fbpx

Una madre olímpica: esta es la historia de la windsurfista Blanca Manchón

Escucha este artículo


Representará a España en la competencia de regata de los Juegos Olímpicos de Tokyo 2020, pero para llegar allá su mayor alegría personal se convirtió en un obstáculo que superó

Una madre olímpica: esta es la historia de la windsurfista Blanca Manchón

Nació en Sevilla, España, el 6 de marzo de 1987. Blanca Maria Manchón es hija y hermana de regatistas, y por eso, a los 7 años se inició en la vela, específicamente en la clase Optimist, y muchos hasta creen que su pasión por esta disciplina deportiva nació desde que estaba en el vientre de su madre cuando esta, en período de gestación de Blanca, participó en un Campeonato de España.

Red in english: An Olympic mother: this is the story of the windsurfer Blanca Manchón

Hoy, Blanca es multicampeona mundial y europea en la especialidad de windsurf y en la clase RS: X, lo que la ubican en la élite como una de las mejores regatistas de la actualidad, como asegura Ecured. A los 10 años, Manchón supo lo que era participar en un Campeonato del Mundo, en la categoría infantil. Dos años después, consiguió su primer podio, al acreditarse la plata lograda en Mundial alevín, clase Aloha, y que en ese momento se celebró en Martigues (Francia).

La máxima competencia: los Juegos Olímpicos, aparecieron en la vida de Blanca en el 2004, y de inmediato hace historia al convertirse en la primera menor de edad que representa a España en semejante cita internacional. Apenas tenía 17 años y ya era subcampeona continental absoluta en Palermo (Italia) y séptimo puesto en el Mundial de Cesme en Turquía, cerró Ecured. Pero del lado bonito de la vida de Blanca, y que le ha hecho llegar hasta donde está, pasamos a los obstáculos que debió superar la sevillana para alcanzar los Juegos Olímpicos.

Lea también: Tenista y mamá al mismo tiempo: ¿se puede?

La maternidad

Pese a que hay algunas señales de que las mujeres cada vez ganan más espacio en los deportes, es preciso recordar que históricamente el deporte es una plataforma de desigualdad entre hombres y mujeres. Ha sido abiertamente favorable al sector masculino en oportunidades, dinero, visibilidad y, ni hablar de cuando surge el tema de la maternidad, pues hasta los patrocinantes pueden dar la espalda en estos casos.

A sus 32 años, Manchón, es la imagen visible de lo que sufren las mujeres en las distintas disciplinas pese a que ya es seis veces campeona del mundo, y monarca europea. Eso, de nada sirvió cuando anunció que estaba embarazada. "Soy profesional desde los 14 años, incluso después de una lesión de seis meses los patrocinadores me apoyaron. Solo me dejaron sola tras el parón por ser madre", declaró a El Español.com. 

Sus anunciantes le dieron la espalda y a Manchón no le quedó otra que dedicarse a su embarazo y practicar en forma personal, para reaparecer en competencias oficiales seis meses después de dar a luz. "De repente todos los patrocinadores no me renovaron o directamente desaparecieron". Pese a que tuvo que empezar de cero y sin ayuda, Blanca agradeció a quienes le apoyaron en su momento.

Su hijo Noah nació en diciembre de 2016, poco después de la retirada de los dos anunciantes, y que le obligó a llamar a la puerta a sus padres para poder seguir compitiendo. “¡Papá, mamá, mirad: como cuando tenía 12 años!”, recordó con cierta energía. La mentalidad también fue trabajada y en ese sentido, su psicóloga, Ana, ha sido fundamental.

“En mi deporte tienes que planificar las cosas con mucha antelación por los viajes y la logística. Estaba con el bombo de nueve meses y planeando la siguiente temporada y nadie me cogía el teléfono. De Emasesa y Nike no supe mucho más y sí que perdí 40 mil euros. Un año sin competencia es un año sin ingresos y fue duro porque dependía totalmente de estas marcas”, explicó a El País.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por ️️B L A N C A ‍♀️️ (@blancamanchon) el

Tokio 2020 es el gran objetivo

Su familia le ayudó a levantarse y lograr un nuevo título. Después de esta etapa complicada, la windsurfista ya se prepara para los Juegos Olímpicos de Tokio. Manchón llegará sin dificultades económicas a la cita olímpica del 2020, tras hallar patrocinador, en este caso, la marca Hero, lo cual representa una motivación extra y la tranquilidad adecuada para una preparación olímpica.

"La familia ha sido siempre uno de los principales valores corporativos de Hero, por ello, y durante su historia, la compañía ha llevado a cabo diferentes proyectos para contribuir socialmente al bienestar de las familias en España", aseguró la marca en un comunicado, según replicó El Español.

Blanca también recordó a El País en medio de una alegría renaciente su primera participación olímpica en la edición de Atenas 2004, en la que hizo amistad con el estelar tenista Rafa Nadal. “Él estaba de suplente. Teníamos la misma edad, nos poníamos los dos a comer pipas en el escalón de España de la villa olímpica”, para agregar “A Tokio iré con otra mentalidad, con la ilusión de saber lo que me ha costado estar allí y que pase lo que pase, lo voy a disfrutar. Es un regalo para mí más que una medalla”.

El Diario de Andalucía reiteró que Manchón decidió no elegir entre su carrera y su maternidad, como si hicieron otros deportistas, que debieron debatirse entre el título y la aventura maternal. Esa postura, cuando la política de becas en los deportes en España está sobre la mesa, no favorecía a Blanca, porque la teoría generalizada es que ambas cosas no son compatibles en el deporte.

Blanca, antes de su parón por embarazo, solo se detuvo una vez en su carrera y fue por lesión, aunque en esa ocasión no hubo mayor aprendizaje como en este. Al respecto, afirmó “lejos quedan las sesiones de agua de ocho horas, estoy en una etapa diferente, igual de competitiva, pero diferente, porque cuando estás criando el imprevisto está ahí, detrás de la esquina", comentó al Diario de Andalucía.

Luchó para clasificarse de nuevo –en vela su modalidad es RS:X y por la única plaza que tenía España – luego de ser madre y superar todo tipo de problemas físicos, económicos y hasta emocionales, y por ahora, no tiene planeado retirarse de la disciplina que tanto ama, sentenció El País.

 

LatinAmerican Post | Onofre Zambrano

Copy edited by Vanesa López Romero

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…