fbpx

Latinoamérica debe entrar en la carrera por la tecnología 5G

Escucha este artículo

 

No solo es una cuestión de que los hogares sean inteligentes, sino que la red 5G aumentaría la competitividad de la región para mejorar las condiciones de vida

Latinoamérica debe entrar en la carrera por la tecnología 5G

En los últimos meses hemos sido testigos de la guerra comercial entre China y Estados Unidos, de la cual una línea de discusión ha sido la oferta de servicios de telecomunicación del gigante Huawei. Más allá de la desconfianza del gobierno americano frente a la posibilidad de que el Gobierno chino adquiera información a través de la infraestructura de redes, esta disputa es otra prueba de dos puntos. Primero, la importancia del uso de la tecnología para el Estado y, segundo, la carrera tecnológica que se traduce en una carrera por el posicionamiento y competitividad de un país.

Read in english: Latin America must enter the race for 5G technology

Uno de los avances tecnológicos con mayor peso en esta carrera es la red 5G, esa que por fin haría posible ‘el Internet de las cosas’. Esto significa la posibilidad de conectar todo objeto a una red Wi-fi y, así, aumentar el rango de usos y personalización que puede ofrecer. En su lado más mundano, esto significa cafeteras y neveras que se adaptan a tus horarios, televisores que te recomiendan shows y, en general, un hogar que se adapte a todas tus preferencias. Esto es posible por el aumento en la velocidad de la latencia que significa más velocidad en la navegación, es decir, más facilidad y rapidez en la transmisión de datos.

Sin embargo, este uso es sólo una minúscula parte de lo que esta nueva tecnología puede ofrecer. Es más, puede determinar la capacidad de desarrollar programas en todo tipo de campos que incrementarían la competitividad de la región a nivel global. Por esto, tanto la investigación como la implementación de tecnología 5G debería ser una prioridad de los gobiernos latinoamericanos.

Puede interesarte: ¡No más medios politizados!

Solo basta mencionar unos ejemplos, particularmente con relación al manejo remoto que sería posible y que se relacionan con el llamado ‘Internet de las habilidades’. En medicina, la posibilidad de hacer operaciones a distancia existiría, ya que se podrían transmitir video de muy alta calidad en gafas especiales que el médico use. Asimismo, guantes con una experiencia sensitiva inmediata harían que el doctor sienta en sus manos la interacción con el cuerpo de manera tan real que el detalle en cada movimiento podría ser óptimo. Imaginemos, teniendo en cuenta las grandes distancias que separan ciertas regiones de los centros urbanos (como el Amazonas), que una persona pueda ser atendida en el centro de salud local por un profesional más capacitado en la ciudad.

En cuanto a transportes, habría la posibilidad de manejar maquinaria pesada a distancia. Esto no solo implicaría la capacidad de trabajar en regiones de alto riesgo en la construcción de vías o cualquier tipo de estructura, sino que también la posibilidad de intervenir en derrumbes y otro tipo de desastres con más rapidez y menos riesgos.

Finalmente, la cobertura educativa aumentaría su amplitud, ya que estudiantes, tanto universitarios como colegiales, podrían acceder a videos y archivos pesados rápidamente, lo que se traduce en cursos más interactivos y complejos a nivel de interfaz. Así, la educación se descentralizaría y sería posible obtenerla fuera de las ciudades con niveles de calidad equiparables.

Mayor acceso a la educación, mejor cobertura médica y un aumento en la productividad de construcción, todos estos son elementos que vuelven un país más competitivo en el mercado. Si Latinoamérica invierte en este avance tecnológico, tanto su influencia global como la calidad de vida de sus habitantes podría mejorar.

 

LatinAmerican Post | Equipo editorial

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…