fbpx

Europa y su mayor crecimiento frente al fútbol latinoamericano

Escucha este artículo

 

El dominio del viejo continente en los más recientes torneos organizados por FIFA son una alerta para el balompié de nuestra region latinoamericana

Europa y su mayor crecimiento frente al fútbol latinoamericano últimamente

A propósito del inicio de la Copa América 2019, un evento que en otros años reunía a las mejores selecciones del mundo, hoy creemos prudente hablar de la involución que parece estar sufriendo nuestro fútbol en relación con el europeo, que se ha quedado con la mayoría de los torneos FIFA más importantes en los últimos tiempos.

De hecho, para el próximo mundial de fútbol de mayores en Qatar 2022, por primera vez se cumplirán 20 años de la última conquista de un país sudamericano en este torneo. El último fue Brasil en la edición de Corea y Japón 2002.

Si la Conmebol logra el título en el recóndito país asiático, la mala racha se detendrá en 20 años. De lo contrario, se extenderá por 24 y en espera de lo que ocurra en United 2026 en el que países americanos son los anfitriones: Estados Unidos, Canadá y México.

Repasemos. Italia fue campeón en Alemania 2006 venciendo en la final a Francia en unas semifinales en las que solo hubo europeos, pues también la jugaron el país anfitrión y Portugal. En Sudáfrica 2010, el campeón fue España al derrotar en la final a Holanda y el podio lo cerró Alemania, que venció en la definición por el tercer lugar a Uruguay. De ocho semifinalistas en dos mundiales, solo un sudamericano.

Brasil 2014 parecía la mejor oportunidad para que las selecciones de Conmebol se resarcieran y tomaran el mando. Les fue mejor, sí, pero no ganarón. En el podio, estuvieron Alemania (Campeón), Argentina (subcampeón) y Holanda (tercero). Brasil fue la gran decepción y debió conformarse con el cuarto lugar, luego de ser vapuleada en semifinales por un histórico 7-1 a cargo de los ´teutones’.

Rusia 2018 no hizo sino confirmar la tendencia. Otra vez, los cuatro semifinalistas fueron europeos. Francia, a la postre campeón, Croacia subcampeón, Bélgica tercer lugar e Inglaterra cuarto. En total, cuatro títulos consecutivos para Europa y 13 de los últimos 16 semifinalistas. Es una superioridad abrumadora que, además, les permite pasar a dominar en títulos: 12-9. Esa superioridad, aunque no histórica, se ha visto reflejada también en los más cercanos mundiales Sub-20.

Lea también: Copa América 2020: ¿Ya conoces las dos sedes?

Mundiales Sub-20 y Confederaciones

En la categoría Sub-20, también llamada juvenil, el liderazgo histórico es para Sudamérica con 11 títulos (6 Argentina y 5 Brasil) en oposición a 9 de los europeos (Portugal y Serbia con 2, más Inglaterra, Francia, España, Alemania y Rusia con 1) y a 1 de África (Ghana en el 2009)

Sin embargo, en las tres más recientes ediciones celebradas en Turquía (2013), Nueva Zelanda (2015) y Corea del Sur (2017), los campeones fueron siempre europeos: Francia, Serbia e Inglaterra, lo que empata más la tabla histórica y, sobre todo, demuestra una vez más el creciente dominio de los del viejo continente. Una situación que ya es preocupante y nos debería quitar la venda de los ojos de que en esta parte del mundo 'jugamos el mejor fútbol'.

Eso sí, al momento de usted leer esto, quizá tengamos como latinoamericanos la posibilidad de jugar el partido final de esta edición de Polonia 2019. Eso sí, contra un europeo, pues una de las dos semifinales fue disputada entre Italia y Ucrania, lo que dejó a Ecuador contra Corea del Sur por la otra llave. O Europa extiende su dominio o Sudamérica se sacude el yugo o, ¿por qué no?, Asia se titula por primera vez en esta categoría.

Si evaluamos la Copa Confederaciones, cuya última edición se celebró en 2017 en Rusia, allí el saldo fue mejor para los sudamericanos, aunque la más reciente versión fue ganada por Alemania. En resumen, entre estos dos torneos, de las últimas cinco ediciones desde 2013,  4 han sido ganadas por europeos. Solo en Juegos Olímpicos, que sabemos es una categoría no aceptada por FIFA para sus competiciones (la Sub-23), América ha sido claro dominador en los últimos años.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Audrey Ferreyra. Oficial (@audrey_ferll.fit) on

Conclusión

Algo está pasando, eso está claro. A nivel de clubes, la diferencia es cada vez más amplia, pero en este rubro es justificable, pues los clubes europeos son quienes poseen el mayor músculo económico para contratar a los mejores futbolistas de cada continente. En muchos casos, estos son patrocinados por grupos inversores asiáticos y con el fin de enfrentarlos contra los equipos de su región de origen en los mundiales de clubes.

Aquí, ante esa realidad comercial, es poco lo que se puede hacer, pero en selecciones eso no aplica y, aun así, los europeos han extendido su dominio con mucho trabajo desde las bases. El viejo continente entiende mejor qué es lo que prima en el fútbol actual: orden, fortaleza física y mental antes que la táctica y la técnica, las cuales son más fáciles de precisar y combatir por el rival.

Los resultados no siempre son todo en el deporte, pero sí es lo principal, la vara de medición más exacta. Ya el fútbol no es jugar bonito y los sudamericanos han adoptado ese estilo, queriendo ser más europeos, pero quizá jugando a algo que no sienten. Este continente siempre se caracterizó por osadía, gambeta, juego a ras de piso y mucha riqueza técnica.

Eso ya no alcanza y tampoco alcanzará querer copiar un modelo con jugadores con un biotipo y una mentalidad distinta. América debe trabajar ordenadamente y olvidarse de las glorias del pasado para recuperar el sitial de honor que hemos perdido en el fútbol mundial a manos de los europeos, esos a los que llamamos ‘troncos’, pero que nos están ganando en todo. Veremos.

 

LatinAmerican Post | Onofre Zambrano

Copy edited by Juan Gabriel Bocanegra

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…