fbpx

3 consejos para enseñarle a tu bebé a dejar el pañal

Escucha este artículo


El proceso para que un bebé deje el pañal suele ser largo y tedioso, pero hay tips que pueden ayudar a que sea más fácil y llevadero. Acá te conatmos algunos

3 consejos para enseñarle a tu bebé a dejar el pañal

El momento en el que un bebé deja los pañales es uno de los más esperados por los padres; no solo implica dejar de cambiar pañales todos los días durante todo el día, sino también dejar de gastarse una gran cantidad de dinero en ellos. Sin embargo, dejar el pañal es todo un proceso, y lo primero que debes tener en cuenta es que necesitarás ser paciente, pues tu pequeño debe ir paso a paso.

Read in english: 3 tips to teach your baby to leave the diaper

1. El momento indicado

Normalmente un bebé comienza a identificar que tiene ganas de hacer pipí o popó hacia el año recién cumplido, los expertos consideran que un buen momento para iniciar el entrenamiento para dejar el pañal es a los 18 meses de edad. Debes tener en cuenta que no todos los bebés son iguales, hay quienes dejan los pañales hasta los tres años de edad. Esto también depende de otras capacidades que ya haya obtenido o que deba obtener para poder ir al baño, como por ejemplo: seguir instrucciones sencillas como quedarse quieto, caminar o responder con sí y no; sentarse y parase solo; quitarse y ponerse las prendas inferiores él solito, etc.

2. ¿Qué no debes hacer?

Dejar de llevar pañal implica controlar los esfínteres, una capacidad que tenemos todos los seres humanos a menos de que una afección física o psicológica no lo permita. Justamente por esto, el proceso debe ser visto como algo natural, algo que no debe apresurarse ni obligarse, pues esto puede traer consecuencias más adelante. Debes ser muy cuidadoso con tus medidas y palabras a la hora de realizar el proceso. 

Lee también: Todo lo que debes saber de los bebés prematuros 

No premies: si le dices a tu pequeño que si hace pipí o popó en la taza le das un premio, es muy probable que tiempo después, si no hay premio, patalee o incluso se haga en la ropa interior. En cambio, puedes celebrarlo con una canción o un aplauso.

No castigues: sé muy cuidadoso con tus palabras. No lo llames cochino, puerco, etc. por hacerse encima. Tampoco castigues quitándole cosas o amenazándolo con otras. Recuerda: es un proceso natural y no debe ser obligado.

3. El espacio adecuado

Para que tu pequeño se sienta tranquilo y su experiencia aprendiendo a dejar el pañal sea agradable, debes contar con el espacio y los utensilios indicados. Un buen método es iniciar poniendo la bacinilla en el lugar donde él más frecuenta, de esta forma se sentirá más cómodo al estar en un espacio que ya conoce. Si prefieres que de una vez se acostumbre al baño, entonces invítalo a entrar y explorarlo para que se familiarice con él.

No lo obligues a sentarse inmediatamente en la bacinilla, esto suele provocar que el niño o niña le coja miedo a ella y eso hará que su proceso se vea truncado y tú, probablemente, termines comprando otra. Deja primero que se acerque, conozca el nuevo utensilio y por instinto se siente en ella. Si quieres que el espacio sea más llamativo para él, puedes agregarle toallas temáticas y juguetes en el lavamanos.

Para que sea más sencillo para tu bebé, puedes también mostrarle cómo hacerlo; a esa edad los pequeños buscan imitar a sus padres o a los más grandes en muchas cosas, por lo que tu demostración puede ayudarle bastante.

 

LatinAmerican Post | Vanesa López Romero

Copy edited by Juliana Suárez

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…