fbpx

3 increíbles ejercicios para estimular a tu bebé

Escucha este artículo

Bebé sentado en el piso jugando.

Bebé sentado en el piso jugando. / Pixabay

Escucha este artículo


Read in english: 3 amazing exercises to stimulate your baby

 

La actividad física ayuda al desarrollo psicomotriz de tu bebé. Aquí te contamos de tres actividades para estimular el crecimiento de tu pequeño

Los expertos coinciden que desde edades tempranas se debe estimular el desarrollo físico y emocional de los bebés. Para estimular ese desarrollo, es importante hacerlo teniendo en cuenta las capacidades del niño y los ejercicios que va a disfrutar. Eso sí, no se trata de impulsar la carrera del siguiente Cristiano Ronaldo o Rafael Nadal, sino de que tu bebé se divierta mientras se ejercita y desarrolla su cuerpo y mente.

Descubre en esta lista, tres ejercicios para tu bebé.

1. Natación

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Bebes Lindos (@bebeslindosdomundo) el

 

Este es uno de los deportes preferidos por grandes y chicos. El contacto con el agua es divertido y además se ejercitan varios músculos, se trabaja el sistema respiratorio y la coordinación motora. Además, de acuerdo con Guía Infantil, la natación promueve la autoconfianza y la independencia.Puedes inscribir a tu hijo en clases de natación desde los seis meses y así estimularás:  

  • La coordinación
  • El equilibrio
  • La resistencia
  • El apetito
  • La capacidad de su sistema cardiorrespiratorio

Al ser una actividad que involucra varios músculos, la natación produce que ciertas habilidades psicomotrices se desarrollen de forma temprana; por ejemplo, gatear y caminar gracias al constante ejercicio de las extremidades. También te ayudará a establecer un patrón de sueño más claro para tu bebé. Pero no solo hay ventajas físicas, también hay aspectos sociales y psicológicos.

Guía Infantil resalta que a nivel psicológico los bebés sentirán más confianza en sí mismos al poder desplazarse por sí solos en el agua. Esto favorece el desarrollo de su inteligencia y sus habilidades comunicativas. Adicionalmente, saber nadar desde edades tempranas será una actividad sana y divertida que podría prevenir el ahogamiento de tu bebé.

Te puede interesar: Fular: estos son los beneficios de su uso 

A nivel social, la natación despierta en tu bebé el gusto por el juego y el deporte y aprender a compartir con otros niños y familiares. Esto es altamente beneficioso pues aprenderá a socializar, compartir y consolidar lazos de amistad.

2. Correr y saltar

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Bebes Lindos (@bebeslindosdomundo) el

 

Parecen acciones básicas, pero correr y saltar impulsan el movimiento, los reflejos, el equilibrio, la coordinación, la resistencia y la flexibilidad. Esta actividad es para niños más grandes que ya son capaces de permanecer de pie y caminar.

Puedes crear divertidos juegos para tus pequeños y así se ejercitarán sin darse cuenta. Por ejemplo, puedes llevar a tu hijo al parque e invitar a sus amiguitos para que persigan burbujas o que completen una carrera de obstáculos.

Saltar y correr son ejercicios que involucran el uso de las extremidades, lo que fortalecerá el desarrollo de la psicomotricidad y la coordinación. Estas actividades, hechas desde edades tempranas, evitarán que tu bebé sufra de obesidad pues queman calorías y mantienen el cuerpo tonificado.

Al practicarlas en compañía de otros niños de su edad, tu hijo tendrá mejores habilidades para comunicarse y establecer relaciones de amistad. Tú también puedes participar en estos juegos y así el pequeño disfrutará más de la actividad.

Lee también: Maternidad y tecnología: Conozca los startups más lucrativos y exitosos 

3. Yoga para bebés y niños

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Bebes Lindos (@bebeslindosdomundo) el

 

Hoy en día el yoga es uno de los deportes de moda en adultos y niños. Esta disciplina mejora la postura, la flexibilidad, la resistencia, la circulación la concentración, la calma, entre otros muchos aspectos. Para los bebés, el yoga es muy positivo y se puede practicar con los padres. Lo mejor, es que se puede hacer desde el primer mes de vida.

Debes buscar un instructor especializado en madres/padres y bebés para que te guíe correctamente durante las sesiones. Es muy importante que cuando vayas a iniciar cualquier actividad física, como madre, te asegures de estar en la condición ideal después del parto. Para asegurarte, consulta a tu médico.

Guía Infantil explica que los masajes que le hace la mamá o el papá al bebé durante las clases ayudarán a que el niño sufra en menor medida de cólicos por gases y los ejercicios de respiración harán que esté más tranquilo. El yoga también favorecerá el desarrollo de sentidos como la vista, el tacto y el oído. Fortalecerá además el vínculo afectivo entre padres e hijos.  

 

LatinAmerican Post | Marcela Peñaloza

Copy edited by Vanesa López Romero