fbpx

‘Bolivia dice NO’ a la reelección de Evo Morales

Escucha este artículo


El pasado 10 de junio, Bolivia presenció nuevamente protestas en contra de la cuarta reelección del presidente Evo Morales

‘Bolivia dice NO’ a la reelección de Evo Morales
Read in english: 'Bolivia says NO' to the reelection of Evo Morales

‘Bolivia dice NO’. Esa es la consigna de las protestas del pasado lunes 10 de junio, en la que miles de ciudadanos salieron a las calles de las principales ciudades del país a pedir que no se le permita a Morales volverse a lanzar a la presidencia.

Desde diciembre del 2018, los bolivianos han salido a la calle en repetidas ocasiones para protestar en contra de la candidatura de Evo Morales, quien lleva en la presidencia desde el 2006. Fue a finales de 2018 cuando Morales aseguró que se lanzaría una vez más y que desde ese momento iba a comenzar su campaña presidencial. Inmediatamente, miles de opositores salieron a las calles en lo que terminó con varios heridos e incluso un muerto. Desde entonces, varias han sido las ocasiones en las que se han vuelto a manifestar en las calles.

Lea también: ¿Sabes quiénes son los presidentes de estos países?

En las protestas participaron candidatos presidenciales opositores y aseguraron que, siguiendo la Constitución, Evo Morales no debería tener la oportunidad de presentarse nuevamente.

En esta ocasión, la petición va más allá de luchar en contra del actual presidente, pues están exigiendo la renuncia del Tribunal Supremo Electoral (TSE). Esta exigencia surge, porque los ciudadanos consideran que no es una autoridad competente para asegurar que las próximas elecciones sean democráticas. De acuerdo con el candidato opositor Carlos Mesa, el TSE “está totalmente copado por el gobierno y que es una respuesta a las articulaciones que el gobierno hace en favor de sus intereses”, dijo a CNN.

En respuesta a las manifestaciones, el gobierno dijo que se trataba de un boicot de la oposición para desestimar y desestabilizar a Evo Morales y su gobierno. Esto, ya que según el oficialismo, se cumplió a cabalidad con lo necesario para presentar la candidatura.

Mientras tanto, distintas organizaciones han afirmado que se seguirán manifestando en próximos días y que es posible que llamen a un paro nacional.

¿Por qué Evo Morales sigue lanzándose a la presidencia?

Las leyes de este país permite solo una reelección consecutiva, por lo que, en teoría, Evo Morales estaría, desde su mandato anterior, imposibilitado para continuar postulándose. A pesar de esto, Morales se lanzó a una segunda reelección (y tercer mandato) en 2014, que fue aprobada por un “fallo Constitucional que señaló que Bolivia fue refundada con la nueva Carta Magna que el mismo mandatario puso en vigencia en 2009”, de acuerdo con la Deutsche Welle.

Tras esta decisión, Evo Morales, declarándose habilitado para volverse a reelegir, realizó un referéndum en 2016 en el que preguntó a los ciudadanos si apoyaban su reelección. A pesar de ganar el ‘No’, lo que hubiera impedido su candidatura, el Movimiento Al Socialismo (MAS) presentó una petición para modificar algunos artículos de la Constitución y de la Ley Electoral para permitir más de una reelección.

De acuerdo con Telesur, “en 2017, una sentencia del Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP) habilitó la repostulación de Morales, con base en el artículo 23 de la Convención Americana de Derechos Humanos”. Esta decisión, aunque criticada por la oposición, fue aceptada por organizaciones como la ONU. Siendo así, Evo Morales podría reelegirse indefinidamente bajo la razón de que es un derecho humano.

La decisión final, la cual le dio luz verde a Evo Morales para volverse a presentar como candidato para el periodo presidencial 2020-2025, fue dada por el Tribunal Supremo Electoral (TSE). Esta es la razón por la que los ciudadanos han salido a protestar en contra de este tribunal, puesto que la decisión ya está dada y no tendría frutos salir a protestar contra la postulación en sí. Teniendo esto en cuenta, los bolivianos no consideran que el TSE sea apto para asegurar la democracia en las elecciones que se llevarán a cabo en octubre del 2019.

Por su parte, Luis Almagro, Secretario General de la Organización de Estados Americanos (OEA), que está altamente comprometido con la democracia y ha sido crítico de regímenes dictatoriales como el de Nicaragua, ha asegurado que iría en contra de la democracia no permitir que Morales lance su candidatura. Almagro afirmó que la postura de la OEA es apoyar la decisión de que Morales pueda presentarse nuevamente y que, en otras ocasiones, se ha utilizado la misma estrategia de invocar la reelección como un derecho humano.

Lea también: Nicaragua: Ortega vs. la oposición

A pesar de que en repetidas ocasiones Almagro afirmó que no es un respaldo a la candidatura, pues la función de la OEA en estos casos es abogar por la democracia y no apoyar a ningún candidato, la declaración molestó a la oposición. El expresidente y líder opositor, Jorge ‘Tuto’ Quiroga, aseguró que ese apoyo a la candidatura significaba “un pacto para reelecciones”, en el que Almagro estaría buscando votos para su propia reelección.

En declaraciones para CNN, Quiroga afirmó que este apoyo ha sido una decepción porque antes Almagro había dicho que “no se puede, por fallo judicial, anular la voluntad general expresada en el referéndum, que la Convención de Derechos Humanos no da el derecho a la reelección perpetua, que ser tirano no es un derecho humano protegido por la OEA (...) dijo que anular el límite de mandatos y desconocer la voluntad popular era dañar la democracia e instaurar una dictadura”.

 

LatinAmerican Post | Juliana Suárez

Copy edited by Juan Gabriel Bocanegra

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…