alves, se hizo famoso cuando, en un partido contra el Villareal, Alves se comió un banano que fue arrojado por el Villareal. ¿Cuál fue su reacción? Según Deportes RCN, el brasilero declaró "Llevo en España 11 años y 11 años igual. Hay que reírse de estos retrasados". 

Además, lo más preocupante es que no son solo los hinchas rivales quienes cometen este tipo de actos, sino también los mismos clubes. Por ejemplo, este mes el Spartak de Moscú público un insólito Twitter en su cuenta oficial, refriéndose a los brasileros Pedro Rocha y Luis Adriano. De acuerdo con One Football, en el tweet se leía: “vean como se derriten los chocolates en el sol”, un desafortunado desatino de su Community Manager.

Lea también: Una Argentina abrumada por la decadencia de su fútbol

¿Qué está haciendo la FIFA?

Pareciera que la FIFA está tomando más conciencia del problema que el racismo representa en las canchas. Como expuso la cadena RPP, para la Copa Confederacionces de Rusia 2018, este órgano anunció la interrupción e incluso la suspensión de un encuentro por actos racistas. Esta es la primera vez que se toma una decisión contundente en copas internacionales.

Sin embargo, muchas veces la FIFA se queda corta con sus propias reglas. El diario 20 Minutos expuso las medidas que para el 2006 tenía este máximo ente: “la FIFA resumió los castigos que se aplicarán a nivel mundial, que irán desde la suspensión de partidos hasta la deducción de puntos: tres para la primera falta, seis para la segunda y el descenso para transgresiones posteriores”

Sin embargo, muy rara vez se han aplicados estas reglas y mucho menos se han visto descensos por racismo. Por otro lado, en su 'Resolución sobre la lucha contra el racismo y la discriminación', la FIFA describió algunas medidas que se han tomado. Algunas de ellas son un oficial contra la discriminación que ayude el árbitro, multas tanto a jugadores como a clubes, suspensión de fechas, el descenso e, incluso, la exclusión de un equipo.

Aun así, como se advirtió, muchas veces estas reglas se quedan solo en el papel. Pareciera que las reglas estuvieran claras, pero falta una decisiva aplicación de éstas, debido a que, tristemente, estos escenarios se han vuelto comunes en el deporte.

 

LatinAmerican Post | Miguel Díaz

Copy edited by Juan Gabriel Bocanegra