fbpx

Millonaria multa de Bayer debería hacernos despertar

Escucha este artículo

 

Mucho se ha discutido sobre las pésimas consecuencias del glifosato, pero gobiernos como el colombiano insisten en utilizar el polémico herbicida

Millonaria multa de Bayern debería hacernos despertar

Hacerse los de la vista gorda y evitar hacerle frente a las consecuencias del glifosato parece ser la posición de grandes empresas como Bayern y gobiernos como el de Iván Duque. A pesar de que el herbicida ha sido catalogado como posible causa del desarrollo de cáncer y que ambientalmente produce graves daños a los ecosistemas y la salud de los animales, se insiste en seguir utilizándolo como plaguicida y una de las herramientas para la erradicación de drogas ilícitas.

Read in english: Millionaire fine to Bayern should make us wake up

Una posición arrogante y negligente de personas a las que poco les interesa la salud humana y el cuidado del medio ambiente. A pesar de la negativa para reconocer los daños del glifosato, un reciente fallo en Estados Unidos puede ser la oportunidad para cambiar esta postura. Un jurado en California condenó a Bayern a pagar $2000 millones de dólares a una pareja que desarrolló cáncer tras usar el químico de Monsanto. Esto significa que la balanza se inclina hacia quienes han argumentado que esta sustancia es altamente peligrosa.

 

Si bien este tipo de sentencias le dan la razón a quienes objetan el uso del químico, pareciera que importa más seguir generando plata y hacer crecer a gigantes como Bayern, que han caído tan bajo que ahora se dedican al espionaje y recolección de datos de forma ilegal. La compañía espió a más de 200 personas, entre las que se encuentran políticos, científicos y periodistas. Según ABC, lo hicieron con el único fin de averiguar su posición respecto a los organismos genéticamente modificados y el uso de químicos como el glifosato.

La prensa francesa ha publicado que el espionaje no solo incluía la opinión respecto al glifosato, si no que se recogió información personal como pasatiempos y listas de contactos. La idea era poder reprimir críticas contra el uso del herbicida y facilitar la aprobación de productos que lo contengan, como Roundup, el producto por el cual deberán pagar la millonaria suma. Indignante y absurdo. No solo atentan contra la salud de las personas con el glifosato, si no que Bayern ahora se dedica a espiar a líderes y políticos para presionarlos a aprobar una sustancia que puede llegar a ser letal.

Lea  también: Adiós al glifosato: esta molécula no toxica podría reemplazarlo

Sin embargo, si en Bayern llueve, en Colombia no escampa. El gobierno del actual presidente se ha empecinado en implementar nuevamente las aspersiones con el herbicida para combatir el cultivo de drogas ilícitas. Para muchos de nosotros es obvio que Duque y Ramírez están cumpliendo con la agenda de un reducido sector de la sociedad colombiana, complaciendo los intereses del abanderado contras las FARC y el ELN. Otra estrategia más para promover la guerra y perpetuarse en el poder.

Un panorama oscuro que deja entrever realidades aún más complicadas con intereses y acciones que rayan en la ilegalidad. La buena noticia es que el fallo contra Bayern es el escenario perfecto para promover el debate, con argumentos sólidos, de por qué este producto debería prohibirse. Plata se puede generar sin tener que atentar contra la vida. El tráfico y cultivo ilegal de droga se puede eliminar implementando estrategias efectivas que respondan a las necesidades de 2019 y no de 2008. Promovamos este debate, infórmennos y exijamos que se deje de atentar contra la vida. Más allá de la agenda económica y de los intereses políticos, nuestros líderes deberían estar preocupados por los graves impactos que produce este químico.

 

LatinAmerican Post | Marcela Peñaloza

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…