fbpx

JEP y su decisión de liberar a Jesús Santrich: se la explicamos

Escucha este artículo

 

La decisión de la JEP de no extraditar a Jesús Santrich ha desatado un caos judicial en Colombia, que ha llevado a la renuncia del Fiscal General de la Nación

JEP y su decisión de liberar a Jesús Santrich: se la explicamos

El proceso judicial del exlíder guerrillero Jesús Santrich ha estado envuelto en desacuerdos durante un año, desde el 9 de abril de 2018, cuando lo capturaron por participar presuntamente en la planeación de un envío de cocaína a Estados Unidos. Todo esto, para que finalmente hoy, 15 de mayo, la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) decidiera no extraditarlo y ponerlo en libertad, cosa que la Fiscalía ha buscado impedir desde que empezó el proceso.

En general, las opiniones han estado polarizadas por que para unos Santrich debía ser juzgado por la JEP y para otros ser directamente extraditado a Estados Unidos. Por un lado, se dice que como el exlíder guerrillero firmó el acuerdo de paz, dejó las armas y se acogió jurisdicción, tiene derecho a la no extradición. Sin embargo, por otro lado se afirma que, al haberse cometido el supuesto delito después de la firma del acuerdo y de que éste entrara en vigor, debe ser juzgado por la justicia ordinaria, por ende, ser extraditado.

La decisión de la JEP de no permitir la extradición se basa en este amparo de garantía de no extradición y en que las pruebas no permiten precisar la fecha de lo ocurrido. Esto, ya que en el caso de haber sucedido en el marco del conflicto, sería igualmente acogido por la justicia transicional. Esta decisión fue tomada con tres votos a favor y dos en contra de suspender el proceso de extraditación.

Para poder continuar con el proceso de extradición, la jurisdicción debía asegurarse de tener las pruebas necesarias, por lo que las solicitó a diferentes entidades como la Fiscalía General de la Nación, la Cancillería y el Ministerio de Justicia. Además, en octubre del 2018, la jurisdicción envió una petición a Estados Unidos solicitando más pruebas para poder confirmar fecha y responsabilidades.

Sin embargo, el gobierno norteamericano lo negó, “porque consideraban que este procedimiento era contrario a sus prácticas de extradición y que todas las pruebas ya habían sido dadas en el expediente que se le había entregado a la Fiscalía”, según afirma Colombia 2020. Normalmente, en un proceso de extradición tradicional, la justicia colombiana se limitaba a seguir el expediente de manera formal, mas no buscaba indagar sobre éste ni pedía corroboración u otro tipo de pruebas.

Lea también: YouTubers y líderes sociales: la nueva iniciativa de Daniel Samper

La JEP aplica la garantía de no extradición debido a la finalidad que tiene todo el acuerdo de paz y su sistema integral de justicia. En éste, el eje central son las víctimas y la verdad, para que pueda haber una verdadera reparación. En este orden de ideas, la extradición impediría que se conociera la verdad pues estarían en otro país y se evitaría que contaran la verdad de los delitos, como sucedió ya con jefes paramilitares.
 

La renuncia del fiscal

El Fiscal General Nestor Humberto Martínez ha sido el detractor principal de la JEP en cuanto al tema de la extradición de Jesús Santrich, y hoy, tras la decisión, ha entregado públicamente su renuncia irrevocable.

Esto se debe a que, en la decisión, el tribunal de paz afirmó que “se ordena a Fiscalía de Colombia disponer libertad inmediata", lo que obligaba Martínez a liberar a Santrich. De acuerdo con esto, en la carta de renuncia que leyó, afirma que este desafío al orden jurídico no puede ser refrendado por el suscrito. Mi conciencia y mi devoción por el Estado de Derecho me lo impiden. Por ello he presentado renuncia irrevocable al cargo de Fiscal General de la Nación".

Minutos después, la vicefiscal, María Paulina Riveros, ha presentado también su renuncia. Mientras se realiza una terna para escoger a quien reemplazaría a Nestor Humberto Martínez, sería ella la encargada de ordenar la liberación de Jesús Santrich, acatando la orden de la JEP. Al quedar sin las dos figuras más altas de la Fiscalía, podría esperarse un retraso en la liberación del ex jefe.

Sin embargo, según las declaraciones del ex fiscal Guillermo Mendoza Diago, recogidas por El Tiempo, la fiscalía debe, sí o sí, acatar la decisión de la justicia trancisional y debe liberarlo. No obstante, Mendoza afirmó que igualmente se pueden seguir adelantando investigaciones sobre el caso, pues la Fiscalía no ha perdido competencia ni viola ningún derecho al continuar la investigación. De probarse lo necesario, el futuro de Santrich podría cambiar.

¿Qué pasará ahora?

A la espera la liberación de Santrich, y mientras el país entero digiere la noticia de ambas renuncias, en las próximas horas el presidente Duque, quien canceló su agenda en varias ciudades del país, tendrá una reunión extraordinaria y se espera que también de declaraciones sobre lo sucedido. De igual forma, la vice presidenta Marta Lucía Ramírez también volverá a la capital a la reunión.

Lo que sucede mientras tanto en el país se divide entre la afirmación sobre una crisis institucional o un cuestionamiento a las verdaderas razones de renuncia de Nestor Humberto Martínez, a quien una gran parte de la sociedad colombiana le había pedido la renuncia por relación al caso Odebrecht.

El senador de Alianza Verde, Antonio Sanguino, por ejemplo, dijo a Caracol TV que no sabía “si su renuncia es por el caso Santrich o los otros asuntos que han comprometido una discusión muy importante en la sociedad colombiana”. De igual forma, en Twitter se ha vuelto tendencia #ChaoFiscal, donde las personas se preguntan las verdaderas razones de la renuncia.

 

 

Por su parte, otro sector de la ciudadanía ha manifestado el apoyo a Martínez, afirmando que la JEP se extralimitó en su poder y afirmando también que las pruebas son más que claras para continuar con la extradición. Entre ellos, las bancadas del Centro Democrático, el Partido Conservador y Cambio Radical.

Le puede interesar: Latinoamérica: un territorio hostil para la libertad de prensa

A propósito de esta posición, este sector del país ha aprovechado para volver a sacar a la luz el tema de una Asamblea Nacional Constituyente. Esta idea había rondado desde hace unos meses, cuando el presidente del Congreso, Ernesto Macías lo había puesto sobre la mesa. Ahora, en el auge del discurso de una crisis institucional, se ha vuelto a disparar con la razón de que se necesitan reformar la justicia ordinaria y la transicional para evitar que este tipo de acciones se vuelvan a dar.

 

 

Mientras tanto, el país entero se encuentra dividido en lo que respecta a la decisión del Fiscal General, entre si es o no una crisis institucional. Por lo pronto, se espera que el presidente Duque de algunas declaraciones.

Por su parte, la Procuraduría ha apelado la decisión de la JEP. Sin embargo, según el exprocurador general Jaime Bernal, al decidir que se le da garantía de no extradición, deben dejarlo automáticamente libre, pues la Fiscalía había adelantado su detención en función de la petición del Gobierno estadounidense. De esta forma, si la extradición se cae, no tiene porque permanecer detenido. “La libertad es inmediata así la Procuraduría apele, pero mientras eso sucede, Santrich puede quedar en libertad apenas lo notifiquen”, dijo Bernal.

 

LatinAmerican Post | Juliana Suárez
Copy edited by Marcela Peñaloza

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…