fbpx

La excentricidad se tomó la Met Gala 2019

Escucha este artículo


Barbie, Cenicienta, el fantasma de la ópera e incluso comida rápida fueron algunas de las inspiraciones de las grandes casas de moda en esta edición de la Met Gala

La excentricidad se tomó la Met Gala 2019

La noche del 6 de mayo fue testigo del imponente evento de moda, la Met Gala, una gala de beneficencia que se realiza cada primer lunes de mayo en el Museo Metropolitano de Arte de Nueva York. Como era de esperarse, casas de moda y celebridades buscan ser el centro de atención con los trajes más exóticos y bien producidos. Año tras año, los invitados aprovechan para explotar al cien por ciento el tema y resultan vestidos épicos para el mundo de la moda.

Read in english: Eccentricity took the Met Gala 2019

Este año el tema era precisamente eso. El concepto Camp, que pretende ser exagerado, le dio pie a sus asistentes para explotar aún más la creatividad de los diseñadores, cosa que igual se hace cada año. Así, Camp, Notes on fashion, se convierte en la forma más precisa de explicar lo que se supone es esta gala de moda: lo excéntrico, lo único, lo bizarro.

La cena que se realiza al interior del Met es difícil de ver, salvo uno que otro invitado que publica lo que pasa adentro de la gala. Igual que la exhibición, que los primeros días después del evento aún no está abierta al público, aunque abre hoy, 8 de mayo.

Lee también: Met Gala: conozca el evento más glamoroso de la moda

Lo que nos queda a los espectadores es la increíble alfombra, en este caso rosada, por la que cada uno de los invitados hace su aparición para mostrarnos sus looks. Además, durante esta alfombra no solo pasan a que los paparazzi les tomen fotos, sino que algunos buscan hacer una entrada triunfal, como lo hizo Lady Gaga, una de las anfitrionas. La excéntrica cantante, se podría decir que una mujer que personifica la esencia de Camp, hizo una entrada que contó con 4 cambios de ropa, mezclada entre lo fucsia y lo negro e hizo todo un performance.

Como era de esperarse, Camp fue un estallido de colores, de brillos, de plumas, de hombreras y, eso sí, de mucho estilo.Y es que de la mano de Gucci como patrocinador no se podía esperar nada menos. Alessandro Michele, cabeza de esta casa de moda, tenía la importante misión de destacarse entre las demás casas de moda al ser el patrocinador, especialmente con el co-anfitrión Harry Styles. Sin embargo, no llevó Camp a su mayor expresión, como sí lo hizo el año pasado en la exhibición de Heavenly Bodies.

Eso sí, explotó su creatividad en Jared Leto, quien cada año es su musa. Este año, con lo bizarro como protagonista, Leto llevó como accesorio de su traje rojo y lleno de cristales brillantes, una réplica de su cabeza.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Gucci (@gucci) el

Es costumbre que en esta gala se vean dos tipos de outfits, especialmente en las mujeres. El primero de ellos son los vestidos o trajes totalmente acorde el tema de la exhibición pero “sencillos” (en la medida de lo que se puede ser sencillo en este evento). El segundo, característico de diseñadores como Jeremy Scott de Moschino con su musa Katy Perry, que trasciende los límites -si es que Camp tiene límites-, y los trajes, totalmente estilizados, se convierten en una especie de disfraces que comunican incluso más que la moda en sí.

Por lo general, los diseñadores que reinan en esta alfombra varían en estos dos tipos de outfits. Es decir, no todos lo que visten de Moschino llevan trajes tan creativos como Katy Perry. Normalmente, utilizan a sus musas para crear el atuendo más arriesgado, y crean otros de tipo más estilístico para otros de sus modelos.

Estos fueron algunos de los looks más Camp que nos dejó esta Met Gala

Lady Gaga, vestida en Brandon Maxwell, no solo llevó un atuendo bastante Camp, sino que hizo todo un performance en el que se fue desvistiendo poco a poco. Quizás, mostrando lo cambiante que es la moda, y el camp.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Lady Gaga (@ladygaga) el

Katy Perry tuvo dos outfits, ambos de Moschino. El primero, en el que pasó por la alfombra rosada, era un vestido corto brillante y con luces. Hasta ahora suena un poco excéntrico pero nada del otro mundo. Pero era un candelabro. Así es, Perry era un candelabro andante. Su segundo traje, que utilizó para el after party, era una hamburguesa. 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Moschino (@moschino) el

Ezra Miller estaba vestido en Burberry y fue, sin duda alguna, la obra maestra de Riccardo Tisci. Todo su traje estaba inspirado en el fantasma de la ópera y en su mano llevaba una máscara. Pero además, en la parte superior de su cara tenía 7 ojos que creaban una ilusión óptica.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Burberry (@burberry) el

Kacey Musgraves, la cantante estadounidense, fue vestida de Barbie. Con un traje rosado, gafas rosadas, pelo rubio y una entrada en convertible rosado, tal como el de la Barbie, representó la colección de esta muñeca que hace parte de la casa Moschino.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Moschino (@moschino) el

Kylie y Kendall Jenner, aunque no fueron tan excéntricas en sus outfits como otros invitados, sin duda llamaron la atención por los colores que usaron y su siempre imponente presencia. Ambas vestidas de Versace, que resaltó en esta gala por sus atuendos coloridos, llevaron un vestido morado (Kylie) y uno naranja (Kendall), brillantes y llenos de plumas.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Kylie (@kyliejenner) el

Por último, aunque no la más extravagante, la reina de la gala: Anna Wintour, vestida con Chanel, diseñado por el fallecido Karl Lagerfeld. Su vestido, de un tono rosa era la mezcla perfecta entre elegancia y excentricidad. Con plumas y brillantes, la editora de Vogue y organizadora de este evento, resaltó en medio de la alfombra que llevaba su mismo color de vestido.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

Una publicación compartida de Anna Wintour (@wintourworld) el

 

LatinAmerican Post | Juliana Suárez 

Copy edited by Vanesa López Romero

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…