fbpx

Brasil: ¿por qué Bolsonaro ha declarado la guerra a la diversidad?

Escucha este artículo


Un comercial que incluía minorías ha reavivado la lucha del presidente brasileño contra la diversidad en su país

Brasil: ¿por qué Bolsonaro ha declarado la guerra a la diversidad?

Esta semana ha sido retirado un anuncio publicitario del Banco de Brasil que incluía a personas de color y a otra transgénero. Se trataba de un ensamble de jóvenes que representaban la profunda diversidad de las nuevas generaciones brasileñas en distintos escenarios, incluidos bares, piscinas y en las ciudades en general. No obstante, el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, ha hecho lo posible por retirar el anuncio del alcance público.

Read in english: Brazil: Why has Bolsonaro declared war on diversity?

En un comunicado, expedido por el presidente del Banco de Brasil, Rubem Novaes, se explica que “[e]l presidente y yo estamos de acuerdo en que la pieza debía ser retirada del aire”. Bolsonaro fue quien puso como cabeza del banco a Novaes. Incluso quien fuera el encargado de marketing fue despedido tras la decisión de retirar el anuncio.  

Posteriormente, y como es costumbre con la censura en los tiempos del internet, el anuncio se viralizó en redes sociales y despertó todo tipo de reacciones. Según El País, la cadena de comidas rápidas Burger King ha ironizado con el caso, por lo que ha buscado hacer un casting con los protagonistas del anuncio vetado. “En Burger King todo el mundo es bienvenido”, reza la reacción de la empresa.

Lea también: Latinoamérica: un territorio hostil para la libertad de prensa

Los temas de diversidad cultural y de género en Brasil están a flor de piel desde que Bolsonaro asumió la presidencia del país. En campaña, fue muy criticado por frases en contra de afrobrasileños como “[n]o hacen nada. Más de mil millones de dólares al año estamos gastando en ellos” o “[c]reo que ni para procrear sirven más”.

En el pasado también se despachó contra la comunidad LGTBI, diciendo cosas como “[s]ería incapaz de amar un hijo homosexual. Prefiero que un hijo mío muera en un accidente a que aparezca con un bigotudo por ahí”.

La pregunta es: ¿por qué Bolsonaro ha declarado la guerra a la diversidad? Desde su campaña para las presidenciales, Bolsonaro dejó muy en claro su posición frente a las temáticas sociales. Al principio de su gobierno, el ministerio de los Derechos Humanos —uno de los logros de los gobiernos de izquierda en la última década en Brasil— fue reformado en el ministerio de la Mujer, Familia y Derechos Humanos.

El componente de los D.D.H.H., si bien no fue revocado, fue complementado por el de la familia, una de las consignas de los gobiernos conservadores. Según La Vanguardia, la cabeza del ministerio, Damares Alves, es una pastora evangélica, quien se define como “terriblemente cristiana” y una defensora de “la familia, la vida y los derechos humanos”.

Ese debate se viene dando desde el surgimiento de lo que algunos sectores llaman 'ideología de género'. Los más conservadores le temen, mientras que los progresistas la defienden. Ahora, la idea es que el modelo de familia tradicional y nuclear sea el modelo para la sociedad brasileña. No obstante, es un concepto que busca hacer frente a un diversidad que no se explica únicamente a través de modelos de familia.

Por lo general, la diversidad a la que se resiste Bolsonaro tiene que ver con identidad de género, el empoderamiento femenino y de minorías raciales. Si se piensa con cautela, la conformación de la familia poco tiene que ver con esto.

Quizá la razón más importante para este fenómeno es el supuesto 'marxismo cultural' que, según sus defensores, es la tendencia de la eliminación de las instituciones y creencias fundamentales de las sociedades occidentales. De hecho, desde el ministerio de Relaciones Exteriores de Brasil, encabezado por Ernesto Fraga, se quiere pelear contra dicha tendencia a nivel global.

Quienes creen en el 'marxismo cultural' ven como amenaza el ambientalismo, el feminismo y básicamente cualquier corriente que se oponga a la forma en que las sociedades occidentales construyen el statu quo. En términos prácticos, Bolsonaro trata de mantener la estructura de la sociedad tal cual es y piensa que la diversidad es un obstáculo para tal fin.

 

LatinAmerican Post | Iván Parada Hernández

Copy edited by Juan Gabriel Bocanegra

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…