fbpx

¿A qué se debe la peligrosa crisis de Avianca?

Escucha este artículo


La aerolínea reporta pérdidas millonarias y acumula considerable deuda, ¿de dónde vinieron estos problemas y hacia dónde la llevarían?

¿A qué se debe la peligrosa crisis de Avianca?

Cuando el empresario boliviano Germán Efromovich adquirió Avianca, la segunda aerolínea más antigua del mundo, en el año 2004, ésta se encontraba en crisis. Contaba con una flota pequeña y desactualizada, incapaz de competir con las grandes aerolíneas de Latinoamérica. A pesar de eso, el liderazgo de Efromovich llevó a Avianca a convertirse en la segunda aerolínea más grande de la región.

Read in english: What is the origin of Avianca's dangerous crisis?

Sin embargo, según un reporte de Bloomberg, fue el mismo liderazgo de Eframovich el que la llevó a la nueva crisis en la que se encuentra hoy.

Según el portal Simple Flying, Avianca reportó pérdidas de $68 millones de dólares durante el primer trimestre del 2019. Malas noticias para la aerolínea, sin duda, pero nada nuevo en el mundo de la aviación. La aerolínea británica easyJet reportó pérdidas incluso peores durante el mismo trimestre, de casi $350 millones de dólares.

Lea también: ¿Cuánto le costará a Boeing la suspensión de su 737 MAX?

Adicional a las pérdidas trimestrales, Avianca se encuentra en problemas tratando de refinanciar una deuda superior a los $550 millones de dólares. Para la empresa calificadora de riesgo Standard & Poor’s, Avianca ya se ha tardado demasiado y redujeron su calificación crediticia de B a CCC+, además de reducir la calificación del programa de viajero frecuente de la aerolínea, llamado LifeMiles, de B a BB-. La fecha límite que se ha impuesto Avianca para asumir sus compromisos de deuda es mayo del 2020.

“Todas las calificaciones de la aerolínea fueron puestas bajo CreditWatch con implicaciones negativas” asegura el comunicado de S&P. “Si la demanda se deteriora o los mercados financieros se debilitan, consideramos que Avianca va a enfrentar dificultades a la hora de asegurar nuevas fuentes de financiamiento”.

La deuda de Efromovich

El grueso de la deuda que aqueja a los financieros de Avianca fue adquirida el año pasado por Efromovich, quien ofreció su participación del 51,5% en la empresa como garantía de un préstamo de United Continental Holdings, a quienes pertenece la aerolínea United. Sin embargo, según Bloomberg, poco después de adquirir el préstamo, Avianca habría violado los términos del acuerdo sobre el que se construyó, lo que podría dar a United argumentos para finalizar la adquisición de Avianca a través de la participación de Efromovich.

United ya declaró que no pretende hacerse de las acciones de Avianca por el momento. De igual manera, la sola posibilidad de que un escenario así se hiciera realidad trae problemas para Avianca, pues genera dudas para posibles prestamistas, dificultando su capacidad de conseguir nuevo financiamiento.

Además, en el caso de que la adquisición ocurriese, Avianca se vería forzado a conseguir más de $1.500 millones de dólares para reembolsar a sus prestamistas. Según Corredores Davivienda, esta cifra es casi cuatro veces mayor que las reservas en efectivo reportadas por la aerolínea en su balance general para el 2018.

¿De dónde vienen los problemas de Avianca?

Para Avianca, la adquisición de deudas es apenas normal, necesitaban liquidez para poder mantenerse a flote en un panorama comercial tormentoso. Lo que sorprende más es su incapacidad para refinanciarla, pues al estar reportando pérdidas trimestrales de estas proporciones, no podrán cumplir con los compromisos existentes sin asumir nuevos con otros prestamistas.

Debido a la gran generación de pérdidas de Avianca es que se ha dado una tasa de cambio desfavorable. El combustible, las tarifas aeroportuarias, los repuestos de embarcaciones y las nuevas embarcaciones todas se adquieren en dólares, mientras que el dinero que Avianca recauda de sus clientes principalmente llega en otras divisas, considerablemente más débiles y en proceso de debilitarse aún más. Esto genera un desbalance considerable entre los ingresos y los egresos de la compañía a causa del tipo de cambio.

Además, otro de los problemas que enfrenta Avianca es una flota altamente heterogénea. Para una aerolínea es provechoso operar flota con tan pocos tipos de embarcaciones diferentes como sea posible. Cada embarcación diferente dentro de una misma flota representa un nuevo programa de entrenamiento para pilotos y mecánicos, un nuevo inventario de repuestos, nuevas adaptaciones para las instalaciones y hasta un nuevo video de seguridad para los pasajeros. Esto significa que entre menos tipos de embarcaciones se tengan en servicio, serán menos los costos de adecuaciones y mantenimiento. Avianca tiene 11 tipos de embarcaciones diferentes, demasiada variedad para una flota de apenas 110 embarcaciones.

 

LatinAmerican Post | Pedro Bernal

Copy edited by Juliana Suárez

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…