fbpx

Paraguay: así va la presidencia de Mario Abdo Benítez

Escucha este artículo


Mario Abdo Benitez recibió en septiembre un país dividido y con desconfianza en las instituciones. Estas han sido algunas de las acciones del presidente

Paraguay: así va la presidencia de Mario Abdo Benítez

A unos pocos meses de que Abdo Benitez cumpla un año como presidente de Paraguay, sus políticas han buscado enfocarse en darle prioridad a los más pobres y devolver la confianza en las instituciones, la cual se ha perdido en gran parte por la permanencia de miembros presuntamente corruptos en el Gobierno.

Read in english: Paraguay: this has been the presidency of Mario Abdo Benítez

En vísperas de su posesión, en septiembre del 2018, los ciudadanos salían a las calles a protestar en contra de las instituciones, pues no se sentían representados por sus miembros. De igual forma, de acuerdo con CNN, las personas necesitaban un presidente que fuera cercano a ellos y que se enfocara en la economía, teniendo como foco la pobreza que asciende el 27% (pobreza extrema, es decir quienes no tienen acceso a los recursos básicos como agua, salud ,alimentación).

Después de sus primeros meses, la unión en un país desigual sigue siendo el reto más grande; sin embargo, se ha centrado en varios puntos principalmente. Por un lado, las reformas educativa y tributaria han sido dos de sus principales motores en lo que va del año 2019, haciendo nuevas propuestas, que iguamente han sido altamente criticadas. Por otro lado, las relaciones exteriores han sido su prioridad, especialmente en América Latina, con la intención de posicionarse de mejor manera internacionalmente.

Lea también: Nicaragua: Ortega vs. la oposición

La polémica reforma tributaria

El pasado mes de abril, Abdo Benitez presentó ante el congreso una propuesta de la que se venía especulando desde finales de 2018. En primer lugar, los cambios fueron catalogados por el presidente como una “modernización” del sistema tributario, mas no cambios radicales en él. “La idea resida en priorizar los impuestro directos sobre los indirectos y en aumentar la recaudación por una mayor formalización”, publicó el Centro Estratégico Latinoamericano de Geopolítica (CELAG).

Con esta reforma, la intención es seguir potenciando la economía, que lleva aumentando en un 5% durante los últimos años, lo que la ha dejado como una economía estable. Sin embargo, EFE asegura que sus “previsiones de crecimiento empiezan a ralentizarse, a un ritmo de 3,5%, en un contexto regional incierto”. Teniendo esto en cuenta, la reforma tiene el objetivo de aumentar al menos en un 1% el PIB.

A pesar de estos intentos, la reforma ha llamado la atención de la oposición, pues este sector la critica pues asegura que afectará al pueblo paraguayo, específicamente al trabajador común. Esta indignación no solo se ha difundido por el pueblo, sino en los distintos gremios empresariales. El cuestionamiento va dirigido hacia el cambio en el Impuesto a la Renta Personal (IRP), “que abonan las personas que ganas más de tres salarios mínimoms y se cobra en relación a sus ingresos”, afirma el CELAG.

A pesar de las críticas, Mario Abdo Benitez ha afirmado que la reforma tendrá “impacto cero en la clase trabajadora”.

Una reforma educativa visionaria

Los cambios en la educación buscan dejar a Paraguay bien parado en términos educativos a nivel mundial. Desde septiembre de 2018, Abdo Benitez se sentó en lo que llamó “el proceso de diálogo social para transformar la educación”, según ABC Paraguay, en donde se plantearon alternativas en la educación actual. Posterior a esto, en febrero del 2019, un portavoz del Gobierno presentó una primera propuesta, asegurando que el presidente la presentaría después para discutir su aprobación.

Según EFE, la propuesta se centrará en “aumentar la formación de los docentes con el fin de implementar un nuevo método pedagógico”. En cuanto a esto, se harán capacitaciones continuas a los más de 80.000 docentes públicos en el país. Igualmente, siguiendo unos lineamientos del Banco Mundial en un informe publicado en 2018, los cambios también se centrarán en destinar más presupuesto público a la educación. Así, se estima que subirían al menos un par de puntos al 3.4% del PIB que se invierte actualmente en educación. Esto, ya que el informe sugería que Paraguay estaba por debajo de la media de los países con capacidades similares, que ronda en el 5.4%.

De esta forma, con más inversión y capacitación a la docencia, se busca mejorar la calidad de la educación. Por un lado, continuar la lucha contra malos resultados académicos, así como la deserción en la educación media, que actualmente es del 64%, de acuerdo con el Observatorio Educativo Ciudadano. Asimismo, cambiaría el sistema de financiación educativo, aunque el “diálogo social” aún continua y será presentado, se espera, a final de año.

Paraguay y América Latina

Uno de los principales esfuerzos del presidente ha sido posicionar a Paraguay en un ámbito internacional más fuerte, por lo que se ha centrado en el fortalicimiento de sus relaciones, especialmente con sus vecinos y en general con la región. Entre sus esfuerzos, por ejemplo, destaca el papel contundente que ha tenido frente a la crisis en Venezuela, en donde ha decidido romper relaciones diplomáticas con Nicolás Maduro y ha apoyado abiertamente a Juan Guaidó. Esta posición lo ha puesto como uno de los referentes en la lucha contra la llamada “dictadura” de Nicolás Maduro, junto con Brasil y Colombia.

Estas acciones lo han llevado a afianzar su relación con Jair Bolsonaro, lo que lo ha beneficiado ya que, además de ser su país vecino, resulta ser un gran apoyo económico para el país, al igual que Argentina. Por un lado, ambos países han pactado la construcción de un puente binacional con el que se unirán ambos países a través del Río Paraná. Además, los mandatarios han aprovechado para adelantar un acuerdo para regular la distribución de energía de la hidroeléctrica Itaipú. De acuerdo con El País, “la obra busca el desarrollo de la Triple Frontera, como se llama al punto que une ambos países y Argentina”.

Lea también: Manifestaciones en Brasil: un pueblo dividido en dos por Bolsonaro

Sin embargo, la vecindad con Brasil no le ha traído solo cosas buenas. A raíz del desarrollo de la frontera brasileña, los paraguayos están exigiendo que haya una reforma agraria que le devuelva sus tierras a los campesinos del pequeño país, pues muchas se han perdido al no haber claridad en los territorios y la repartición de sus terrenos. Es por esto que tanto campesinos como comunidades indígenas se han manifestado en varias ocasiones exigiéndole a Mario Abdo Benitez que ayude a sus comunidades.

 

LatinAmerican Post | Juliana Suárez

Copy edited by Vanesa López Romero

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…