fbpx

Noruega y su papel de mediador en la crisis venezolana

Escucha este artículo


Con la confirmación reciente de "contactos preliminares" con delegaciones de la oposición y el régimen venezolano, Noruega reafirma su papel mediador

Noruega y su papel de mediador en la crisis venezolana

Desde enero de este año, Venezuela ha sido escenario de todo tipo de manifestaciones, conciertos humanitarios, rebeliones militares y hasta liberaciones de prisioneros políticos. Aun así, ninguna de estas acciones ha logrado el principal objetivo: terminar el gobierno de Nicolás Maduro. Por esta razón, tal como lo confirmó Juan Guaidó la anterior semana en Twitter, se han buscado otras formas de solucionar la crisis con iniciativas desde el Grupo de Lima hasta el Grupo de Contacto de la Unión Europea.

Read in english: Norway and its role as mediator in the Venezuelan crisis

La anterior declaración surgió a partir del comunicado que hizo el gobierno noruego en la página oficial de su Ministerio de Relaciones Exteriores. En él se aclara que “Noruega informa que ha tenido contactos preliminares con representantes de los principales actores políticos de Venezuela, en una fase exploratoria, con el objetivo de apoyar la búsqueda de una solución a la situación del país.” Asimismo, elogia a ambas partes “por sus esfuerzos”. Según El Pais, , “las reuniones han sido exploratorias, para avanzar en una agenda de temas y una metodología de trabajo” y también asegura que la no se ha creado una mesa de diálogo, ya que las conversaciones de la Cancillería noruega han sido por separado con cada delegación.

Las reacciones no demoraron. Por el lado de las partes en cuestión, Jorge Arreaza, ministro de relaciones exteriores del oficialismo, expresó “su agradecimiento y su apoyo al diálogo por la Paz y la Soberanía”. Por su parte, Juan Guaidó recalcó que el contacto a través de la mediación noruega, no significa una negociación. Al respecto, afirmó en un video transmitido por DW que “Sí, hay unos envíados a Noruega […] ahora, y también lo he dicho hasta el cansancio, que no nos vamos a prestar para ningún tipo de negociación falsa”.

Como recuerda ALnavío, los delegados enviados a entablar diálogo son los siguientes. Por el lado del oficialismo, se encuentra Hector Rodriguez, gobernador de Miranda, y Jorge Rodriguez, ministro de Comunicación. Por el lado de la oposición, los representantes son Stalin Gonzales, segundo Vicepresidente de la Asamblea Nacional, Gerardo Blyde, exdiputado, y Fernando Martinez Mottola, exministro.

Por último, también se han escuchado voces disconformes con esta mediación noruega, principalmente de la Luis Almagro, presidente de la Organización de Estados Americanos (OEA). En una entrevista con Infobae, Almagro criticó el proceder de la Cancillería noruega por dos razones. La primera es que Noruega se acerca a ambas partes, como si fuera un conflicto, no como la dictadura que es. Según él, “es un acercamiento equivocado, porque esto no es un tema de conflicto entre dos partes, esto es cómo se sale de una dictadura y cómo se devuelven las garantías fundamentales a la gente”. El segundo punto es que Noruega, que no es miembro de la Unión Europea, no ha reconocido a Juan Guaidó como presidente interino, lo que “verdaderamente no ayuda, porque hay que llevar la negociación con Maduro diciendo 'usted no es un presidente legítimo, usted tiene que dejar el poder, usted tiene que cesar la usurpación'. En últimas, para él, “Sobre la base de que Maduro es todavía un presidente legítimo, no van a resolver ni la crisis humanitaria, ni la crisis migratoria, ni las violaciones sistemáticas de derechos humanos, sino que al contrario, se van a reforzar”.

Puede interesarle: Venezuela: especulación e incertidumbre

Noruega y su fama como mediador internacional

Que Noruega sea uno de los países clave en la posible salida pacífica entre el oficialismo y la oposición venezolana no es una casualidad. El país nórdico tiene una larga tradición como mediador en distintos conflictos no solo en Latino América, sino en todo el mundo. Esto sucede principalmente por la ‘neutralidad’ y política internacional que maneja.

El portal Prodavinci hace un recuento del trato que Noruega maneja como mediador. Noruega, a partir de su búsqueda de autonomía frente a otros paises, ha cultivado una ‘neutralidad’ que se basa en la promoción de los valores humanitarios. Esto es lo que en el país llaman una ‘geopólitica de los débiles’, conocida allá como política de compromiso (engasjementspolitikken), que consiste en la “promoción de valores humanitarios, la mediación y el firme apoyo a la multilateralidad”. Esta política se enfoca principalmente en temas “de derechos humanos, equidad de género, protección medioambiental y cambio climático”.

Gracias a estos valores de la política de compromiso, Noruega es reconocido como un actor relevante en las negociaciones y mediaciones internacionales. Por el consenso multipartidista alredor de los valores, el páis nórdico ha ganado “influencia y prestigio en la promoción de soluciones pacíficas a conflictos internacionales”.

La Nación recuerda que algunos de los conflictos históricos en los que ha participado han sido: el proceso de paz entre Colombia y grupo guerrillero de la FARC, cuyo acuerdo se firmó en el 2016; el acuerdo de paz de Guatemala firmado en 1996 entre el gobierno y los grupos armados revolucionarios; la mediación entre Palestina e Israel, cuyo resultado fue una firma de un acuerdo en 1993; los diálogos entre Sudán y Sudan del Sur desde el 2002, que resultó en la firma de un acuerdo en 2015, entre otros.

 

LatinAmerican Post | Juan Gabriel Bocanegra

Copy edited by Vanesa López Romero

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…