fbpx

¿Cómo organizar toda tu casa en una semana?

Escucha este artículo


Sigue estos tips para organizar toda tu casa en tan solo una semana

¿Cómo organizar toda tu casa en una semana?

Mantener un espacio organizado es sumamente importante no solo para ser más productivo, sino también porque el desorden suele generar estrés, aumenta el nivel de cortisol y los altos niveles de cortisol están asociados con enfermedades estomacales y cardiacas. Sin embargo, muchas veces es complicado encontrar el tiempo para organizar la casa, todo termina acomulándose al final y organizar pasa de ser una tarea sencilla a ser algo caótico.

Read in english: How to organize your entire house in a week

A continuación te damos algunos tips y pasos para que puedas organizar la totalidad de tu casa en una semana; ten en cuenta que el tiempo varía también en la disponibilidad de tiempo que tengas, por lo que te recomendamos dedicarle una semana ya sea de vacaciones o en la que tengas más tiempo libre. También te daremos algunos consejos para que puedas mantener ese orden durante un largo tiempo.

Tips para tener en cuenta antes de empezar

1. Deshazte de las cosas que ya no utilices o que ya no sean importantes para ti. Este paso puede sonar sencillo, pero la verdad es que a las personas se les dificulta bastante deshacerse de objetos por el simple hecho de que se cree entre más se tenga se es más próspero, cuando realmente no es así. Puedes donar dichos objetos, hacer una venta de garaje o botarlos, de ser necesario.

2. Para las cosas que no uses pero que tengan un valor emocional para ti debes encontrarle un lugar específico.

3. Haz un planeador en donde escribas cuánto tiempo le dedicarás a cada tarea que realizarás durante toda la semana. Aparta espacios para salir a tomar aire, comer y descansar.

4. Si sientes que tu casa es muy grande como para tan solo tener una semana para organizarla, tómate dos semanas y dedícale dos días a cada uno de los espacios o habitaciones.

5. Compra o reutiliza cajas de plástico para separar utensilios pequeños que normalmente estarían en un cajón enredado entre otros utensilios. Sepáralos y crea un sistema de orden que sea práctico para ti.

6. Si te sientes desanimado piensa en que al finalizar la semana estarás en un lugar limpio, organizado que te hará sentir mucho más tranquilo porque habrás descargado un peso enorme.

Día 1: Habitación Principal

Comenzar por la habitación principal puede ayudarte a apropiarte del proceso que estás iniciando. Piensa en que este espacio es el lugar en donde descansas y pasas toda la noche. Es tu espacio más íntimo.

Lee también: Quiz: ¿Cuánto sabes sobre salud?

Comienza por tu mesita de noche, saca todo lo que tengas dentro y utiliza un producto de limpieza que sirva para el material del que está hecha; separa lo que es útil de lo que no y vuelve a dejar organizadamente lo que sigues necesitando. Puedes agregar una planta o una lámpara de lectura si quieres que tu espacio sea más agradable. Por último cambia el tendido de tu cama. Recuerda barrer o aspirar en los lugares difíciles de las esquinas de la habitación.

Día 2: Armario de ropas

Saca toda tu ropa de los percheros y de los cajones, separa la ropa que donarás de la que botarás, pon cada montón en una bolsa distinta. Después, limpia tu armario, bárrelo y pon cajas de cartón o de plástco sin tapa para poder separar los tipos de ropa que tengas. Dobla o cuelga la ropa que mantendrás. Para que puedas hacer mejor uso de tu espacio puedes utilizar este método creado por Marie Kondo, experta en el orden de casa, para doblar la ropa:

Día 3: Baños

El baño es uno de los lugares que debe permanecer más limpio por su uso. Comienza sacando todos los tapetes, toallas,  y lo que tengas encima de los estantes o en la ducha. Para las juntas de las baldosas puedes utilizar un cepillo de dientes viejo y el producto de limpieza de tu preferencia. Después de haber elegido qué es lo que mantendrás, deshazte de lo que ya no usarás. Vuelve a colocar todo en su puesto y agrega algún ambientador para que el lugar quede oliendo bien. 

Día 4: Biblioteca

De tener biblioteca, saca todos los libros y limpia sus cubiertas, su lomo y por último limpia con un paño de microfibra el canto (la parte donde se ven las hojas). Puedes organizarlos en orden alfabético, por tamaño, por autor o por tipo de literatura, solo procura que el sistema que utilices sea de fácil recordación para que pueda encontrarlos fácilmente.

Día 5: Sala y comedor

Para organizar tu sala procura aspirar o limpiar con un paño los sofás y sillones y correrlos para poder aspirar o barrer debajo de ellos. Te recomendamos estar cambiado el puesto de estos en la misma habitación para que no se acumule el mugre debajo de ellos. Si tu mesa de centro es de madera o de vidrio puedes añadir unos posavasos para no dañar la superficie.

Añade plantas en el suelo o en la mesa para darle más vida. Puedes también agregar una pieza de tela en uno de los sillones para que sea más agradable. 

Día 6: Patio de ropas y jardín

Para el patio de ropas desocupa la lavadora y la secadora y límpialas con un producto especial para este tipo de electrodomésticos. Puedes comprar dos canastos de plásticos, uno para la ropa sucia y otro para la ropa limpia y doblada; esto te ayudará a mantener el orden y no dejar la ropa sucia en el suelo de tu habitación o en la lavadora, pues ahí puede coger mal olor.

Te puede interesar: 3 YouTubers Minimalistas de debes conocer

Si tienes jardín recoje las hojas secas y caídas con un rastrillo, no debes dejarlas en el suelo de las plantas que siguen creciendo, pues absorben los nutrientes que estas necesitan. Si estás trabajando en ser más ecoamigable, puedes añadirlas a compost. Para que tu jardín se mantenga vivo y hermoso investiga sobre cada una de las especies de plantas que tienes y riégalas, fertilízalas o fumígalas naturalmente según sus necesidades.

Día 7: Cocina

La cocina es el espacio que se ensucia más fácilmente, pues todo el tiempo está en uso. Para organizarla te recomendamos sacar todo de los cajones y los estantes, limpiarlos, lavar los utensilios o dejarlos en agua para que sea más fácil quitar la grasa. Recuerda separa lo que seguirás utilizando de lo que no. Luego vuelve a poner todo en su lugar, recuerda que puedes sistematizarlo para encontar todo mucho más fácil, como por ejemplo: ten un cajón solo para las tapas de las ollas, uno para los cucharones, cuchillos y molinillos, etc. Haz lo mismo con la comida. 

Puedes utilizar el mismo truco del cepillo de dientes viejo para limpiar las juntas de las baldosas que ya habíamos mencionado.

Para mantenerla organizada piensa en lo sieguiente: es preferible que laves un vaso que acabas de utilizar a lavar 10 vasos que dejaste sucios durante dos días. Mantén este pensamiento para todo el orden de tu casa: si la mantienes limpia es más difícil desorganizarla

 

LatinAmerican Post | Vanesa López Romero
Copy edited by Marcela Peñaloza

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…