fbpx

Esculpir en arcilla para principiantes

Escucha este artículo


A continuación te contamos algunas cosas para tener en cuenta al momento de esculpir en arcilla

Todos sabemos que esculpir no es cosa fácil, depende del material en el que la pieza se realice y la figura que se quiera realizar. La arcilla es uno de esos materiales que es difícil de manejar, es por esto que queremos darte algunos consejos para que tengas una buena experiencia en tu primer acercamiento a ella.

Lee también: Agenda cultural: Te contamos actividades y descubrimientos artísticos de la semana

1. Materiales

Además de la cantidad de arcilla necesaria, hay otros utensilios como los palillos para moldear, rodillo o algo similar para amasar. Es posible que también necesites alambre fino o hilo de alambre para cortar el material, alambre grueso y alicates para cortar los mismos. Cuchillo, agua y caballete con plataforma giratoria, la última no es tan necesaria si se trata de intentos, pero si se piensa continuar realizando varias esculturas, sí es recomendable la adquisición de una de estas, son extras que harán mucho más fácil la manipulación de la arcilla.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

Una publicación compartida de El Erizo (@elerizoespaciocreativo) el

2. Zona de trabajo

Esta debe estar debidamente preparada, la arcilla no es una plastilina, la textura es muy diferente y puede llegar a ensuciar mucho. Por eso recomendamos que tengas todo preparado con anterioridad, que sepas qué es lo que quieres hacer y tengas un mantel de plástico en el que puedas trabajar con tranquilidad. Además, la ropa que utilices pueda ensuciarse, por lo que te recomendamos usar ropa vieja o que no vayas a tener problema de manchar.

3. Manos a la obra

Cuando ya se tenga claro cuál es la figura que se quiere realizar y como en la mayoría de ramas de las Bellas Artes, se tenga un boceto, se puede comenzar por seleccionar la cantidad de arcilla que se quiera utilizar. Según el portal totenart.com, lo normal es que al comprar un bloque grande se corte un cuadrante de este con el hilo de alambre y luego se puede ir añadiendo nuevos trozos de material a la pieza. Si es un obra bastante grande, el mismo portal afirma se debe rellenar de una estructura de alambre grueso. Es importante tener en cuenta que la arcilla se debe amasar bien para ir aplicándola poco a poco en la escultura en caso que esta falte desde un principio. Una vez terminada la pieza, debes tener en cuenta que la arcilla requiere de cocción en un horno especial de lo contrario esta puede quebrarse y no quedar apta para lucirla, usarla o pintarla posteriormente.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Araukaria (@araukaria.taller) el

 

LatinAmerican Post | Ana María Aray Mariño

Copy edited by Vanesa López Romero

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…