fbpx

Ligas profesionales con equipos de otros países: ¿positivo o negativo?

En Estados Unidos e Inglaterra, ocurre este fenómeno hace muchos años. ¿Qué tan bueno o malo es?

Ligas profesionales con equipos de otros países: ¿positivo o negativo?

En lo particular, nunca he sido partidario del nacionalismo tan marcado, pues desde mi punto de vista uno debe resaltar siempre lo bueno y aceptar lo no tan bueno de su país o región. También uno debe reconocer cuando otra es superior en algún tema o sencillamente está haciendo mejor las cosas. En el periodismo deportivo es muy natural observar esto, lo cual muchas veces nos hace perder objetividad.

Read in english: Professional leagues with teams from other countries: positive or negative?

Este concepto a su vez se traslada al campo del deporte en materia organizacional. ¿Usted se imagina el ‘Brasileirao’ con algunos equipos argentinos o la Superliga Argentina con clubes brasileños? ¿No, verdad? Quizá estamos utilizando un ejemplo extremo.

Digamos que tampoco nos imaginamos a clubes colombianos o venezolanos —los países más cercanos geográficamente hablando— siendo aceptados en la liga de fútbol de Brasil. Hasta allí es hasta cierto punto normal, sobre todo porque en América Latina la situación económica no es la más favorable.

Precisar si en nuestro continente estamos cerca o lejos de aplicar un sistema internacional de competición es tema de otro momento. Lo cierto es que todas las limitantes anteriormente mencionadas no han sido obstáculos para países más desarrollados como Estados Unidos e Inglaterra. A través de productos como la Major League Baseball, la NBA, la Major League Soccer o la Premier League, estos paises han abierto sus puertas a Canadá y Gales, respectivamente, para convertir el deporte nacional en algo mucho más atractivo e incluyente. Al menos a mi parecer.

Lea también: ¿Cuáles son los equipos más valiosos de la MLB?

En el plano cultural, es una manera de acercarse a otras culturas y costumbres, y por ende a más y diversos fanáticos. También es una manera de dar a conocer en alguna medida al otro país que ingresa en esas ligas, a través del impresionante marketing que las rodean. Todo ello impulsa los contratos publicitarios.

Eso sí, es algo que se debe ejecutar de manera paulatina, porque la penetración en otros mercados, más allá del éxito de algunas ligas, debe ir cumpliendo ciertos requisitos o normativas de cada país.

Un buen ejemplo de ello es Estados Unidos con México, la nación latinoamericana que quizá está más cerca de ingresar en las ligas norteamericanas. Los estadios mexicanos han recibido partidos oficiales de la NBA, la Major League Baseball hace varios años (aquí también entra Puerto Rico). En los últimos días,  hasta la NFL tenía planificado el partido de la semana 11 de la temporada 2018 en el Estadio Azteca entre los Kansas City Chiefs y Los Ángeles Rams, pero, a última hora, las pésimas condiciones del mencionado estadio revirtieron la programación y se realizó en suelo estadounidense.

México, valga acotar, también ha recibido válidas oficiales de la Fórmula Uno, por lo que también ese campeonato, que en este caso si es internacional porque se realiza en diferentes lugares del mundo, ha incluido al ‘gigante centroamericano’ para que forme parte de su historia. Esto lo digo, porque se nota que ya México se abrió a estas posibilidades y es una nación que ha dado pasos hacia su promoción a través de eventos deportivos organizados en otros países. Este panorama podría despertar el interés de otras naciones como Brasil, Chile o Argentina en enrolarse en este tipo de proyectos.

Lea también: Premier League: una superioridad esperada, pero que debe mantenerse

Canadá, el mejor ejemplo

Canadá, un país potencia, ha sido partícipe de las principales ligas deportivas profesionales de Estados Unidos desde hace muchos años. La ciudad que más participa en estos encuentros es Toronto, que participa en la MLB con los Blue Jays, el conjunto más representativo del deporte canadiense dentro de EEUU.

Los Blue Jays cumplieron 42 años de fundados este 2019, tienen en su haber dos títulos de Serie Mundial en 1992 y 1993, y por ende dos banderines de campeones de la Liga Americana. También lograron llegar este año y por primera vez en su historia a la final de la NBA a través de un club mucho más longevo que los Bue Jays, los Raptors, fundados en 1995. Antes de este logro, solo habían podido conseguir seis títulos de división.

Estuvieron los Vancouver Grizzlies en la NBA, pero su historia fue bastante corta, apenas seis temporadas entre 1995 y 2001, sin ningún logro, pues fueron eliminados en temporada regular durante esos seis años. Un poco de mejor suerte tuvieron los Montreal Expos en el béisbol, ya que estuvieron 25 años en la Gran Carpa, entre 1969 y 2004, pero deportivamente solo alcanzó en 1981 el banderín de La División Este de la Liga Nacional.

Por último, la Major League Soccer, la más joven de estas competiciones, es la que hoy en día cuenta con más equipos canadienses en su circuito: Toronto FC (campeones en 2017), Vancouver Whitecaps y Montreal Impact. Todo hace pensar que los títulos no se quedarán solo en Blue Jays y Toronto FC, y que los conjuntos canadienses seguirán creciendo para seguir expandiendo el deporte profesional organizado de Estados Unidos hacia otros países.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by NBA (@nba) on

La Premier League abrió sus puertas

La Premier League de Inglaterra también se internacionalizó. No solo hablamos de sus conceptos por derechos de transmisión televisiva, sino de que los clubes con mayores recursos económicos y mayor número de hinchas de Gales, como Swansea City, Cardiff City y el Wrexham AFC, juegan en las competiciones de Inglaterra, un excelente mercado para promocionarse a nivel internacional y equipos de mayor nivel competitivo.

Al pertenecer ambos países al Reino Unido, es mucho más fácil integrar a estos conjuntos, aun cuando ni Escocia ni Irlanda del Norte lo hacen y tienen sus propias ligas. Gales también, pero, en este caso, sus principales clubes prefirieron emigrar a la Premier League. Aunque todavía no alcanzan logros importantes y pasan mayor tiempo en la Segunda División, sin duda le dan un carácter más internacional a la que hoy, para muchos, incluyéndome, es el mejor campeonato profesional del mundo.

 

LatinAmerican Post | Onofre Zambrano

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…