fbpx

Venezuela parece dar un paso definitivo hacia su libertad

Escucha este artículo

 

Tras la reunión del Grupo de Lima, las condiciones lucen favorables para que culmine el fatídico ciclo de Nicolás Maduro. Sin embargo, hay que esperar

Venezuela parece dar un paso definitivo hacia su libertad

Más apoyo de países latinoamericanos, resguardo a las vidas de Juan Guaidó y de Iván Duque ante posibles atentados, y una solicitud a Cuba de participar más activamente en el tema Venezuela, son las principales conclusiones que dejó la reunión del Grupo de Lima, celebrada este viernes. Esta reunión constituye, desde la visión de este redactor, un paso muy importante hacia el cese del ilegitimo gobierno de Nicolás Maduro.

Read in english: Venezuela seems to take a definitive step towards its freedom

Esto, claro está, si sumamos la posición reciente de Estados Unidos en la que su Vicepresidente secretario de estado, Mike Pence, advirtió a través de un comunicado de prensa y previo a la Conferencia de las Américas que se tratará la actual situación en Venezuela con el compromiso de Donald Trump de trabajar estrechamente con sus socios para encarar un asunto de gran importancia para la región en el que se busca fortalecer la democracia. Ya Pence ha utilizado la palabra “consecuencias devastadoras” para referirse al tema.

Pero bien, volviendo al Grupo de Lima, parece que el siguiente paso de importancia será la participación de Cuba, país del que esperan fije una posición de apoyo a Guaidó y así se siga allanando el camino para la solución a la crisis en Venezuela. No olvidemos que este país centroamericano siempre ha estado ligado a la tierra de Simón Bolívar, y que incluso algunos especialistas, consideran que es clave para la supervivencia de esta isla, más allá de la crisis petrolera que afecta a su ‘padrino’.

Recordemos también que ya los gobiernos de Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, Panamá, Paraguay y Perú han reiterado su apoyo al líder opositor Guaidó y por ende su respaldo a las acciones emprendidas recientemente en Venezuela, tras la liberación de Leopoldo López tras su arresto domiciliario y el apoyo de algunos militares que estaban suscritos al gobierno de Nicolás Maduro.

Lea también: La crisis venezolana y la reunión del Grupo de Lima

Aunque la tendencia de apoyo va más hacia la vía pacífica, mi sensación es que, en caso extremo, el Grupo de Lima también apoyaría la acción que sea necesaria para poner fin a esta larga crisis que ya afecta a varios países del continente. Tras la reunión de la mencionada organización, el canciller de Perú, Néstor Popolizio, exigió el respeto a la integridad y libertad de todos los venezolanos, incluyendo -por supuesto- al líder de la oposición y presidente interino, Juan Guaidó.

También, se solicitó a la ONU atender el éxodo masivo de venezolanos, aun cuando me temo, todo se quedará en un pedido, pues son los propios países quienes determinan estableciendo sus mecanismos de control de migración ante la ausencia de un plan definido de parte de las Naciones Unidas. Organización que desde el año pasado anunció un mecanismo de coordinación para la masiva salida de venezolanos al que no se le ven mayores resultados.

El secretario general, António Guterres, reunió en ese entonces a la Agencia para los Refugiados (Acnur) y a la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), con el fin de poner en marcha ese mecanismo, pero luego no hubo mayor información al respecto.

Finalmente, el Grupo de Lima resaltó la importancia de Colombia en el tema, un país que ha apoyado decididamente a Juan Guaidó a través del presidente Iván Duque, y quien, a su juicio, también estaría en riesgo su integridad, por lo que protegerle debe ser prioridad. Para ellos, la protección del régimen ilegitimo de Nicolás Maduro es una amenaza debido a que grupos terroristas, que operan en el territorio de Colombia, buscan desestabilizar la firme institución que es Colombia, según se detalló en un documento.

Las palabras de Carlos Holmes Trujillo, ministro de Relaciones Exteriores, informando que desde Caracas el gobierno de Maduro había ofrecido apoyo logístico al Ejército de Liberación Nacional (ELN), para tomar acciones en contra de Duque, fue sin duda el disparador para que el tema haya tomado relevancia junto con el de Venezuela, al estar estrechamente vinculados.

En conclusión, como venezolano, solo puedo decir que los acontecimientos de los días recientes apuntan a un nuevo paso hacia el objetivo de Venezuela de reestablecer su libertad. Pero la acción firme, debe llegar desde Estados Unidos cuando las vías pacíficas, -para mi agotadas desde hace un tiempo-, ya no se puedan sostener más. Todos preferimos la salida pacífica, y estas acciones representan un paso más hacia eso. Sin embargo, la paciencia se extingue.

 

LatinAmerican Post | Onofre Zambrano

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…